sábado, 20 abril 2024

El ingeniero de AIN que convierte el cristal y el vidrio en fotografías artísticas a través del microscopio

Desde 2013, Javier Osés, ingeniero de la Asociación de la Industria Navarra (AIN), realiza fotografías con su microscopio digital a partir de materiales sometidos a reacciones químicas, que evocan formas de la naturaleza, atardeceres, túneles... Ese es el germen que ha dado forma al proyecto 'Visual-Tech 4.0', en el que colabora la UPNA y que fue presentado este martes. La iniciativa está coordinada por ADItech, a su vez coordinador del Sistema Navarro de I+D+i (SINAI), y financiada por el Gobierno de Navarra en la convocatoria de ayudas a centros tecnológicos y organismos de investigación para la realización de proyectos colaborativos de I+D.


Pamplona - 19 marzo, 2024 - 13:01

El próximo 19 de marzo, el proyecto colaborativo que dirige Osés se presentará en el Planetario de Pamplona. (Fotos: Ana Osés)

Con ‘La Noche Estrellada’, Vicent van Gogh pudo materializar su angustia desde el psiquiátrico de Saint Paul de MausoleFrida Khalo logró extrapolar su sufrimiento físico, tras un accidente de autobús, a través de su cuadro ‘La Columna Rota’… Cada artista tiene un propósito con su obra. Y el del navarro Javier Osés es unir ciencia, tecnología y arte para mostrar cómo un simple vidrio o un trozo de metal puede evocarle algo tan bello como una flor o un atardecer.

Este ingeniero pamplonés de 40 años es, desde 2008, investigador en la Asociación de la Industria Navarra (AIN), además de profesor desde hace seis en el Departamento de Ingeniería de la Universidad Pública de Navarra (UPNA). Cinco años más tarde, Osés comenzó a observar cómo la luz interactuaba con la materia y, de esta forma, captaba imágenes mediante un microscopio digital.

«La gente se piensa que los laboratorios son un lugar aburrido y feo. Pero, con un microscopio y una serie de materiales y reacciones químicas, se puede crear belleza dentro de ellos. Es un modo poco convencional de hacer arte. Muy poca gente tiene acceso a los microscopios y el equipo con el que cuento. Lo que hago es juntar un conocimiento técnico y una sensibilidad artística», especifica.

El pamplonés comenzó en 2013 a crear obras de este tipo gracias a un fallo al trabajar en su tesis doctoral.

El pamplonés comenzó en 2013 a crear obras de este tipo gracias a un fallo al realizar su tesis doctoral.

Ese es el germen que permitió dar forma al proyecto ‘Visual-Tech 4.0’, en el que también colabora la UPNA y cuya exposición fue presentada este martes en el Planetario de Pamplona. La iniciativa está coordinada por ADItech, a su vez coordinador del Sistema Navarro de I+D+i (SINAI), y financiada por el Gobierno de Navarra en la convocatoria de ayudas a centros tecnológicos y organismos de investigación para la realización de proyectos colaborativos de I+D.

«La preparación de la muestra comenzó en 2022. Hemos creado un gran número de obras nuevas y las hemos unido con realidad aumentada, con animación 3D. De esta forma, los visitantes, con la cámara de su móvil, podrán apuntar al cuadro y sobre él aparecerán tanto la información como la historia que tiene detrás», resalta.

Javier Osés: «Los visitantes, con la cámara de su móvil, podrán apuntar al cuadro y sobre él aparecerán tanto la información como la historia que tiene detrás»

La parte didáctica recae sobre la UPNA, donde la jefa del grupo Kimua, María Napal, lidera un equipo de cinco personas que ha adaptado los contenidos para alumnos de Primaria, Secundaria, Bachillerato y el público en general. «Observamos que los materiales que trabajan en AIN tienen potencial didáctico para explicar fenómenos sobre la luz. Ha sido un reto, pero hemos visto que la realidad aumentada es una buena herramienta para transmitir toda la teoría y hemos identificado qué aspectos de los que estamos intentando explicar se benefician de la tecnología», revela la investigadora.

En paralelo, Osés también dirige a un equipo de cinco personas investigadoras, todas ellas de AIN y cuya labor se centra en el tratamiento de los materiales. «Contamos con una subvención de 180.000 euros por parte del Gobierno de Navarra, que ha servido para que UPNA y AIN investiguemos durante dos años y creemos esta exposición y otros contenidos y resultados», desglosa el ingeniero.

UNA OPORTUNIDAD POR ERROR

El proyecto comenzó a gestarse en 2013, cuando Osés estaba inmerso en su tesis doctoral. Su grupo quería crear un recubrimiento transparente para eliminar bacterias y las posibles enfermedades que estas pueden transmitir al entrar en contacto con ellas: «La idea era poner este revestimiento sobre las pantallas táctiles, como las de un McDonald’s al pedir. Descubrimos unos laminados que no eran buenos para el objetivo del proyecto, ya que se rompían, pero hacían un efecto irisado por el que veías los reflejos de la luz».

María Napal: «Ha sido un reto, pero hemos visto que la realidad aumentada es una buena herramienta para transmitir toda la teoría»

Esta reacción captó el interés de Osés, que recogió el material para estudiarlo detenidamente en el laboratorio. «Me quedé con las muestras y, en mis ratos libres, empecé a estudiar qué estaba pasando y cómo podía crear o variar las condiciones del material. Así veía si cambiaban los colores, las formas, y observé que podía crear algo estéticamente bonito», rememora.

Pero le faltaba un elemento clave: el arte. A través de los «cristalitos» rotos, lograba apreciar figuras como flores, atardeceres, túneles o árboles, entre otros. «Al final, no deja de ser un trozo de cristal con el mismo espesor de un pelo. Tengo una mente bastante creativa y poco convencional. Desde los cinco hasta los veinte años estudié en la escuela de música, y luego, en la universidad, me dediqué a tocar percusión con un hermano mío. Junto a un DJ, llamado Íñigo Díaz, montábamos un espectáculo llamado ‘I+D’ de música electrónica y percusión, en el que también metíamos saxofón o violín eléctrico», relata.

UN PROCESO MINUCIOSO

Antes de crear cada fotografía, el pamplonés crea primero el material que verá en el microscopio. Para ello, materializa unas reacciones químicas sobre una superficie de vidrio o metal y, de esta forma, crea capas finas y transparentes.

Desde el año 2008, Osés es investigador en la Asociación de la Industria Navarra (AIN).

Desde el año 2008, Javier Osés es investigador en la Asociación de la Industria Navarra (AIN).

Tras obtenerlas, deposita algunas en un horno, y otras las deja madurar un tiempo. Cuando están listas, las introduce en el microscopio para obtener las imágenes deseadas: «El microscopio cuenta con un sistema óptico. Pongo luz blanca sobre el objetivo y capto lo que me refleja la capa. Parte de la luz reflejada se va a una cámara digital y entonces tomo las fotografías. Elijo una zona bonita y juego con la intensidad, el diafragma».

EL ASPECTO DIDÁCTICO

Poco a poco, Osés fue descubriendo más materiales para fotografiar, pero no mostró su trabajo al público hasta la pandemia. «Cuando nos confinaron, me pregunté: ‘¿Qué hago?’. Entonces, comencé a mostrar mis imágenes y me di cuenta de que, al explicar cada foto, tenía que contar todo el proceso, cómo funciona un microscopio, por qué ocurre lo que ven, cómo funciona la luz… Entendí que realmente estaba dando un enfoque educativo y exponiendo una gran cantidad de conocimientos que consideraba importantes», subraya.

Ahora, con Visual-Tech 4.0, quiere ver si su metodología ayuda a que la ciudadanía se interese más por la ciencia. «Vamos a ver si podemos montar otras exposiciones del estilo en Zaragoza, Bilbao, Madrid o Valencia», adelanta.

Archivado en:

Innovación Navarra · UPNA · ADItech · AIN ·


To Top