domingo, 18 noviembre 2018

El mundo empresarial se cita en el cine

Personalidades del mundo de la política, la banca, la empresa, la iglesia y el cooperativismo en Navarra arropan la presentación del documental que repasa la historia del padre José Mari Arizmendiarrieta, el precursor del cooperativismo.

Yosune Villanueva
Pamplona - 16 mayo, 2018

El director de la película, junto a representantes de las empresas de economía social de Navarra de la Corporación Mondragón. (Fotos: Pablo García Esparza)

El director de la película, junto a representantes de las empresas de economía social de Navarra de la Corporación Mondragón. (Fotos: Pablo García Esparza)

El lugar no era el más habitual para este tipo de encuentros. Presidentes y directivos de empresas navarras, además de asociaciones y entidades políticas, religiosas o sindicales se daban cita para hablar de economía con un director de cine y una fundación para la beatificación de un sacerdote. Los Cines Golem obraron el milagro y, tras un Photocall de bienvenida, se llenó una de las salas de proyección con más de 150 personalidades para ver: ‘Arizmendiarrieta. El hombre cooperativo’.

 Gaizka Urresti, director de la película; Izaskun Goñi, directora general de Política Empresarial, Económica y Trabajo; y Juan Manuel Sinde, secretario de la Fundación Arizmendiarrieta.

Gaizka Urresti, director de la película; Izaskun Goñi, directora general de Política Empresarial, Económica y Trabajo; y Juan Manuel Sinde, secretario de la Fundación Arizmendiarrieta.

Se trataba de una película documental de la que, a priori, no tenían mucha idea, pero conocían al protagonista: José María Arizmendiarrieta, un hombre que buscó el equilibrio entre el desarrollo económico, la competitividad y los valores humanistas. Su historia ocurrió en Mondragón, pero ha trascendido a todo el mundo: Apostaba por crear y no poseer, por actuar y no ganar, por prosperar y no dominar. Unos planteamientos de carácter espiritual chocantes por ser inspiradores para el fundador de un movimiento empresarial, pero que se ven hoy también en los cooperativistas, que enfocan el trabajo desde una reflexión sobre el cómo”, reflexionó en la introducción a la película la directora general de Política Empresarial, Económica y de Trabajo del Gobierno de Navarra, Izaskun Goñi.

El director vasco afincado en Zaragoza, Gaizka Urresti, estuvo presente en el estreno y aseguró que con esta película reivindica la figura del Padre Arizmendiarrieta, sin duda un referente humano y social que ha dejado una huella notable en cómo se entiende hoy Euskadi”.

En plena posguerra, un sacerdote vasco y sus jóvenes alumnos fueron el germen del mayor grupo cooperativo del mundo, la Corporación Mondragón.

Se trata de una biografía “muy histórica” y muy valiente que no deja nada por contar: posguerra, Franco, ETA, empresa, iglesia, juventud, manifestaciones, sindicatos, trabajo, solidaridad… Con mucha naturalidad y verdad, a pesar de los temas tratados, la estructura narrativa de la película permite al espectador ir descubriendo a un personaje sencillo, que no llegó ni a párroco, pues estuvo 35 años de coadjutor (sacerdote ayudante del párroco titular) en Mondragón. Pero supo unir a la juventud de la localidad y se enfrentó a las circunstancias, no siempre propicias, para colocar a la persona en el centro de la lógica económica y empresarial.

Entre los muchos asistentes al pre estreno, Ignacio Ugalde, presidente de Anel, la asociación que representa a las cooperativas de trabajo y sociedades laborales de Navarra, además de director de Recursos Humanos de la cooperativa Fagor Ederlan Tafalla; Javier Cortajarena, director territorial de Caja Laboral en Navarra; Miguel Ugalde, director gerente de Mapsa; Ángel Iriarte, vicario de Pastoral Social de la Diócesis de Navarra; o el empresario y ex presidente de la CEN, José Manuel Ayesa.

EL HOMBRE COOPERATIVO

José María Arizmendiarrieta, en el centro, junto a los iniciales cooperativistas, en una de las fotografías que ilustran el documental.

José María Arizmendiarrieta, en el centro, junto a los iniciales cooperativistas, en una de las fotografías que ilustran el documental.

La película documental se estrenó la pasada semana en el País Vasco y ayer en Navarra, pero se empezó a grabar en el momento de la crisis: “Crisis de modelo económico y crisis de valores. Encontré en su figura que podía ser un buen maestro en cómo transformar la sociedad, explicó a NavarraCapital.es Urresti, quien todavía está sorprendido por la actualidad de los mensajes de Arizmendiarrieta: “Hablamos de una corriente antigua, años 50-60, pero parece contemporáneo en el discurso político-económico actual: la importancia de la innovación, la educación, la ética, los valores o la persona, entre otros muchos”. Y confiesa que no ha hecho una película para los cinéfilos, “tampoco para festivales de cine, pero sí para un debate económico, social, espiritual incluso”.

“Hace 60 años, Arizmendiarreta ya hablaba de la importancia de la innovación, la educación, la ética, los valores o la persona”, Gaizka Urresti.

En la misma línea, se expresó la directora general de Política Económica, quien subrayó la importancia del cooperativismo en la economía actual navarra: “Estudiando otras realidades, creó un proyecto con aspiración universal, su obra es de raíces, muy unida a una comunidad, pero a su vez tiene valores y vocación universal. Un modelo para nuestro desarrollo comarcal y para nuestro plan integral de Navarra, la comunidad que muestra mayor crecimiento del sector de economía social desde 2008 y la primera comunidad en creación de cooperativas”. Además, destacó la calidad del empleo en el cooperativismo navarro “con un 90% de contratos indefinidos”.

¿EL SANTO DE LAS FINANZAS?

Tres de los sobrinos de José María Arizmendiarrieta, en la casa de Marikina donde nació en el año 2015 (imagen del documental).

Tres de los sobrinos de José María Arizmendiarrieta, en la casa de Makina donde nació en el año 2015, en una imagen del documental.

Nacido el 22 de abril de 1915 en Markina, Vizcaya, Arizmendiarrieta fue ordenado sacerdote y, en 1941, en plena posguerra, fue destinado a una parroquia de Mondragón donde las condiciones laborales resultaban tremendamente difíciles. Desde este municipio, en el que desarrolló toda su labor como coadjutor, y con la colaboración de algunos de los jóvenes locales, sentó las bases para recuperar en la zona el movimiento cooperativista. Los embarcó en la creación de una empresa, Fagor, que se convertirá en el germen del mayor grupo cooperativo del mundo y en un referente humano y empresarial a nivel mundial.

Sin moverse de Mondragón, Arizmendiarreta creó Fagor, Eroski o Caja Laboral, entre otras muchas empresas e instituciones.

En la actualidad, y 60 años después de su puesta en marcha, la Corporación Mondragón constituye el primer grupo empresarial vasco, y cuenta con más de 70.000 trabajadores agrupados en 268 empresas y cooperativas dedicadas a diversidad de áreas. Forman parte de ella Fagor, Eroski, Mapsa, Orona, Orbea, Lagun Aro, Maier, Mondragon Unibertsitatea o Caja Laboral. Es la mayor agrupación de cooperativas del mundo y opera en 150 países, y su filosofía empresarial es estudiada y adoptada a nivel internacional.

‘Arizmendiarrieta. El Hombre Cooperativo’, es la historia de un cura, un líder, un empresario, un ideólogo y un ejemplo. Un personaje genial y único que promovió el trabajo cooperativo para lograr la prosperidad de un pueblo, pero él renunció a todo: “Murió sin nada, no necesitó hacer testamento”, recuerdan sus cohetáneos en el documental.

Repasar su biografía en esta película documental es asistir a la transformación del mundo y al modo en el que él contribuyó a cambiar las reglas. Por ello, esperamos que tras este pre estreno, la cinta se proyecte para el público en general.

Izaskun Goñi y Gaizka Urresti, durante la presentación de la película documental en los cines Golem.

Para acceder a más información sobre el negocio cinematográfico en Navarra… LEER AQUÍ.


To Top