jueves, 15 abril 2021

El número de parcelas destinadas a la alcachofa cae un 19 %

A pesar de que la falta de mano de obra y el pulmón negro están provocando que se reduzca la superficie destinada a este cultivo, el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Alcachofa de Tudela prevé una "muy buena producción en calidad y cantidad" para la campaña de primavera. Así, confía en llegar a los 3.324.819 de la 2019-2020.

Redacción
Pamplona - 15 marzo, 2021

El Consejo Regulador espera igualar este año las cifras de la campaña anterior. (Foto: cedida)

INTIA afirmó este lunes que el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Alcachofa de Tudela “espera llegar a las buenas cifras de la campaña 2019-2020”, en la que 86 agricultores inscritos con 677 parcelas vendieron 1.467.003 kilos en fresco y 1.189.607 en conserva. En total, los agricultores entregaron 3.324.819 kilos de alcachofas. No obstante, “como siempre”, los horticultores dependerán de la climatología de esta primavera para alcanzar el objetivo.

Desde el Consejo Regulador recordaron que una parte de la producción de la Alcachofa de Tudela se cosecha en otoño, pero “la campaña de primavera es mucho más importante para quienes se dedican a este cultivo”. La certificación de la alcachofa comienza cuando desaparecen los signos de las heladas invernales y el vegetal está en su mejor momento.

La campaña de la primavera pasada, sobre todo con respecto a las ventas de fresco, se vio afectada por el cierre de la hostelería. No obstante, el Consejo Reglado prevé mejorar las cantidades certificadas en la que ahora empieza, a pesar de que la superficie inscrita es inferior. Se han inscrito 546 parcelas (-19,3 %), que suponen 699,45 hectáreas.

La falta de mano de obra para realizar las labores del campo es uno de los motivos que señalan los agricultores adscritos a la IGP para reducir su superficie de cultivo. En efecto, desde el Consejo Regulador indicaron que uno de los problemas a la hora de para plantar la alcachofa es la incapacidad de cubrir la demanda de personal para la recolección o para otras labores agrícolas que se hacen de forma manual. 

Otra de las razones de este descenso viene dada por la afectación del pulgón negro a las plantaciones. Esta plaga suele aparecer con mucha fuerza en el mes de mayo y hace que las alcachofas no sean aptas para la comercialización. Cuanto antes se producen los ataques, más pronto se cierra la campaña y, por tanto, la producción de las parcelas baja, así como la rentabilidad del cultivo. 

MÁS DEMANDA EN CONSERVA

Pese al descenso de la superficie cultivada, en la última campaña aumentó la producción obtenida por hectárea y también está aumentando la cantidad certificada en conserva. Poco a poco, se está dando a conocer este formato, en el que el producto no lleva acidulantes y “mantiene su sabor natural”.

La Alcachofa de Tudela es una de las delicias gastronómicas de Navarra y ostenta el sello de Indicación Geográfica Protegida, una de las marcas de calidad amparadas bajo la enseña Reyno Gourmet, que gestiona la sociedad pública INTIA. La zona geográfica de producción de esta verdura comprende 33 localidades de la Ribera, con su centro en la Comarca de Tudela. 

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top