miércoles, 21 octubre 2020

El número de visitantes a Pamplona cae en picado

En julio y agosto, la Oficina de Turismo situada en la plaza Consistorial solo atendió a una sexta parte de las personas contabilizadas en 2019. Es decir, a 6.752 visitantes.

Redacción
Pamplona - 6 octubre, 2020

La no celebración de los Sanfermines mermó en gran medida la afluencia de visitantes a la ciudad. (Foto: Víctor Ruiz)

Las restricciones impuestas durante todo el verano para evitar la propagación de la pandemia, así como la suspensión de los Sanfermines, conllevaron un gran descenso en el número de visitantes recibidos por Pamplona. Según informó el Ayuntamiento de la capital navarra, la Oficina de Turismo atendió durante los meses de julio y agosto a una sexta parte de las personas a las que dio servicio durante el mismo periodo de 2019. Es decir, a un total de 6.752 visitantes, de los que tres cuartas partes procedían de otras comunidades autónomas y el resto eran extranjeros.

Los grupos familiares conformaron el 43 % de los visitantes, seguidos por las parejas, que fueron el 39 %.

“La mayor parte de estos últimos llegaron desde Francia, seguidos por los belgas y los holandeses. Los lugares de origen del turismo nacional no sufrieron modificaciones respecto a los datos que suele presentar Pamplona, con Cataluña como comunidad autónoma desde donde más visitantes llegaron, seguida por Madrid y la Comunidad Valencia”, indicó el Consistorio en un comunicado.

Los grupos familiares conformaron el 43 % del total de los visitantes, seguidos por las parejas, que fueron el 39 % del total. Y las consultas más recurrentes en la Oficina de Turismo situada en la plaza Consistorial fueron las referentes a información y posibles planes en torno al arte y la cultura, ya que dos de cada tres turistas se interesaron por estas cuestiones.

El número de peregrinos que se alojó en el albergue municipal se redujo a la mitad en julio y a la cuarta parte en agosto.

Respecto a los peregrinos que pernoctaron en Pamplona, y según los datos del albergue municipal Jesús y María, destaca la especial incidencia que tuvo la pandemia en la presencia de visitantes internacionales.

En julio, se redujo a la mitad con respecto al año anterior y, en agosto, rondó una cuarta parte del volumen de 2019. En total, entre ambos meses tan solo pernoctaron 2.095 personas en este albergue.

Otro ámbito en el que se notó un gran descenso de visitantes fue en la presencia de autocaravanas en el área reservada para ellas en Trinitarios. Cuando en un verano normal la ocupación suele rondar el lleno, en julio se situó en el 40 %, mientras que en agosto rondó el 70 %.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra. 


To Top