miércoles, 27 octubre 2021

El patrocinio va por barrios

El importe de los patrocinios deportivos en Navarra ha caído un 32,2 % en 2020. La crisis económica que atraviesan muchas empresas obliga a los clubes a buscar nuevas fórmulas para el futuro, a estrechar las relaciones... Pero esta situación no afecta a todas las entidades de la misma manera. Por eso, Capital Sport analizó esta problemática con representantes de Osasuna, Anaitasuna, Osasuna Magna, Aspil Jumpers Ribera de Navarra y Basket Navarra para conocer mejor la casuística actual de cada uno de ellos.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 21 diciembre, 2020

En Osasuna dicen ser unos "privilegiados" por los ingresos que les están aportando los patrocinadores en 2020. (Foto: cedida)

Las cifras son preocupantes. El importe de los patrocinios deportivos en Navarra ha caído un 32,2 % este año respecto a 2019, según el Instituto Navarro del Deporte (IND). En 2018 se contabilizaron 1.192 contratos, cuyo valor total fue de 8,86 millones de euros. En 2019, 1.288 por 9,3 millones. Y este año se han firmado 1.058, por 6,35 millones. Daños colaterales de la pandemia que golpean a la Comunidad foral, pero de maneras muy distintas según el deporte, la categoría…

“La situación general dentro del mundo del fútbol es de total incertidumbre y hace que no sepamos cómo van a evolucionar los acontecimientos, ni en plazos ni en consecuencias. No tenemos más remedio que seguir trabajando, fidelizar a nuestros ‘partners’, que entiendan nuestra situación, nosotros la suya y que nos apoyemos mutuamente”, valora Xabier Larraya, director de Marketing de Osasuna.

Xabier Larraya (Osasuna): “La situación general dentro del mundo del fútbol es de total incertidumbre y hace que no sepamos cómo van a evolucionar los acontecimientos”.

Actualmente, el club rojillo tiene dos vías de contratos de patrocinio: el fútbol profesional y la Fundación Osasuna. Desde la temporada 2016/2017, el club ha crecido en ingresos por patrocinio un 93,5 %.

“Nuestra perspectiva es seguir haciéndolo. En estos momentos, se unen dos situaciones: la nueva regulación sobre la publicidad de las casas de apuestas y el Covid-19. Vivimos una época en la que los clubes nos vamos a tener que reinventar para poder dar soportes nuevos a nuestros espónsores. Además, influye la división en la que este el club. Por eso, para tener una foto real comparamos temporadas en la misma categoría”, comenta Larraya.

Por su parte, la Fundación Osasuna apuesta por las empresas mayoritariamente navarras que apoyan la actividad social, cultural y el fútbol base. En total, aglutina a más de 300 compañías. A pesar de las secuelas generadas a nivel económico por la pandemia, Larraya recalca que la entidad va bien de momento”, en parte porque sus contratos son de más larga duración: “La que más sufre es la Fundación, con contratos anuales. Se nutre de muchas empresas, que apoyan este proyecto tan bonito y que, en estos momentos complicados, tienen que priorizar. Es lógico”.

Este año del centenario, Osasuna tiene cuatro patrocinadores regionales en la equipación del primer equipo: Verleal, Construcciones y Obras Victorino Vicente, Selk y Clínica Universidad de Navarra. Aparte están también Acunsa; Lacturale para el fútbol base y otros dos patrocinadores en categoría femenina: Mobequip y MRC.

Xabier Larraya (Osasuna): “Nosotros somos unos privilegiados: Tenemos una marca potente y un equipo profesional que es capaz de ofrecer cosas diferenciales y de llegar a muchos sitios”.

Para Larraya, se trata de toda una apuesta por el tejido empresarial de la región. “Nosotros, en ese sentido, somos unos privilegiados. Tenemos una marca potente en la comunidad y un equipo profesional que es capaz de ofrecer cosas diferenciales y de llegar a muchos sitios. La empresas colaboran con nosotros por diferentes motivaciones: por creación de imagen de marca, por el ‘marketing’ relacional, por la RSC, por puro osasunismo y vínculo emocional con el club… Intentamos que nuestros patrocinadores se sientan cómodos, que sean nuestros ‘partners’ y formen parte del proyecto deportivo y social y de lo que representa Osasuna”, apostilla.

FIDELIDAD FRENTA A CANTIDAD

Para Helvetia Anaitasuna, el porcentaje de ingresos por patrocinio supone un 65 % del total. El equipo de Asobal cuenta con cerca de una decena de patrocinadores. “El club valora muy positivamente, a día de hoy, los ingresos por patrocinio. No tanto por la cantidad económica, sino por la fidelidad de los patrocinadores. Llevamos quince años Helvetia y, con otras empresas, nuestra relación también es desde hace tiempo”, remarca Mertxe López, presidenta de la entidad.

Mertxe López (Anaitasuna): “Hemos tenido muchísima suerte y prácticamente hemos mantenido todos los patrocinios. A finales de mes, nos reuniremos con Helvetia. Tengo muy buenas sensaciones sobre la renovación del acuerdo”.

Desde el club se muestran satisfechos por lo conseguido hasta el momento, a pesar de la actual crisis económica: “Hemos tenido muchísima suerte porque prácticamente hemos mantenido todos los patrocinios. En enero nos tendremos que sentar a negociar de cara a la próxima temporada”.

Al igual que sucede en Osasuna, López destaca el apoyo recibido por las empresas locales, aunque cree que “deberían introducirse más y que existan más ventajas para ellas“. Es decir, resulta fundamental que se produzca “una contraprestación, un beneficio mutuo y un gran impulso para el deporte, pero no solo para el profesional, sino también para el deporte base”. En el calendario del club, existe una fecha marcada en rojo: la renovación del acuerdo con su patrocinador principal. “Ahora, a finales de mes, nos reuniremos con Helvetia. Tengo muy buenas sensaciones sobre la renovación del acuerdo porque tenemos una magnífica relación con ellos”.

LA IMPORTANCIA DEL AFICIONADO

Tatono Arregui, presidente de Osasuna Magna Xota, introduce otro elemento al debate y que ha centrado una buena parte de sus reivindicaciones en las últimas semanas. Y es que, para él, el patrocinio también pasa “por la afluencia de público”, que al final es “el tercer espónsor”.

Tatono Arregui (Osasuna Magna): “Hasta ahora, la pandemia ha provocado que no podamos hacer el boletín que repartimos en el pabellón y que era una fuente importante de ingresos”.

“Hasta ahora, la pandemia ha provocado que no podamos hacer el boletín que repartimos en el pabellón y que era una fuente importante de ingresos”, añade. Se trata de una publicación que se entrega a los espectadores en cada partido y que cuenta con distintas empresas patrocinadoras. Cada una de ellas aporta distintas cantidades, que pueden variar de los 400 a los 2.000 euros, pero que según Arregui “forman parte del proyecto deportivo”.

En concreto, el 13 % de los ingresos de Osasuna Magna Xota proceden de los 1.800 socios del club y de la venta de entradas, aunque este 2020 han caído un 6 % por jugar a puerta cerrada durante los últimos meses: “Son decisiones de índole política. No entiendo que pudiera ir gente a ver cine, al circo o a ver los guiñoles y no a ver deporte. Esto ha supuesto para nosotros un agujero muy grande en esta partida presupuestaria”.

Osasuna Magna Xota echa en falta los ingresos que obtenía con la revista semanal del club, que entregaba en el pabellón. (Foto: cedida)

Osasuna Magna Xota echa en falta los ingresos que obtenía con la revista semanal, que entregaba en el pabellón. (Foto: cedida)

El pasado 27 de noviembre, él mismo saltó al centro del pabellón Anaitasuna, antes del comienzo del partido ante el Córdoba, para pedir la presencia de público y “respeto” al deporte. “Tú y yo nos podíamos juntar en el Anaita y bailar una jota y podían ir algunos espectadores (a actos culturales). Sin embargo, nuestros jugadores o los de Anaitasuna tienen su partido y, como es deporte, no podía ir nadie. Al final, el deporte es una manifestación cultural. Los profesionales llevan 250 controles y yo, que bajo al vestuario, once controles de antígenos, dos PCR… Se producía un trato diferenciador”. El pasado jueves, el Gobierno foral flexibilizó estas restricciones y ya ha fijado un tope de 400 personas al aire libre y 200 en espacios cerrados, aunque en el fútbol profesional es LaLiga la que marca las directrices al respecto. “La pandemia seguramente sea la peor situación en la historia del deporte navarro”, sentencia.

Tatono Arregui (Osasuna Magna): “La mayoría de las empresas ha mantenido la ayuda. Otras se han visto obligados a bajar la cuantía y ha habido algunas que han dejado de patrocinarnos, pero volverán cuando la situación se normalice”.

Entre sus patrocinadores, sobresale Magnesitas Navarras, que ya lleva once temporadas con el club de Irurtzun. En total, un 55 % de los ingresos del club proceden de la esponsorización: “La mayoría de las empresas ha mantenido el soporte económico de ayuda al club. Otras se han visto obligados a bajar la cuantía y ha habido algunos casos de compañías que han dejado de patrocinarnos, pero que volverán cuando la situación se normalice. Ahora mismo están pasando por situaciones complejas”.

Sobre la campaña presentada por el IND para visibilizar la importancia del patrocinio deportivo, y que fue presentada el pasado lunes, Arregui la califica como “positiva”. Pero no muestra la misma visión de la labor realizada por Salud Pública. “Ha estigmatizado al deporte, ya que no se nos está tratando con justicia si lo comparamos con otras manifestaciones culturales”, remata.

UN CONTRATO LIGADO A PRIMERA

Otro de los equipos referentes en el fútbol sala navarro es el  Aspil Jumpers Ribera de Navarra. Su presidente, Alberto Ramírez, también incide en la importancia del patrocinio para un club como el suyo. De hecho, el 60 % de los ingresos que genera proceden de las empresas que han apostado por el equipo ribero. A la cabeza, Aspil, compañía con sede en Ribaforada, que fabrica y comercializa snacks y frutos secos y que es su patrocinador oficial: “Nuestra relación con Aspil ha funcionado muy bien. Después de Navidades nos sentaremos a negociar con ellos para ver si siguen contando con nosotros. Están contentos, pero es clave no descender de categoría”.

Alberto Ramírez (Aspil Jumpers): “Nuestra relación con Aspil ha funcionado muy bien. Después de Navidades nos sentaremos para ver si siguen contando con nosotros. Están contentos, pero es clave no descender”.

Ramírez relata las dificultades generadas por el Covid-19. “Ha habido un par de espónsores que se han dado de baja este año por la situación actual. Aun así, creemos que no será un año tan malo. Vemos más complicada la próxima temporada porque hay compañías a las que les quedaban dos años de contrato, pero creemos que en algunos casos será difícil que continúen”, admite preocupado.

También incide en la importancia de las ayudas que puedan obtener por parte de las instituciones locales y regionales. Subvenciones que han recibido durante este año, pero que según él deben servir para dar un paso más. “Es importante el apoyo institucional para acercarnos a empresas que quieran apostar por nuestro club. Nosotros solos podemos acceder a compañías más pequeñas, pero la ayuda del Ayuntamiento de Tudela o del Gobierno de Navarra son fundamentales para contactar con las grandes”, atestigua.

“LAS EMPRESAS AFINAN MÁS”

Andoni Moriano, responsable de Marketing en Basket Navarra, resalta que en su club no se ha notado demasiado la caída de ingresos por patrocinio. “Este año ha habido un descenso, pero menor del esperado. Los patrocinadores han sido muy fieles. Es más, algunos han ampliado sus compromisos”, asevera.

Moriano se muestra contundente sobre la importancia que tiene esta vía de ingresos para la entidad: “El patrocinio es vital. No puedo decir un porcentaje, pero supone mucho, mucho para nosotros. Sin patrocinio, no hay equipo profesional. Así de claro”.

Andoni Mariano (Basket Navarra): “Este año ha habido un descenso, pero menor del esperado. Los patrocinadores han sido muy fieles. Es más, algunos han ampliado sus compromisos”.

Actualmente, el patrocinador principal es Ener Parking, empresa navarra del sector de las renovables. “Llevamos unos años con ellos y confío en que ampliemos nuestra relación esta misma temporada con algún activo más. Se trata de un ‘partner’ que nos está apoyando en un momento muy complicado y eso es de agradecer”, analiza.

El responsable de Marketing tiene claro que prefiere ver la botella medio llena en estos tiempos de incertidumbre: “No estoy seguro de que la situación vaya a ser mala en un futuro. Muchos patrocinios se han basado en donaciones o colaboraciones, pero las empresas ahora buscan afinar más. A mí me encanta porque eso hace que sean patrocinios más sólidos, duren más años y se comprometan más. Buscan un retorno y unas mediciones reales. Para nosotros, como club, es mucho mejor porque ya no es el típico patrocinador que ves una vez al año suelta el dinero y se va. Son ‘partners’ que se comprometen con el proyecto”, puntualiza.

Si de algo presume, es de la gran variedad de empresas que apoyan al club. “Tenemos de todos los tamaños y sectores. Desde Kia Sakimovil, que llegó a coger el ‘naming’ del equipo durante unos playoffs; ICars, que tiene talleres repartidos por toda España y lleva con nosotros siete años… También contamos con el apoyo del pequeño comercio, como Sastrería Óscar o Víctor Pescados“.

Basket Navarra cuenta con empresas patrocinadoras de todos los tamaños. (Foto: Ainhoa Górriz)

Basket Navarra cuenta con empresas patrocinadoras “de todos los tamaños y sectores”. (Foto: Ainhoa Górriz)

De cara al futuro, incide en la importancia de que las empresas vean el beneficio de ligar su marca a un club deportivo. Pero, para lograrlo, ve necesario cambiar la relación entre las empresas y los propios clubes. “Se tiene que dejar de ver como un gasto que hago por alegrar al amigo o al conocido y verlo como una inversión con un retorno. Además, en Navarra contamos con una muy buena ley de deducciones fiscales para el patrocinio”.

De hecho, La Ley Foral 26/2016, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades regula las deducciones fiscales en este ámbito. Las empresas pueden deducirse entre el 30 % y el 40 % de las cantidades satisfechas, así como de las entregas de bienes o de derechos y de las prestaciones de servicios por gastos de publicidad, derivados de contratos de patrocinio en aquellas actuaciones que sean declaradas de interés social.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top