miércoles, 19 junio 2024

El Privilegio de la Unión también late en los libros

En las calles de La Navarrería, San Cernin y San Nicolás, tres jóvenes se enfrentan a quienes ostentan el poder en el Reino de Navarra. Esa es la trama de 'El latido de los tres burgos', la ópera prima del irurtzundarra José Miguel Albizu, ambientada en 1384. Casi cuatro décadas después, bajo el reinado de Carlos III el Noble, estas tres poblaciones se unieron, configurando así un hito decisivo para el desarrollo de la ciudad de Pamplona.


Pamplona - 8 septiembre, 2023 - 16:39

Reloj de la fachada del ayuntamiento de Pamplona

Comptos apuntó que el Consistorio y sus organismos autónomos gastaron el año pasado 251 millones e ingresaron 270. (Foto: archivo)

Pamplona, 1384. La Navarrería, el burgo de San Cernin y la población de San Nicolás se encuentran sumidos en una guerra sin sentido que dura casi dos siglos, pese a que algunos de sus mandatarios trabajan por su unificación en una sola ciudad. En las calles de los tres burgos -separados por muros y fosos y siempre al borde del conflicto-, tres jóvenes, Lorea, Juan y Miguel, son perseguidos y atacados injustamente y deben tomar decisiones trascendentales frente a quienes ostentan el poder en el Reino de Navarra. Solo su coraje y determinación les permitirán poner fin a la crueldad de sus enemigos para así seguir adelante con sus vidas.

Esa es la trama de El latido de los tres burgos, una historia situada en Pamplona, “pero que podría haber tenido lugar en cualquier ciudad medieval del mundo, ya que su historia es universal”. En su debut literario, José Miguel Albizu combina dos aspiraciones: entretener y enseñar. Un objetivo que consigue, según destaca Juan José Martinena, doctor en Historia y anterior director del Archivo Real y General de Navarra, en el prólogo del libro. “La novela sin duda capta progresivamente la atención del lector mientras se muestran escenas que nos acercan a las más variadas facetas de la vida de las gentes de nuestra ciudad y de otros lugares de Navarra hace más de seis siglos”, remarca el académico perteneciente a la Real Academia de Historia.

Su lectura puede ser especialmente enriquecedora durante estas fechas, coincidiendo con la celebración de los 600 años del Privilegio de la Unión, por el que los tres burgos que aparecen en la novela se unieron finalmente para formar una sola ciudad. Este hito, firmado en 1423 por el rey Carlos III el Noble, consiguió dar fin a las guerras entre los tres burgos históricos (San Cernin, Navarrería y San Nicolás) y supuso el comienzo de una nueva etapa de convivencia y desarrollo de la ciudad.

Leer esta obra supone trasladarse unos años antes de ese momento para disfrutar de otros acontecimientos históricos irrepetibles -como la primera corrida de toros en Pamplona-, conocer las juderías de distintas localidades de Navarra y entender cómo vivían entonces sus habitantes. Todo ello “acompañando las trepidantes historias de sus tres protagonistas”. Aunque la ópera prima de Albizu es para todos los públicos, quienes aman o visitan con frecuencia Pamplona la disfrutarán de forma especial, “ya que podrán descubrir en su calles las huellas de la ciudad de entonces”.

SOBRE EL AUTOR

José Miguel Albizu (Irurtzun, Navarra, 1966) es licenciado en Derecho y cuenta con un máster en Derecho de Empresa y otro en Marketing y Comunicación. Ha desarrollado toda su carrera profesional en áreas creativas y de comunicación de las empresas en las que ha trabajado. Así, fue director de Marketing y Comunicación de Caja Navarra y Banca Cívica, donde participó activamente en la creación y lanzamiento de conceptos y productos innovadores. En CaixaBank, por su parte, fue responsable del equipo de investigación de mercados, dentro del área de Marketing. Su lado más imaginativo le llevó a diseñar y publicar el ‘Navarrivial’ y el ‘Ajedrez de Navarra’. Asimismo, fue también creador y guionista del concurso de viajes ‘Los cinco continentes’, emitido en televisión.

Apasionado de todo tipo de deportes, Albizu desarrolló un programa para el seguimiento estadístico en fútbol y participó como responsable de Comunicación y Marketing en la organización del mundial de pelota vasca celebrado en Pamplona durante 2002. El latido de los tres burgos es su primera novela.

Archivado en:

Cultura navarra · Pamplona ·


To Top