sábado, 15 junio 2024

Siete cimas cerca de Pamplona para enamorarse de la montaña en familia (Parte II)

Tras la gran acogida que tuvo nuestra primera entrega, seguimos con emocionantes opciones para familias amantes de la montaña. En esta ocasión, presentamos varias cimas de la Comunidad foral, situadas a poca distancia de Pamplona.


Pamplona - 1 septiembre, 2023 - 15:41

Las cimas propuestas: Sarbil, Irulegi, Bizkai, Carrascal, Erga, Esparatz y Txanburu.

Explorar la majestuosidad de la montaña en familia es una experiencia que trasciende generaciones y crea recuerdos perdurables. Siguiendo nuestra primera entrega, en la que presentamos diez cimas navarras ideales para aventuras familiares, nos complace regresar con una nueva selección. Esta vez, nos enfocamos en aquellas cimas que se encuentran a tan solo unos pocos kilómetros de Pamplona.

La pasión por la montaña es contagiosa, y nuestra misión es alimentarla con nuevas propuestas:

Carrascal (1.156 m.)

En la sierra de Alaiz, se encuentra el Carrascal, una cumbre de 1.156 metros de altitud. Numerosas rutas serpentean hasta su cima, pero te sugerimos la subida exclusiva al Carrascal desde la escuela de escalada. Esta escapada es ideal para familias, proporcionando un desafío emocionante sin ser demasiado exigente. En resumen, se trata de una ruta circular de 9,12 kilómetros con un desnivel positivo de 492 metros, catalogada como «fácil».

Irulegi (893 m.)

La sierra de Aranguren abarca entre su vegetación varias cimas, pero la más conocida quizá sea la punta Irulegi (893 m.). Hay diferentes rutas individuales e incluso circulares para llegar hasta ella. Si la intención es realizarla en familia, proponemos hacerla de forma individual. También está la posibilidad de comenzar desde Sarriguren (valle de Egüés), pasando por las cimas del Malkaitz (772 m.) Donatsai (795 m.), Elizmendi (531 m.) y el Tangorri (845 m.). Cualquiera de estas cumbres se puede abordar de manera independiente, según vuestra destreza.

Esta sierra ofrece numerosas rutas para explorar a lo largo del año, aunque nosotros comenzaremos por Irulegi. En su cima, encontraréis un castillo del siglo XI-XV, que fue derribado en 1494 por orden de la reina Catalina de Navarra y que desde entonces ha estado inactivo. Es un lugar donde empaparse de la historia de nuestra tierra y que actualmente se encuentra en excavación arqueológica con el objetivo de recuperar sus restos para el disfrute de toda la ciudadanía. El paseo comienza en el municipio de Laquidáin y tiene una longitud de 3,47 kilómetros, con apenas 226 metros de desnivel.

Esparatz (1.019 m.)

En el recorrido hacia la punta del monte Esparatz desde Salinas de Oro se encuentran dos puntos de interés: la cascada de agua salada y la ermita de San Jerónimo. Se trata de un sendero fácil de seguir, que discurre en un enclave privilegiado con vistas espectaculares, incluyendo el embalse de Alloz, con 10,66 km. y 481 m de desnivel positivo.

Erga (1.094 m.)

La ruta hacia la Trinidad de Irurtzun en el monte Erga es muy accesible, por lo que es perfecta para ir en familia. El ascenso no presenta dificultades técnicas significativas y lo convierte en ideal para aquellos que desean disfrutar de la naturaleza sin esfuerzos excesivos. Una vez arriba, el sendero a la derecha nos lleva a la cima del monte Erga, donde dos buzones nos reciben con una vista impresionante. A la izquierda, Gaztelu, Txurregui y la sierra  de Andía; a la derecha, la sierra de Aralar y el valle de la Sakana en el centro. Y a la izquierda, llegamos a la ermita de la Trinidad, construida en 1750 y que funciona en la actualidad como un refugio de montaña. La distancia total es de 7,23 km, con desnivel positivo de 598 m.

Monte Sarbil (1.138 m.) + Mortxe (1.123 m.) + Itxasorde (920 m.)

La sierra de Sarbil ofrece diferentes rutas y cimas aptas para toda la familia y también la posibilidad de realizarlas todas juntas en una ruta circular o, de lo contrario, de forma individual. Quizá esta sea la más adecuada para ir con los peques. Cimas como Mortxe (1.123 m.) o Itxasorde (920 m.) son menos conocidas y muy accesibles para pasar un día rodeados de naturaleza e historia. De hecho, en las inmediaciones del Mortxe se encuentran incluso restos megalíticos entre los que destacan varios dólmenes.

En esta ocasión, nos hemos decantado por el recorrido a la cima más elevada que coge el nombre de la propia sierra. A 1.138 metros de altura, la cumbre del Sarbil, una de las estribaciones de la sierra de Andía, se alza en un escenario impresionante entre los valles de Etxauri y Guesálaz. Este pico no solo ofrece vistas espectaculares, sino que también cuenta historias de tiempos antiguos a través de sus ruinas megalíticas de la Edad del Bronce. La ruta comienza en la carretera del puerto de Etxauri y el monte Sarbil, el más alto y emblemático, con su cruz y ermita de la Trinidad en la cima, brindándonos vistas panorámicas de la región. El recorrido pasa por la ermita de Santa Lucía y una misteriosa cueva en la falda del monte, completando un emocionante recorrido de 6,25 kilómetros, 350 metros de desnivel y catalogado como sencillo. Y para los que se queden con ganas, pueden completar la ruta con Itxasorde (920 m.) o el Mortxe, que se encuentran en sus inmediaciones.

Txanburu (1.138 m.)

El Txanburu se puede coronar subiendo directamente desde Yárnoz. En su cima se contempla una maravillosa vista de la Higa de Monreal. Además, este recorrido puede completarse bajando por unos hayedos, más propios de la selva de Irati, situado en la parte trasera del monte en vez de bajar por el mismo lugar de la subida. De esta forma, se culmina el recorrido en la cascada de Dibalozaulo. Elegir esta ruta supone una caminata larga de 13,56 kilómetros con 653 metros de desnivel y, debido a su longitud, está catalogada como «moderada». Por lo que se puede acortar subiendo y bajando directamente desde Yárnoz y, una vez en el pueblo, se puede ir a visitar también la cascada, que está bastante cerca.

Bizkai (823 m.)

La ascensión al monte Bizkai desde Erice de Iza sigue el trazado del GR220 hasta llegar a un collado en la bajada hacia Atondo. A partir de ese punto, continua el último tramo a través de un terreno despejado hasta alcanzar la cima.

El descenso se realiza siguiendo la misma ruta de la cresta de la montaña. Desde la cumbre, se pueden disfrutar unas vistas espectaculares de Txurregi (1.128 m.) y Gaztelu (1.001 m.), que añaden un toque de majestuosidad a la experiencia. La longitud total de la ruta es de 9,42 kilómetros, con un desnivel positivo de 343 metros. En cuanto a la dificultad técnica, se considera moderada, lo que la hace adecuada para excursionistas con un nivel intermedio de experiencia.


To Top