sábado, 22 septiembre 2018

El proyecto del centro comercial en la Misericordia vuelve a la actualidad

El Gobierno de Navarra aprueba una nueva modificación, que daría vía libre a una propuesta urbanística que incluye un centro comercial, un hotel y oficinas.

Belén Armendáriz
Pamplona - 16 agosto, 2018

Casa de Misericordia en Pamplona.

Casa de Misericordia en Pamplona.

La construcción del centro comercial proyectado en los terrenos de la Meca junto a la residencia de la Casa de Misericordia podría ser una realidad en breve, tras recibir el último visto bueno del Gobierno de Navarra. No obstante, los impulsores del proyecto, consultados por Navarracapital.es, no quisieron aventurar plazos.

Por el momento, lo cierto es que el Ejecutivo foral aprobó en plenos Sanfermines una resolución que modificaba parcialmente el Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) que da cobertura al proyecto. Un cambio nimio, pero que supone el visto bueno definitivo, a la espera de posibles alegaciones, para una propuesta urbanística que empezó a fraguarse en los años 2011 y 2012.

El presupuesto previsto en 2014 era de 14,7 millones de euros.

En aquella época, se planteó levantar en los terrenos de la Meca, entre la calle Vuelta del Castillo y Sancho El Fuerte, un centro comercial, un hotel y un edificio de oficinas. La idea era que el centro comercial tuviera una superficie de 8.000 metros cuadrados. Morea Inversiones llegó a un acuerdo con los promotores para su gestión y para albergar en él un supermercado de la marca Leclerc. El proyecto, para el que en su día se previó un presupuesto de unos 14,7 millones, fue aprobado por el Gobierno foral en 2014, con la publicación del PSIS correspondiente.

MODIFICADO A PRINCIPIOS DE AÑO

No obstante, pese a contar con todos los parabienes, los impulsores plantearon años después ciertas modificaciones al plan. Cambios que han dilatado los plazos. Así, presentaron una nueva propuesta para reducir la superficie comercial casi a la mitad (limitándola a 4.641 metros cuadrados). Lo hicieron alegando la apertura de nuevas superficies comerciales en las proximidades en los últimos tiempos. Además, planteaban recrecer el hotel, en número de plantas, que pasarían de 10 a 11, aunque no afectaría a la altura total del inmueble. También el edificio de oficinas pasaría de cuatro a cinco plantas.

De nuevo, el Ejecutivo navarro respaldó la iniciativa. La resolución que aprobaba esta modificación del PSIS se publicó en el mes de febrero de este año. Y ahora, cinco meses después, una nueva resolución aprueba un cambio más. En esta ocasión, simplemente se altera el número de plazas de aparcamiento previstas inicialmente en los sótanos del centro comercial. Con esta decisión, el Gobierno acepta la propuesta de los promotores, que planteaban reducirlas de 415 a 227.

ALEGACIONES

Este último cambio debe superar primero un periodo de alegaciones para ser firme. El área de Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Pamplona ha presentado alegaciones al expediente de modificación, cuyo plazo de exposición pública finalizó el lunes pasado. En ellas, el
Ayuntamiento pide que se redimensione el proyecto comercial a la baja para no dañar a los establecimientos del barrio y que se amplíe la superficie dotacional para aumentar los servicios de atención a la tercera edad.Por de pronto, el grupo municipal de I-E en Pamplona acaba de anunciar una alegación “a la totalidad de esta modificación. Lo hace, explica en un comunicado, porque “no es una modificación sustancial sino pormenorizada y, por tanto, debería presentarse y tramitarse ante el Ayuntamiento de Pamplona y no ante el Gobierno de Navarra”.

El Consistorio alega que la apertura de la nueva zona comercial “supone una seria amenaza de supervivencia para los más de 350 comercios del barrio. Estos ocupan un total de 39.696 metros cuadrados (datos a 31 de diciembre de 2016) y la apertura prevista supone un incremento del 11,7%  de la superficie comercial”. Iturrama es la tercera zona comercial más importante de la ciudad tras el Casco Antiguo y el Segundo Ensanche.

Añade el Ayuntamiento que “otros datos señalan que la apertura de grandes superficies afecta al 75% de los pequeños comercios, con  impactos en la disminución de las ventas y la reducción de la clientela, que conllevan cierre de establecimientos y pérdidas de empleo. Tomando en cuenta los datos, es previsible el cierre de  31  pequeños comercios en el barrio de Iturrama por la apertura del centro comercial proyectado”. 

El Ayuntamiento de Pamplona alega que el proyecto podría suponer el cierre de 31 pequeños comercios en Iturrama.

También ha presentado alegaciones el Grupo Municipal de IU, que ya alegó en su día al proyecto inicial, por considerar que no se ajustaba a las necesidades de la mayoría de la ciudadanía y porque supondría “la puntilla” para el pequeño comercio, entre otros aspectos. Ahora, además, critica la actitud del Ejecutivo, liderado por Geroa Bai con el apoyo de Bildu, Podemos y I-E. “Resulta contradictorio que los partidos del Gobierno actual, que tanto protestaron, y con razón, contra UPN por abusar de los PSIS para implantar actividades que no convencían a la ciudadanía cercana afectada ni a sus ayuntamientos, sigan utilizando estos métodos para saltarse la autonomía municipal en materia de urbanismo, para seguir el mismo camino que sus antecesores”, argumenta la coalición de izquierdas.

A la espera de lo que puedan dar de sí las alegaciones, desde Morea Inversiones prefieren no hacer declaraciones sobre el proyecto ni los plazos que puedan barajar para su puesta en marcha.

Para acceder a más información relacionada con el Comercio…LEER AQUÍ.


To Top