jueves, 21 junio 2018

Pamplona destinará 650.000 euros este año para revitalizar el comercio

Presentado por el alcalde, Joseba Asirón, incluye el desarrollo de 50 acciones hasta 2021 para potenciar el comercio de cercanía, promover la capital navarra como polo de atracción comarcal y crear sinergias con el ocio y el turismo.

Belén Armendáriz
Pamplona - 28 febrero, 2018

La mayoría de la oferta de alojamientos turísticos irregulares se concentra en el Casco Antiguo de Pamplona.

La mayoría de la oferta de alojamientos turísticos irregulares se concentra en el Casco Antiguo de Pamplona.

Volver a hacer atractivo el comercio de ciudad es lo que persigue el Ayuntamiento de Pamplona con el Plan Estratégico de Comercio, que presentó ayer su alcalde, Joseba Asiron. Para ello, el Consistorio tiene previsto destinar este año 2018 un total de 650.000 euros para la puesta en marcha de distintas acciones que consigan revitalizar un sector fuertemente dañado por la crisis económica, la contención del gasto y el cambio en los hábitos del consumidor, influenciado, en parte, por las grandes superficies.

El plan, que se articula en cinco ejes prioritarios, incluye cincuenta acciones. Una de las más destacadas es la creación de la marca Comercio de Pamplona, de forma que se consiga identificar el comercio pamplonés como único y permita, así, fidelizar al cliente de toda la comarca.

El Plan de Impulso al Comercio de Proximidad contempla 4 grandes líneas de trabajo (Gobernanza, Innovación, Competitividad y Cooperación).

Entre las actuaciones más visibles, el Plan Estratégico plantea reorganizar el comercio en el Casco Antiguo. En concreto, prevé diferenciar dos zonas; una pensada más en zona comercial y de servicios, y que abarcaría Zapatería, Pozo Blanco, Comedias y Calle Mayor; y otra pensada más en hostelería y “con potencial de desarrollo cultural-artístico”, en la que se encuadrarían las calles Dormitalería, Merced, Compañía, Calderería y Tejería.

TRANSFORMACIÓN DEL PASEO SARASATE

Además, propone una reforma de los mercados de Santo Domingo y del Ensanche; una “intervención integral” en la plaza de los Burgos y transformar el Paseo Sarasate. En este último punto, el plan recoge la necesidad de convertir ese paseo en “bisagra entre el Ensanche y el Casco Antiguo”, de forma que pase a ser “un posible espacio de acogida de actividades diversas de animación”.

El Plan contempla reorganizar el comercio del Casco Antiguo en dos zonas: una más comercial y de servicios y otra de hostelería y “con potencial desarrollo cultural-artístico”.

Así, en concreto, se contempla convocar un concurso de ideas sobre usos y funcionalidades del Paseo Sarasate y la eliminación de desniveles y elementos elevados. También se analizará el tráfico y el transporte público del lugar “para una mejor y más fácil accesibilidad al Casco Antiguo”, incide el plan.

Las acciones incluidas en el documento hacen mención también a mejorar la imagen de la ciudad, evitando en lo posible locales vacíos. De esta forma, propone el uso “efímero” de los escaparates de estas tiendas cerradas, así como el “embellecimiento de las fachadas”. Todo ello, sin embargo, sin perder de vista que la prioridad sería activar la actividad comercial y, por tanto, el Ayuntamiento se compromete a estimular el emprendimiento “optimizando las ayudas a través del Plan de Impulso del Comercio Minorista de Proximidad de Navarra 2017/2020 o del Plan de Trabajo Autónomo de Navarra 2017/2020 del Gobierno de Navarra”.

Feria Pamplona Stock

En esta línea, el Consistorio propone canalizar las medidas de apoyo tanto al emprendimiento como al relevo generacional. Además, propone crear una incubadora urbana de servicios comerciales.

El apoyo a la utilización de nuevas tecnologías y al asociacionismo son otras dos vías de actuación que recoge este Plan Estratégico de Comercio.

UN SECTOR DEBILITADO 

La redacción del plan ha sido realizada por la empresa Ikertalde Grupo Consultor, ganadora del concurso convocado a tal fin. Con un coste de 23.958 euros, el plan recoge, además de las líneas de actuación, un informe sobre la situación del sector.

De ese análisis se desprende que la actividad comercial ha caído un 12% entre 2011 y 2016, pasando de más de 3.000 a 2.690 comercios en Pamplona. Por el contrario, los servicios han crecido un 12,5% (hasta los 3.094) y la hostelería y alojamientos se han mantenido por encima de los mil establecimientos.

Pese a que Pamplona concentra el 41,5% de la oferta comercial de Navarra la realidad es que esta actividad ha caído en el último lustro un 12% pasando de 3.000 a 2.690 establecimientos.

Los motivos de ese descenso comercial habría que buscarlos, según el informe, en la proliferación de las grandes superficies. Pero también en una reducción de la renta per cápita debido a la crisis económica, que han hecho que el consumidor sea “más prudente y racional”; y en los nuevos hábitos comerciales, sobre todo, de la mano de internet.  “El 30% de los consumidores de Pamplona y su comarca compran por internet; y la cifra aumenta al 44% entre la población joven y adulta”, incide el estudio.

Pese a todo, Pamplona concentra el 41,5% de la oferta comercial de Navarra. Y, dentro de la capital, el Ensanche es, sin duda, el eje vertebrador. Con 694 actividades comerciales, concentra casi la mitad de las tiendas de equipamiento personal de la ciudad. Por su parte, el Casco Antiguo ha ido perdiendo empuje. Si en los años 90 albergaba más de 700 comercios, ahora suman 395.

A continuación, para los interesados ponemos a su disposición un ejemplar del Plan Estratégico de Comercio diseñado por el Ayuntamiento de Pamplona para los años 2017-2021.


Para acceder a más información sobre la actualidad económica vinculada a Pamplona … LEER AQUÍ. 


To Top