sábado, 31 julio 2021

El SNE se lanza a la formación informal de directivos y empresarios

En los últimos nueve meses, el canal de YouTube de la entidad ha visto cómo se dispara el número de suscriptores, pasando de los 55 que había acumulado a lo largo de siete años a los 1.300 actuales. Tras la declaración del primer estado de alarma, el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL) reorientó los servicios que ofrecía a los empresarios, directivos y técnicos, invitándoles a abrazar la necesaria cultura del 'lifelong learning' para la recualificación laboral. El resultado fue una parrilla de contenidos compuesta por píldoras informativas, talleres y webinars, adaptados a perfiles "que no puedan asistir a un curso por motivos de agenda". Ya se han superado las 100.000 visualizaciones.

Cristina Mogna
Pamplona - 16 diciembre, 2020

El nuevo proyecto del SNE-NL se centra en las personas que requieren una formación "experiencial". (Foto: Jacob Lund / Shutterstock)

La irrupción del coronavirus “no ha traído grandes inventos” en la formación de los profesionales, pero sí ha multiplicado la necesidad de innovar en los formatos y ha acelerado la digitalización de estos. “Se dice que, hasta que no tienes la obligación de aprender un nuevo idioma, no te despliegas. Lo mismo ha sucedido en este caso: tras la pandemia, o te renovabas o cerrabas”, explica Miriam Martón, directora gerente del Servicio Navarro de Empleo–Nafar Lansare (SNE – NL). En los últimos nueve meses, el canal de YouTube de esta entidad ha visto cómo se dispara su número de suscriptores, pasando de los 55 que tenía en marzo después de siete años a los 1.300 actuales. Los administradores de este espacio coinciden en que el incremento no es una casualidad. Obedece a la puesta en marcha de un ambicioso proyecto, que comenzó a gestarse tras la declaración del primer estado de alarma y que, hasta ahora, ha conseguido más de 100.000 visualizaciones.

Miriam Martón (SNE-NL): “En 2020 han aflorado nuevas necesidades, oportunidades, metodologías… Es más necesario buscar una promoción más relevante y mayor integración de oferta”. 

Como es lógico, el confinamiento exacerbó la actividad digital. En un escenario en el que muchos trabajadores contaban con más tiempo libre del habitual, los memes, los vídeos de humor y las plataformas de entretenimiento se convirtieron en los mejores aliados para sobrellevar la incertidumbre y el aburrimiento.

Sin embargo, Martón percibió que “eso, que en el momento entretenía mucho, acabaría por cansar o dejaría de aportar”. Fue así como surgió la idea de crear un canal de formación informal dirigido a directivos, que no solamente interactuarían con los contenidos ofertados, sino que además podrían “prescribirlos y recomendarlos a sus trabajadores, sobre todo porque  muchos se encontraban en un ERTE o teletrabajando. Este tipo de ofertas “ya existían” en Navarra, “pero generaban un problema porque casi todas eran presenciales y en Pamplona”.

REFORZAR LA IMAGEN

La fórmula planteada permitía cumplir distintos objetivos trazados por el SNE-NL. En primer lugar, ofrecía la posibilidad de “despejar la mente y de seguir un tema de interés para ponerse al día o prepararse ante una eventual vuelta al trabajo presencial”. Al mismo tiempo, se presentaba como una oportunidad para reforzar la imagen que se tenía de la entidad dentro del ámbito empresarial.

“Nosotros sí teníamos un enfoque de atención a directivos, pero generalmente lo que hacíamos era contar con la iniciativa de entidades de referencia de Navarra, como la Confederación Empresarial Navarra (CEN), la Fundación Industrial Navarra (FIN), la Asociación de la Industria Navarra (AIN), la Asociación de Empresas de Economía Social de Navarra (ANEL) o el Club de Marketing de Navarra. Con la experiencia de este 2020, donde han aflorado nuevas necesidades, oportunidades, metodologías, es más necesario buscar una promoción más relevante y una mayor integración de la oferta”, precisa Martón.

Ahora, en cambio, el SNE quiere convertirse “en un protagonista que articule la oferta de formación informal, aglutinándola a través de plataformas presenciales y virtualizables, YouTube, Zoom, Jitsi…”. En este sentido, la entidad pretende canalizar todas las iniciativas en las que participa a través de sus redes de oferta, sociales y profesionales. Por eso, plantea “poner más visibilidad y orden” en la programación, tanto en los horarios como en los contenidos propuestos por las organizaciones colaboradoras, “de manera que no haya solapamiento ni competencia, sino complementariedad y una oferta más amplia y variada”.

DIFERENCIACIÓN

Esta apuesta se enfrentaba al reto de hacerse visible en un entorno caracterizado por un tsunami de contenidos en internet. Ante la inmensa oferta disponible, el SNE-NL se distinguió “con producción propia”, elaborada “con referentes navarros que hablaran de realidades regionales, como das-Nano, IC, Conasa, CEN, CITI, FIN, AIN, Club de Marketing, Clavna, CTL o ATANA, entre otros”; y con “prescriptores internacionales” como Carmelo Ezpeleta, máximo responsable del Mundial de MotoGP, y Quico Taronjí, presentador en TVE. Para Carlos Adín, director del Servicio de Desarrollo de Competencias Profesionales en el SNE-NL, el formato escogido para el proyecto fue uno de los elementos que mas influyó en su excelente acogida: “Desde finales de marzo, y durante dos meses, generamos una parrilla de contenidos que se sugerían diariamente a los suscriptores y en cuatro tramos horarios”.

La “garantía de éxito”, a su juicio, fue la producción de píldoras informativas para directivos, “reales en impacto”, que podían consumirse en solitario o como aperitivo, a modo de première en los seminarios web: “Establecer un diálogo o un directo es interesante, pero es algo que pueden hacer todos. Al final, acabamos un poco saturados de tanto webinar”. Esta dinámica, compuesta por vídeos de corta duración, seminarios, jornadas, talleres y formación de impacto, difiere de los servicios que tradicionalmente ofrece el SNE-NL a otro tipo de perfiles, “que requieren un trabajo de más horas y mucho más acompañado”.

Carlos Adín: “Antes, el hecho de haber cursado un máster de referencia te valía para años. Ahora, la formación no solo debe ser interesante, sino también interesada”. 

La formación de los directivos “que no pueden ir directamente a un curso por cuestión de agenda” es más experiencial: “Cambia el paradigma, porque antes el hecho de haber cursado un máster de referencia te valía para años. Ahora, la formación no solo debe ser interesante, sino también interesada”. El nuevo modelo pasa por “aprender aprehendiendo, incorporando todo lo bueno que se encuentra, viendo, comparando, entendiendo y luego profundizando”.

En este sentido, Adín espera que los esfuerzos del SNE-NL contribuyan a que los ejecutivos abracen “la cultura del ‘lifelong learning’”. Algo que les permitirá “tener las competencias necesarias” para una transición óptima entre diferentes sectores laborales. El reciclaje profesional, según estima, “existe desde hace más de treinta años, pero muchas veces es instrumental”. Por eso, incide en que “lo importante es la recualificaciónentre los altos cargos.

TRANSFORMACIÓN MENTAL

Tras una primera incursión en YouTube, el SNE-NL dio el salto en otoño a la planificación de talleres semipresenciales, que conjugaron el streaming, la implantación de aulas burbuja y aulas espejo y la posproducción, “ofreciendo a la carta el grado de interacción y el momento de participación”. Con la colaboración de la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra (AEHN) y de referentes de la gastronomía navarra como Álex Múgica, el SNE-NL elaboró una serie de cursos que contaron con la presencia de público real en directo -no más de seis personas, debido a las restricciones en el aforo-, así como con asistentes conectados a través de Zoom o de YouTube Live. Ahora, después de su respectiva edición posterior, estas clases están “a disposición de todos” en esta última red social.

El proyecto arrancó en YouTube, pero ahora se plantea “dar el salto” a una plataforma más profesional: “Hemos crecido tanto que necesitaremos más versatilidad y potencia”.

En todo caso, Adín subraya que “más que una transformación digital, lo que el SNE-NL debe impulsar es una “transformación mental”. Para el director del Servicio de Desarrollo de Competencias Profesionales, no basta con contar con formatos novedosos de aprendizaje ni con la tecnología más avanzada: “Puedes tener las mejores máquinas del mundo, pero si no cambias tu mentalidad, la inversión será un despilfarro”. Por eso, aspira a que el SNE-NL se convierta en un “punto de encuentro” en el que confluya la innovación técnica con la experiencia de quienes se han atrevido a hacer las cosas de una manera diferente. “Cuando los mejores influyen a los que antes dudaban, se genera una corriente”, sentencia.

Será ese cambio el que permita a la Comunidad foral convertirse en cuna de “proyectos estables a nivel global”“refuerce” su tejido empresarial a través de la ‘cocompetencia’: “Hasta hace poco tiempo, se veía al de al lado como a un enemigo”. Y aunque reconoce que Navarra “tiene magníficas empresas”, considera que “hace falta más músculo económico y de equipo para crear una dinámica que aglutine esfuerzos y agrupe intereses con un objetivo: tener una logística conjunta, productos compatibles y ofertas u horarios complementarios”.

NUEVOS RETOS

Tras el despegue de esta iniciativa, Miriam Martón ya sabe cuál es su propósito de Año Nuevo. De cara a 2021, espera que la oferta generada en el seno del SNE-NL se convierta en “la agenda de referencia en Navarra” para todo lo relacionado con jornadas formativas, conferencias de interés y otros eventos destinados a directivos y a empresarios de la Comunidad foral. Por otra parte, tampoco descarta la creación de un nuevo escaparate que ordene los contenidos ofertados por la entidad. El proyecto arrancó en YouTube, pero ahora se plantea “dar el salto” a una plataforma más profesional: “Hemos crecido tanto que necesitaremos más versatilidad y potencia”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra. 


To Top