martes, 23 abril 2019

Viviendas en construcción

Viviendas en construcción

Durante 2018 se vendieron en Navarra 1.037 viviendas protegidas, apenas 33 menos que el año anterior. De ellas, 537 eran nuevas (contratos visados), en un ejercicio con un buen primer semestre y una segunda mitad de año menos dinámica que se traduce en un descenso de las ventas con respecto a 2017 del 12,54%, aunque son superiores en un 12,81% a las de 2016. El Gobierno de Navarra concedió subvenciones para la adquisición de vivienda protegida por importe de 4.874.922,62 euros.

Más positivo es el dato de la vivienda de segunda mano o venta de vivienda protegida en segunda o posterior transmisión, que sigue creciendo ininterrumpidamente desde 2014 hasta llegar el año pasado a las 500 viviendas, de modo que la suma de ventas de vivienda protegida nueva y usada, con compradores que cumplen requisitos da la cifra citada, 1.037.

Miguel Laparra: “Se recupera la actividad y el empleo sin llegar a los excesos de la burbuja inmobiliaria”.

5.429 VIVIENDAS REHABILITADAS

Los datos más destacados del sector de la construcción en 2018 vienen de la rehabilitación protegida, con un crecimiento del 31,4% de las viviendas rehabilitadas que llegan a 5.429. También subió un 24,3% el presupuesto o inversión llevada a cabo en esas obras. El incremento de la rehabilitación protegida se ha producido tanto en las viviendas rehabilitadas por comunidades de propietarios, son 4.048 viviendas, como en las rehabilitadas por personas particulares, 1.381 viviendas.

Asimismo, las subvenciones concedidas superan los 22.686.000 euros, lo que supone un incremento del 25 % sobre las concedidas en 2017. De esa cantidad, 7.991.897 euros estuvieron vinculados a intervenciones de mejora de accesibilidad y 5.809.946 euros, en la mejora de la envolvente térmica de los edificios.

EL PARO EN EL SECTOR BAJA UN 21,6%

La evolución del paro procedente del sector de la construcción revela un constante descenso en Navarra, hasta bajar de media un 21,6% en 2018 y situarse en 1.830 personas de media, lo que supone un 5,4% del total. La reactivación de la construcción de vivienda y de la rehabilitación han sido claves en la recuperación del empleo en este sector.

El mejor comportamiento del sector de la construcción corresponde a la rehabilitación protegida, que crece durante 2018 el 31,4%.

En los últimos tres años, el descenso anual del paro ha sido aproximadamente de un 21% frente al 9% total. En relación con la histórica destrucción del empleo en el sector, sobre todo a comienzos de la crisis, se puede destacar, como ejemplo ilustrativo, que en 2009 el paro procedente de la construcción creció un 78,6% lo que representó el 15,1% del desempleo total en ese año, respecto a la media anual, pero a partir de 2014 se produce un continuo descenso.

De todas formas, conviene señalar que el descenso del desempleo en la construcción no solo obedece, tal y como se ha señalado, a la recuperación de empleo en dicho sector, también se explica por el trasvase hacia otros sectores de actividad, ya que esa generación de puestos de trabajo no ha podido contrarrestar en su totalidad la ‘histórica’ destrucción del empleo en el sector.

AFILIACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL

Los datos de afiliación a la Seguridad Social durante 2018 en el sector de la construcción, 16.041 personas adheridas en total, corroboran una constante recuperación del empleo tras la crisis. Además, la comparativa que nos ofrecen las tasas de variación anual de la afiliación revela que en 2018, el crecimiento del empleo en la construcción, medido a través de esta fuente de registro, ha sido incluso superior a la total. De esta forma, el crecimiento anual de la afiliación en el sector de la construcción ha sido del 4,8%, siendo el aumento total del empleo del 3,4%.

En lógica sintonía con la afiliación, también se observa a través de los datos anuales de contratación, el crecimiento del número de contratos del sector a partir de 2016. En 2018 se han registrado 10.401 contratos en dicho sector, lo que supone casi un 3% del total de la contratación. En definitiva, estos datos indican un indiscutible crecimiento del empleo en el sector, aunque en términos de proporción su peso es claramente menor al del comienzo de la crisis (llegó a ser de casi un 10% en 2008 frente al 3% actual).

Asimismo, las tasas de variación anual reflejan una tendencia similar a la de la evolución de la afiliación. Es a partir de 2017 cuando el crecimiento de los contratos es similar al total. En 2018, se ha dado un aumento de la contratación total del 3,6% mientras que la contratación en el sector objeto de análisis ha sido del 3,1%.

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha hecho una valoración positiva del balance anual en el sector de la construcción. “Se recupera la actividad y el empleo sin llegar a los excesos de la burbuja inmobiliaria, y el dato más destacado es la recuperación de la rehabilitación de vivienda, especialmente positivo en términos de empleo y sostenibilidad ambiental”.

Para acceder a más información sobre construcción… LEER AQUÍ. 

Archivado en:

construcción · rehabilitación · vivienda · VPO ·


To Top