jueves, 21 noviembre 2019

“En 2020, el 70 % de las empresas implantará la biometría”

Comprobar la identidad de una persona por teléfono sin que dé sus datos, pagar en el chiringuito haciéndote una foto, controlar el acceso a áreas restringidas... El reconocimiento facial o de voz es ya una realidad. Y por eso, el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra (COIINA), a través de la Oficina de Transformación Digital, albergará una jornada el 22 de octubre, en el que Eduardo Azanza, CEO y cofundador de das-Nano-Veridas, explicará las soluciones actuales más innovadoras.

Cristina Catalán
Pamplona - 3 octubre, 2019

Eduardo Azanza es CEO y cofundador de Das-Nano-Veridas. (Fotos: Víctor Rodrigo)

Eduardo Azanza es CEO y cofundador de das-Nano-Veridas, compañía que recibió recientemente el Premio Nortempo a la Empresa Más Innovadora dentro de los Premios Nacionales de Ingeniería Industrial 2019. Miembro del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra (COIINA) y de la Fundación Industrial de Navarra, muestra su DNI para que el equipo de NavarraCapital.es compruebe su identidad. Correcto, es él… Pero acto seguido, confiesa que el documento es falso. “Con la biometría, sin embargo, no hay duda. Podemos comprobar la identidad de una persona digitalmente con fiabilidad y seguridad”, señala convencido. 

“Podremos hacer el pago en chancletas, ir al chiringuito de la playa en bañador y pagar simplemente haciéndonos una foto”.

El próximo 22 de octubre, impartirá una jornada sobre soluciones comerciales para las empresas industriales, basadas en la inteligencia artificial, que organiza el COIINA a través de la Oficina de Transformación Digital.  (Inscribirse aquí)

¿En qué consisten las tecnologías de biometría e identidad digital que desarrolláis en das-Nano-Veridas?
Veridas lleva a cabo la verificación de la identidad por medios digitales. Es decir, se puede verificar si una persona es quien dice serlo sin tener que estar presente. Veridas fabrica software y, con los datos en la nube a nivel mundial, se procede a la validación de documentos de identidad, biometría facial y biometría de voz. Se aplica en entidades bancarias, empresas de vehículos de alquiler, hoteles, seguridad en el acceso de menores a juegos online, en la industria farmacéutica para el control del acceso a los medicamentos o en otras muchas industrias con procesos críticos. Veridas aporta esta tecnología para cualquier persona o empresa que necesita validar la identidad de alguien que no esté presente.
Das-Nano por su parte, se encarga de hacer el hardware. Usa los motores de biometría facial de Veridas, que son los terceros del mundo según el National Institute of Standards and Technology (NIST), para hacer control de accesos biométricos (para estadios, aeropuertos, etc). Es decir, das-Nano se encarga de desarrollar las máquinas para el control de accesos incorporando algunas de las piezas de Veridas.

¿Cómo sería el proceso?
Por ejemplo, para alquilar un vehículo nos pedirían el DNI y un selfie que podemos tomar desde casa de forma remota a la hora de hacer la reserva del coche. De esa manera, se acreditan los datos y se validan las más de 40 medidas de seguridad que tenga el DNI. También se verifica que la persona está viva y que es la misma que la del selfie. Estamos trabajando con empresas de todo el mundo. 

¿Cómo reconoce el sistema que una foto se corresponde correctamente con una persona?
Por medio de las redes neuronales, de la inteligencia artificial. Mediante millones de ejemplos, le enseñamos al sistema a aprender a diferenciar caras. De este modo, puede reconocer una misma cara con diferentes cortes y color de pelo, accesorios como gorros, sombreros, bigote, barba, gafas… 

¿A qué empresas les puede interesar este tipo de tecnología?
Esta tecnología está disponible para todas aquellas empresas que quieran hacer procesos de verificación de identidad. Cualquier tipo de empresa puede utilizar este tipo de tecnología para los propios accesos a ella, en e-commerce, en hoteles (con el fin de que no tengamos que estar haciendo cola para enseñar el DNI al recepcionista), en sistemas de pago biométrico. También desarrollamos tecnología de reconocimiento de voz, que puede identificarnos al hablar por teléfono, por ejemplo… 

O sea, que podremos hacer la compra sin llevar ni dinero, ni tarjeta, ni móvil encima…
Sí. Podremos hacer el pago en chancletas, por así decirlo. Podremos ir al chiringuito de la playa en bañador y pagar simplemente haciéndonos una foto, verificando así nuestra identidad y aportando, por ejemplo, los tres últimos números de nuestro teléfono. Así de sencillo. 

¿Qué regulación hay en este sentido, sobre todo a nivel ético?
Hay una normativa y somos muy estrictos con su cumplimiento. Por un lado, desde el punto de vista de la LOPD, nosotros informamos a las personas de cuál va a ser la utilidad de esos datos, si se guardan o no (nosotros los procesamos, pero nunca los guardamos), el tiempo de uso de los datos, cómo pueden reclamarlos, etc.

¿A quién va dirigida la jornada?
CEO de empresas; personas que gestionan infraestructuras o edificios que deseen establecer un control de accesos; instalaciones críticas como aerogeneradores, subestaciones, obras, manejo de vehículos peligrosos, control de uso de menores de juego online, procesos de admisión en salas de juego… Todo aquello que requiera de un control de personas. En definitiva, la biometría se puede utilizar para múltiples cosas.  

“Desde 2017, ya hemos hecho más de tres millones de validaciones de identidad en todo el mundo”.

¿Hacia dónde se tiende en estas tecnologías?
Esto ya está aquí. Desde 2017, ya hemos hecho más de tres millones de validaciones de identidad en todo el mundo. Y esto es exponencial porque esos mismos motores que operan en la nube lo hacen para todo el mundo. Estamos en España, México, Argentina, Colombia y vamos a empezar en Estados Unidos. Además de todo lo dicho, podremos acceder a un estadio con seguridad y de forma rápida y ágil, podremos comprar algo en internet tras haber verificado la identidad del vendedor… ¿Hacia dónde tiende? Depende de la conveniencia de su uso, pero lo que tiene que primar es el respeto y la privacidad de los usuarios. 

¿Qué lugar ocupa Navarra en este ámbito a nivel mundial?
Navarra ocupa su lugar teniendo en cuenta que somos una comunidad pequeña. Tenemos muchas industrias punteras y en biometría queremos que lo sea de la mano de Veridas. Veridas ahora mismo es uno de los actores reconocidos a nivel mundial dentro de este sector, que todavía es pequeño. Nosotros competimos a nivel mundial con empresas inglesas, israelíes, americanas, alemanas… Gartner, la consultora tecnológica más importante del mundo, señala que en 2020 el 70 % de las empresas implantará la biometría para sus procesos de negocio. 

¿Está la empresa navarra concienciada de estos cambios tecnológicos y de que deben ponerse al día?
Hay gente que lo está demandando y hay quien lo está descubriendo ahora. Cuando vemos el desarrollo que tiene, ya no lo ves como algo del futuro. Y si además la empresa que te puede aportar esta tecnología la tienes en la puerta de casa, la interacción es mucho más sencilla. Navarra, por ejemplo, es el centro mundial del vending y este sector se lo está planteando. 

¿Implantar estas tecnologías supone una gran inversión para las empresas?
No, porque se paga por uso. Y en cuanto a la instalación de accesos, nosotros mantenemos la infraestructura que tenga la empresa con los accesos existentes y la adaptamos al siglo XXI.

Entra aquí para saber más sobre innovación.


To Top