sábado, 20 abril 2024

En busca de nuevas microproteínas para desarrollar inmunoterapias revolucionarias contra el cáncer

El CIMA y Navarrabiomed han puesto en marcha Datum, un proyecto que está identificando nuevas microproteínas presentes en los tumores para profundizar después en su potencial terapéutico. La iniciativa está coordinada por ADItech, a su vez agente coordinador del SINAI, y financiada por el Gobierno foral.


Pamplona - 14 febrero, 2024 - 05:58

Purificación Fortes (CIMA), Jokin Fernández (Navarrabiomed) y Pablo Sarobe (CIMA) lideran el proyecto Datum. (Fotos: Ana Osés)

Las vacunas exponen al cuerpo a una versión debilitada o inactiva de un microbio, que entra al sistema inmunitario. Así, logran que el cuerpo reaccione a tiempo cuando aparece una infección bacteriológica o viral. El éxito de este modelo terapéutico ha impulsado desde hace años una línea de investigación que busca replicarlo en la batalla contra el cáncer. Un camino que pasa por superar un obstáculo: a diferencia de microbios patógenos que el organismo sabe reconocer como agentes externos, las células cancerosas vienen de nosotros mismos. De esta forma, se camuflan y sortean las defensas naturales del cuerpo.

Pero la lógica de las vacunas también se aplica contra el cáncer a través de la inmunoterapia. Aunque esta no tiene porque ser solo preventiva, también actúa reforzando el sistema inmunitario de un paciente que ya padece la enfermedad para evitar que el cáncer reaparezca, destruir las células dañinas que aún permanezcan en el organismo una vez finalizado el tratamiento o impedir que un tumor crezca o se extienda.

«Para elaborar la vacuna, se usan neoantígenos (trozos de proteínas que provocan una reacción del sistema inmunitario) producidos solo por las células tumorales. Pero se trata de un tratamiento que requiere un análisis relativamente complejo de cada paciente y se obtiene una vacuna muy individualizada«, detalla Pablo Sarobe, miembro del Grupo de Desarrollo de Vacunas, Programa de Inmunología e Inmunoterapia en el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA).

Quienes deseen conocer más a fondo el proyecto pueden hacerlo a través de este enlace

Por eso, este inmunólogo detectó una nueva oportunidad cuando conoció el trabajo desarrollado por el Programa de Biología y Terapia de ARN del mismo centro, bajo la dirección de la bióloga molecular Puri Fortes. En concreto, su equipo estudia determinadas microproteínas que se expresan «de forma casi específica» en tumores. «De repente, vimos que podían ser posibles candidatos para elaborar una vacuna que potencie el sistema inmunitario contra el tumor, sin la necesidad de hacer esos análisis tan complejos«, explica esta última.

La iniciativa busca profundizar en el conocimiento de microproteínas "nunca antes vistas" por la comunidad científica.

La iniciativa busca profundizar en el conocimiento de microproteínas «nunca antes vistas» por la comunidad científica.

En 2021, el equipo puso en marcha el proyecto estratégico Blanca en colaboración con otros agentes innovadores de la Comunidad foral, cuyo objetivo era desarrollar vacunas para tratar el cáncer de mama triple negativo y el hepatocarcinoma. La iniciativa, que culminó el pasado mes de diciembre, abrió un horizonte nuevo de investigación. «Nos dimos cuenta de que, al contrario de lo que pensábamos, hay muchas más microproteínas de las que proyectábamos. Así mismo, no queríamos solamente elaborar vacunas con esas microproteínas, sino también identificar su función. Porque es posible que influyan en el crecimiento de un tumor, en su capacidad para generar metástasis o en la respuesta frente a los fármacos que se utilizan», incide Fortes.

Con este objetivo en mente, el equipo del CIMA contactó con Navarrabiomed para poner en marcha Datum, una iniciativa que busca desarrollar nuevos tratamientos a través de la caracterización de estas microproteínas y su potencial terapéutico y diagnóstico. El proyecto está coordinado por ADItech, a su vez agente coordinador del Sistema Navarro de I+D+i (SINAI), y financiado por el Gobierno de Navarra en la convocatoria de ayudas a centros tecnológicos y organismos de investigación para la realización de proyectos de I+D colaborativos.

MICROPROTEÍNAS «NUNCA ANTES VISTAS»

El equipo investigador se enfrentó de inicio a una problemática. «Se creía que hay moléculas de RNA que no dan lugar a proteínas. Pero gracias al trabajo previo realizado, de repente, teníamos por delante el desafío de observar unas microproteínas que nadie había estudiado antes porque se desconocía su existencia. Y, para analizar estas moléculas, de alguna manera debes saber qué quieres ver«, apunta Jokin Fernández, investigador perteneciente al Área de Proteómica en Navarrabiomed.

Por eso, el proyecto Datum contó con el apoyo de un grupo de bioinformática afincado en Barcelona, liderado por la investigadora Mar Alba y especializado en evolución. «Era importante contar con sus capacidades predictivas y su conocimiento en esta materia. Porque, si hablamos de proteínas, las del ser humano son las mismas que las de la mosca o el gusano. Pero, conforme los organismos evolucionan, tienen la capacidad de producir moléculas que le permiten vivir, pero no tienen por qué estar compartidos con otras especies. Y trabajamos con la hipótesis de que estas microproteínas, que son muy humanas, representan nuestra evolución más reciente», defiende Fortes.

El proyecto Datum investiga utilizando líneas celulares y tumores de pacientes.

Las predicciones realizadas en el marco de la iniciativa colaborativa contemplan la existencia de «unas 50.000» microproteínas.

De momento, el trabajo predictivo realizado en el marco de la iniciativa colaborativa contempla la existencia de «unas 50.000» microproteínas. No obstante, es necesario comprobar su existencia. De ahí que, con la ayuda de Navarrabiomed, el equipo haya puesto a punto una serie de tecnologías para poder visualizarlas. «Empezamos con muestras de cultivos celulares humanos para confirmar que esta tecnología funciona. De hecho, ya hemos confirmado la existencia de muchas proteínas. Ahora, estamos profundizando en aquellas que encontramos en tumores», señala Fernández.

VACUNAS Y DIAGNÓSTICO

Con este conocimiento, el grupo científico del CIMA está explorando vías para la elaboración de nuevas vacunas contra el cáncer. «Pensábamos al principio del proyecto que podíamos hacer una vacuna para un tipo de cáncer. Ahora estamos empezando a pensar que, si tenemos 200 microproteínas específicas de un tumor en concreto, podemos analizar si el tumor del paciente cumple con esas características y aplicar la vacuna. No va a ser infinita, porque solo podremos identificar un número limitado de microproteínas, pero es un paso más allá», remarca la directora del Programa de Biología y Terapia de ARN en el CIMA.

Al mismo tiempo y más allá de los objetivos contemplados por Datum, las microproteínas parecen demostrar un potencial como biomarcadores en el diagnóstico de enfermedades. «Cuando iniciamos el proyecto, no teníamos claro el potencial de esta vía porque no sabíamos lo rápido que la tecnología de Navarrabiomed puede identificar la presencia de microproteínas. Es cuestión de ver qué pacientes las tienen, gracias a sistemas que permiten confirmar este extremo muy rápido. Y no solo en los tumores, sino que también podemos identificar si están presentes en la sangre», celebra Fernández.

Archivado en:

ADItech · CIMA · SINAI · Salud Navarra · Navarrabiomed ·


To Top