lunes, 8 marzo 2021

“Es cierto que gané más de un millón de dólares como tenista”

Considerada la mejor tenista navarra de todos los tiempos, Cristina Torrens nos habla en este CapitalTest de su salto al ámbito empresarial. Tras llegar a ser la número 27 del mundo y ganar cuatro torneos WTA, ahora gestiona varias escuelas de pádel en Navarra. Un trabajo que la apasiona y donde prefiere realizar labores de organización a impartir clases.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 25 enero, 2021

Cristina Torrens es la mejor tenista navarra de todos los tiempos. (Foto: cedida)

Cristina Torrens es una leyenda del tenis navarro. Ganó once títulos en el circuito challenger y cuatro en el circuito profesional WTA. Con treinta años dejó el deporte para, más tarde, trabajar como gerente en el club de pádel Pablo Semprún de Itaroa. Actualmente tiene su propio negocio, Cristina Torrens Advance Sport, en el que se encarga de la gestión de diferentes escuelas de pádel.

1. ¿Qué echa de menos del tenis?
Los viajes. Cuando estaba en plena competición, acabé un poco cansada de ir de un sitio a otro. Pero una vez dejé el tenis, me di cuenta de que la vida viajando es una maravilla. También echo de menos la competición, ese gusanillo es algo especial.

2. ¿Da vértigo llegar a ser la número 27 del mundo?
Vértigo no. Estamos metidos en una burbuja, con gente que hace lo mismo que tú, y eso hace que lo vivas con normalidad. Cuando te retiras eres más consciente de lo que has hecho y lo valoras mucho más.

3. ¿Cuál fue la clave de sus éxitos?
El esfuerzo. He sido una persona muy constante y eso me ha servido para llegar lejos, sin igual tener el talento de otras deportistas.

4. ¿Cómo vivió su marcha con 14 años a un centro de alto rendimiento en Valencia?
Ahora lo veo como una gran oportunidad que me dieron mis padres. Porque lo hicieron sin pensar en ellos y pensando en mí. Al final, tenía que salir de Pamplona para acceder a los torneos en los que podía competir.

5. ¿Tiene la sensación de haberse perdido muchas cosas en esos quince años como tenista?
En el momento en que estaba jugando, sí. Ahora veo que fue ganar en todo.

6. ¿Qué tenista, de las que conoció personalmente, la sorprendió gratamente?
He admirado mucho a Steffi Graf. Verla en los torneos, comiendo, entrenando… También tuve la suerte de coincidir en aquella época con Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez.

7. Un torneo que le traiga buenos recuerdos.
Los Grand Slams en general. Australia es la bomba. Roland Garros es el gran torneo en tierra. Wimbledon para los españoles es una oportunidad que normalmente no tienes, al poder jugar en hierba. Y el US Open, con todo lo que tiene una ciudad como Nueva York… No me puedo quedar con uno en concreto.

8. ¿Es necesario tener un respaldo económico importante para llegar lejos?
Sí, sin duda. Si yo no hubiera tenido la beca de la Federación Española de Tenis, de los 14 a los 18 años, seguramente no habría llegado a ser tenista profesional.

9. ¿Es cierto que llegó a ganar más de un millón de dólares como profesional?
Es cierto, pero la cifra es sin quitar impuestos y sin contar los gastos de mis viajes o los de mis entrenadores, que los pagaba yo.

10. ¿Cómo está viviendo la actual crisis económica?
Económicamente está siendo dramático. Vienen unos años duros. Yo he tenido suerte porque me dedico a un deporte (el pádel) que, con la pandemia, ha salido favorecido porque se puede practicar sin grandes problemas.

11. Una buena inversión…
No soy una persona muy arriesgada. He sido muy hormiguita. Con mis primeros ahorros me compré una casa pequeñita en Valencia y luego una un poco más grande.

12. ¿A qué personaje público no le dejaría la gestión de sus ahorros?
Al actual Gobierno de España.

13. ¿Qué tal se ve en esa nueva faceta de gestión de escuelas de pádel?
No es algo nuevo porque antes ya había trabajado como directora de un club de pádel. Ahora creo que tengo la experiencia suficiente para gestionar, por mi cuenta, escuelas de pádel para clubes y ayuntamientos.

14. ¿Se ha preparado de manera especial para desarrollar esas labores de gestión?
No. Al final, en estos catorce años el día a día es lo que más te sirve para estar bien preparada.

15. ¿Qué es lo que más le llamó la atención al pasar del tenis al mundo empresarial?
En el tenis, al final es ganar o perder y dependes de la jugadora que tengas delante. Ahora, lo que veo es que si haces bien las cosas, con el trabajo diario, puedes conseguir tus objetivos.

16. ¿Siempre tuvo claro qué quería hacer cuando dejase el tenis?
No, pero cuando volví a Pamplona me surgió la oportunidad de gestionar un club de pádel y la verdad es que me gusta y que soy válida para esto.

17. ¿Dónde se ve más cómoda, haciendo números o jugando al pádel?
No doy clases de pádel, a diferencia de otras compañeras mías del mundo del tenis. Me gusta organizar los eventos más que estar en la pista.

18. Parece que el idilio con el deporte se alarga, a pesar de su retirada del mundo del tenis…
La verdad es que sí. Gestiono escuelas de pádel en Sarriguren, Zizur Mayor, Esquíroz y la Universidad de Navarra. Este trabajo te puede llevar todo el día, pero es muy agradecido.

19. ¿Cómo ve el futuro del pádel en Navarra?
Ahora mismo está creciendo muchísimo. Es uno de los deportes que mejor está funcionando. Lo bueno que tiene es que lo puede hacer cualquiera, desde niños a gente mayor o personas que no hayan jugado nunca.

20. ¿Qué ha aprendido de esta época de pandemia?
A sacar la parte positiva a todo. No nos podemos hundir ni desanimar porque tenemos que superar todo lo que nos venga en el futuro.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top