lunes, 8 marzo 2021

Objetivo: reducir la fuerte dependencia de los ingresos televisivos

Los ingresos por los derechos audiovisuales son la principal fuente recaudatoria para los clubes de fútbol. Por eso, analizamos cómo es su reparto en Primera División y qué supone para Osasuna que dicha cantidad suponga el 75 % del presupuesto aprobado para la temporada. El director general de la entidad rojilla, Fran Canal, asegura que se siente satisfecho con la distribución actual, pero añade que Osasuna lleva años trabajando para reducir esta dependencia y potenciar otras áreas de negocio.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 25 enero, 2021

El 75 % del presupuesto de Osasuna para esta temporada procederá de los ingresos televisivos. (Foto: cedida)

Si se analizan los presupuestos de los clubes de fútbol españoles, resulta evidente la fuerte dependencia que tienen de la televisión en sus presupuestos. De hecho, esta vía de ingresos resulta crucial para mantener sus actuales modelos de negocio. Hoy, el dinero procedente de la venta de derechos audiovisuales representa de media el 52,6 % de los ingresos operativos en las cinco principales ligas europeas (LaLiga, Premier League, Bundesliga, Serie A y Ligue 1), según el informe ‘Annual Review of Football Finance 2020’, elaborado por Deloitte.

Para Osasuna, los ingresos de televisión suponen el 75 % de las cuentas aprobada para esta temporada 20-21. De un total de 65,2 millones de ingresos previstos, 49,1 procederán de las  retransmisiones. Pero el club ya está trabajando “desde hace tiempo” para “ser lo menos dependiente posible” de los ingresos audiovisuales.

“Un club como el nuestro debe saber adaptarse a la Primera y Segunda División, categorías entre las que hay diferencias muy importantes en la cuantía a ingresar por esta vía”, señala Fran Canal, director general de Osasuna.

Lo cierto es que dichas diferencias son más que notables. En la temporada 2018-2019, cuando Osasuna militó en Segunda, el club apenas obtuvo 7,5 millones frente a los más de 48  que se embolsó la temporada siguiente en LaLiga Santander.

Por eso, Canal hace hincapié en la importancia contar con otras fuentes de ingresos. “En las temporadas 2017/18 y 2018/19, en Segunda, fuimos el club con más ingresos no procedentes de la televisión de la categoría y esto se produjo gracias a nuestra red de patrocinadores y colaboradores. Con el ascenso a Primera, estos ingresos aumentaron de forma significativa. En total, desde 2017 hemos incrementado más de un 90 % nuestros ingresos por patrocinio deportivo y publicidad”.

Esta última vía todavía queda lejos de las grandes cantidades televisivas (esta temporada se han previsto 5,9 millones de euros), pero se está potenciando de manera significativa. “Este es el camino que ya ha iniciado Osasuna, ya que eso nos convertirá en menos vulnerables a coyunturas como la actual pandemia que sufrimos, que ha penalizado de forma muy severa todos los sectores de nuestra economía, incluido el fútbol”, detalla Canal.

EL REPARTO DE LOS DERECHOS TELEVISIVOS

La norma que desglosa cómo debe realizarse el reparto es el Real Decreto 15/2015. De esta forma, la patronal distribuye los ingresos netos (se restan a los ingresos brutos los gastos que supone la gestión y comercialización). Una cantidad que los clubes de Primera se llevan prácticamente en su totalidad: el 90 %. Los de Segunda se quedan solo con el 10 % restante.

En el reparto entre los veinte clubes de LaLiga, el 50 % se divide a partes iguales y un 25 % viene determinado por su puesto en la clasificación final de la temporada. Concretamente, se valoran las cinco campañas anteriores y cada puesto y cada temporada tienen un porcentaje. Ser campeón de Liga supone un 17 % y quedar colista, un 0,25 %. Sin embargo, se valoran más las campañas recientes (35 % la última y 15 % la de hace cinco años).

El otro 25 % restante, se reparte en concepto de implantación social: un tercio, según abonos y taquillas (una media de los ingresos obtenidos por este concepto en las últimas cinco temporadas); y, los dos tercios restantes, se conceden en función de la aportación de cada club para generar valor a los derechos audiovisuales.

El Barcelona es el club que más dinero recibe por derechos televisivos, con 165 millones, por delante del Real Madrid, con 156,2, o el Atlético de Madrid, con 124,2. En la parte baja figuran dos recién ascendidos a Primera: el Elche, con 6,7 millones, y el Cádiz, con 7,4. Osasuna ocupa el puesto decimoséptimo.

Es indudable que aspiramos a que cada vez existan menos diferencias entre los que más y menos ingresan por derechos televisivos. Todo lo que sea acercarnos hacia un modelo de reparto como el que tiene la Premier League contribuiría a crear una Liga más competitiva y a incrementar el valor de la propia competición. A futuro, eso podría redundar en más ingresos”, remarca el director general de Osasuna.

EL CASO DE LA PREMIER

Canal hace la comparación con la Premier League, que se ha convertido en la competición referente para muchos equipos por su modelo equitativo. En ella, todos los clubes reciben casi 40 millones de euros a modo de reparto inicial, otros 48 millones por los derechos de televisión internacionales y algo más de 5 millones por los derechos comerciales centralizados. En total, y sin contar con los méritos deportivos, todos cobran cerca de 94 millones por estar en la máxima categoría. La temporada 2018-19, el Liverpool fue el equipo que más dinero ingresó por derechos audiovisuales, con 172 millones de euros. Lo sorprendente es que el Huddersfield, que fue el que menos, ingresó cerca de 110 (una cifra similar a la del Atlético de Madrid). Una cantidad de ensueño para cualquier club modesto: “Es justo reconocer que la evolución del reparto en los últimos años ha sido muy positiva y que los ingresos audiovisuales que obtiene un club como Osasuna en Primera División son muy superiores a los de hace un lustro. Entendemos que estamos en la buena dirección, pero queda camino por recorrer”.

Por último, el director general de Osasuna pone el foco en la importancia de lograr la permanencia y en lo que eso supone a todos los niveles para el club. “Trabajaremos para que el Club Atlético Osasuna continúe en Primera División porque, además del valor deportivo y sentimental que conlleva, también obtendremos más ingresos y esto también redundará en una aportación mayor a la Hacienda Foral de Navarra a través de impuestos. Y de eso se beneficia toda la ciudadanía”.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top