sábado, 16 febrero 2019

Europa encamina a Navarra hacia la economía circular y sostenible

Una jornada organizada por la Delegación del Gobierno foral en Bruselas y Aditech analiza los retos y oportunidades de la bioeconomía.

Redacción
Pamplona - 29 enero, 2019

Los planes de residuos de Navarra se inspiran en la economía circular y sostenible.

Los planes de residuos de Navarra se inspiran en la economía circular y sostenible.

La delegación del Gobierno de Navarra en Bruselas y Aditech analizaron, en una nueva jornada de los ‘Viernes de Desarrollo Económico’, los retos y oportunidades de la bioeconomía circular en la Unión Europea. En esta sesión, en la que también participó la directora general de Medio Ambiente Eva García Balaguer, se expuso la nueva Agenda para el desarrollo de la Economía Circular en Navarra, que actualmente se encuentra en proceso de participación.

Durante su exposición, la directora general de Medio Ambiente, Eva García, explicó las líneas generales del desarrollo de la Agenda para la Economía Circular en Navarra, un documento que concreta en las políticas públicas la apuesta navarra por la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. El concepto de Economía Circular, señaló la directora general, es un nuevo modelo económico que propone el aprovechamiento máximo de recursos y la generación mínima de residuos, así como reducción del impacto ambiental neto: “La Economía circular es reparadora y regenerativa, diseña sin residuos, aumenta la resiliencia con la diversidad, hace uso de energías de fuentes renovables y piensa en un sistema, en las relaciones del todo con las partes, en la retroalimentación e interdependencia”.scrapyard-2441432_960_720

García Balaguer recordó que los compromisos adquiridos en materia de Desarrollo Sostenible, y especialmente con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, encaminan a Navarra hacia ese nuevo modelo socioeconómico y energético, con una economía baja en carbono y adaptada a los efectos climáticos, para configurar una territorio responsable en lo ambiental y eficiente en el uso de recursos, logrando un equilibrio entre las personas, su actividad y el medio en que se sustentan.

Con esta agenda como hoja de ruta, indicó que “el Gobierno de Navarra se propone liderar este camino desde la política ambiental, integrando la Economía Circular en las políticas sectoriales”, y ha destacado las herramientas principales para ello: la Estrategia de Especialización Inteligente de Navarra S3; la Hoja de ruta del Cambio Climático y Plan de Residuos 2017-2027 y Ley Foral de Residuos y su Fiscalidad, entre otras.

En el conjunto de la UE la bioeconomía representa unos ingresos anuales de cerca de 2 billones de euros y unos 18 millones de puestos de trabajo.

El documento se encuentra a exposición pública desde el pasado 28 de diciembre en el portal de participación de gobierno abierto y hasta el próximo 28 de enero. Una vez concluido el plazo de exposición pública, darán comienzo las reuniones presenciales de participación.

Además intervinieron la navarra afincada en Bruselas Marta Campos Iturralde, de Biobased Industries (BBI JU), que expuso las oportunidades para la bioeconomía en la Unión Europea; e Ignacio Martín, del Centro de Investigación y Creación de Empresas (CIRCE) del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, cuya exposición se centró en el proyecto EU Power4BIO, como herramienta para la creación de estrategias regionales de bioeconomía.

La clausura de la jornada corrió a cargo de Javier Gil, director del Departamento de Biomasa del Centro Nacional de Energías Renovables (CENER) y Begoña Vicente, directora de desarrollo de negocio de los Institutos de Investigación de la UPNA, que presentó las investigaciones relacionadas con la Economía Circular y el nuevo Instituto Multidisciplinar de Biología Aplicada (IMAB / UPNA).

LA BIOECONOMÍA, CLAVE PARA EL DESARROLLO

El pasado mes de octubre, la Comisión presentó un plan de acción para el desarrollo de una bioeconomía sostenible y circular al servicio de la sociedad, el medio ambiente y la economía de Europa. Una nueva estrategia que forma parte de sus esfuerzos para incentivar el empleo, el crecimiento y la inversión en la UE.Los planes de residuos de Navarra se inspiran en la economía circular y sostenible.

La bioeconomía engloba todos los sectores y sistemas cimentados en los recursos biológicos. Es uno de los mayores y más importantes sectores de la UE, que engloba agricultura, silvicultura, pesca, alimentación, bioenergía y productos de base biológica, y representa unos ingresos anuales de cerca de 2 billones de euros y unos 18 millones de puestos de trabajo.

Es también un sector clave para incentivar el crecimiento en las zonas rurales. En un mundo de ecosistemas y recursos biológicos finitos, es necesario hacer un esfuerzo de innovación para alimentar a la población, suministrar agua potable y energías limpias. La bioeconomía permite convertir algas en combustible, reciclar plástico, transformar los residuos en muebles o ropa nueva, o convertir los subproductos industriales en fertilizantes de base biológica. A nivel europeo, cuenta con el potencial de generar un millón de nuevos empleos verdes para 2030.

Para saber más sobre la economía circular… LEER AQUÍ


To Top