viernes, 23 febrero 2024

Exkal implantará una tecnología que disminuye un 20 % el consumo eléctrico de refrigeradores

Notevac es uno de los siete proyectos que han permitido al Grupo de Investigación en Ingeniería Térmica y de Fluidos de la UPNA captar más de un millón de euros. Los resultados de dos de estas iniciativas se transferirán tanto a Exkal como al Parque Nacional de Timanfaya en Lanzarote, gracias a un acuerdo con el Gobierno de Canarias.


Pamplona - 26 junio, 2023 - 14:30

En la actualidad, el Grupo ITF está conformado por veintiún miembros. (Foto: cedida)

El Grupo de Investigación en Ingeniería Térmica y de Fluidos (ITF) de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), liderado por el catedrático de Máquinas y Motores Térmicos David Astrain, logró captar recientemente cerca de un millón de euros para siete proyectos competitivos (cuatro de ellos del Plan Estatal de Investigación y otros tres, del Gobierno de Navarra y fondos FEDER), así como dos contratos, uno de ellos con el Gobierno de Canarias y otro, con Exkal. Todos ellos representan las principales líneas de investigación del grupo, con la tecnología termoeléctrica como común denominador.

En concreto, los proyectos Geoteg y Vivoteg, ambos de la Agencia Estatal de Investigación, representan la generación de energía eléctrica renovable a partir del calor geotérmico, con dispositivos termoeléctricos e intercambiadores de calor con cambio de fase de alta eficiencia. El primero de ellos pretende generar energía renovable en el Parque Nacional de Timanfaya (Lanzarote), para el suministro eléctrico y térmico del restaurante de dicho parque. Este proyecto del Plan Estatal tiene su continuidad en la licitación que el grupo ITF de la UPNA tiene con el Gobierno de Canarias para su instalación «a escala industrial».

El grupo logró captar «más de un millón de euros» para la universidad en las convocatorias competitivas de 2022 y los proyectos de transferencia contratados

Por otro lado, y dentro de esta misma línea de investigación, el proyecto Vivoteg tiene como principal objetivo desarrollar generadores termoeléctricos que serán instalados en la Antártida, en la base militar española Gabriel de Castilla, en las próximas campañas polares de los años 2024 y 2025. El objetivo de estos generadores es producir energía eléctrica suficiente para alimentar de manera continua a los equipos científicos de estudio y vigilancia volcánica que se encuentran en isla Decepción, que es donde se ubica la base.

En el ámbito de la eficiencia en edificación, responsable de un tercio del consumo total de energía, está el proyecto HeatPowerBox, financiado por el Gobierno de Navarra y que el grupo desarrolla con el CENER (Centro Nacional de Energías Renovables). En este caso trata de desarrollar un sistema de bomba de calor termoeléctrica para la climatización y agua caliente sanitaria en viviendas de bajo consumo de energía.

EL PROYECTO CON EXKAL

En esta línea, el proyecto Notevac, también de la Agencia Estatal de Investigación y desarrollado junto a la Universidad Jaume I de Castellón, se centra en disminuir el consumo energético de los sistemas de refrigeración comercial, incorporando «un novedoso sistema termoeléctrico a los actuales sistemas de compresión de vapor». De esta forma, se busca que sean capaces de conseguir «altas eficiencias» empleando fluidos frigorígenos naturales con «muy bajo o nulo efecto de calentamiento atmosférico».

La iniciativa es continuación de uno desarrollado entre las mismas entidades y que ya consiguió «disminuir en un 20 % el consumo eléctrico de los muebles de refrigeración autónomos que operan con CO2». Asimismo, también tiene relación con un contrato de transferencia tecnológica, que el grupo ITF está desarrollando con la empresa Exkal, «responsable del 10 % de las ventas de muebles frigoríficos comerciales en Europa».

EL GRUPO DE INVESTIGACIÓN

Por último, el grupo desarrolla dos proyectos sobre sistemas de almacenamiento térmico power to heat to power: Trigers, financiado por la Agencia Estatal de Investigación, y FlexORCstorage, de la convocatoria de centros del Gobierno de Navarra, desarrollado por la UPNA y CENER. «Necesitamos desarrollar sistemas eficientes y económicos de almacenar el excedente eléctrico renovable, para poder inyectarlo en la red, en las horas de mayor demanda, evitando el empleo de gas para la producción eléctrica.  En este contexto se desarrollan los dos citados proyectos de investigación del grupo ITF», indicó Astrain.

El Grupo de Investigación ITF ha tenido un rápido desarrollo en la última década. Así, ha pasado de estar formado en 2012 por cinco miembros, con un solo doctorando, a veintiún miembros en la actualidad, de los cuales nueve tiene el doctorado y cinco están haciendo su tesis doctoral. Actualmente, este grupo logró captar «más de un millón de euros» para la universidad solo en las convocatorias competitivas concedidas en 2022 y los proyectos de transferencia contratados.


To Top