martes, 30 noviembre 2021

‘Fiesta terrible’ en Pamplona

Descarada, irreverente, macabra y llena de rituales. Así es 'La fiesta terrible' de Mariano Sinués, el pintor maño más pamplonés. La exposición, centrada en la combinación de expresionismo neofigurativo y su contexto iconográfico, se puede visitar hasta el 12 de septiembre en el Museo de Navarra. ¡Todo arte es contemporáneo!

Redacción
19 junio, 2021

'La fiesta terrible', de Mariano Sinués.

La muestra persigue enlazar las obras del pintor aragonés, no solo con piezas propias procedentes de otras colecciones, sino también con sus fuentes iconográficas y sus bases culturales y antropológicas. La exhibición forma parte de la estrategia definida para el Museo, bajo el lema, ‘Todo arte es contemporáneo’.

Para ello, se ha recurrido a los fondos de etnografía del Gobierno de Navarra, además de aportar objetos del folclore y de la cultura popular. Los fotógrafos Luis Azanza y Michael Dunev estaban a cargo de la documentación, y el Museo de Zaragoza aportó los antecedentes necesarios para descubrir el característico arte de Sinués. Mediante esta red de colaboración, hoy el museo acoge un viaje al expresionismo de las décadas 60 y 70.

Las obras se fijan en varios ejes temáticos propios de la época, como lo macabro, el tiempo transgresor del carnaval, y de la fiesta o la poesía de los ritos de paso. Un arte con sabor añejo que plantea una serie de dualidades: lo individual frente a lo colectivo; la vida o la muerte; y el eterno retorno de las estaciones, presentes en la propia disposición de las salas y el propio título de la muestra.

LA EXPOSICIÓN

La Danza de la Muerte se convierte en protagonista de una de las salas por su genial serie de 16 dibujos, fechados entre 1964 y 1966, que se muestra íntegra y marca la primera época de madurez del autor. Una vitrina presenta una serie de objetos ancestrales, como libros sombríos y ritos funerarios.

El mundo del carnaval, de lo legendario, el mundo de los ciclos festivos protagoniza el otro espacio, presidida por La barraca de los comediantes, cuadro prestado por el Parlamento de Navarra. Como precedente, dentro del arte navarro vinculado a las mascaradas, se muestra un dibujo de Francis Bartolozzi.

Como buen afincado pamplonés tenía una peculiar dedicación por los Sanfermines. El espacio, que recibe al visitante y conduce a las dos salas antes descritas, muestra obras relacionadas con el gran festejo navarro.

MARIANO SINUÉS

De origen aragonés pero afincado en Navarra desde su niñez, Sinués forma parte de la generación artística que ha protagonizado la pintura navarra de la segunda mitad del Siglo XX. Quizá la más grande generación de la pintura navarra son Muñoz Sola, Ascunce y Lasterra, Echauri, Beunza, Buldain o Martín Caro, Eslava, Apezetxea y Viscarret, por citar únicamente algunos de los más conocidos.

“Su vocación fue figurativa, y sus criaturas grotescas y metamórficas protagonizaron cuadros, dibujos y grabados, inspirándose en mitos y tradiciones desde un humor muy personal e irreverente”, han subrayado desde el Museo de Navarra.

El artista ha contribuido esencialmente al imaginario visual navarro, tanto desde su obra más personal, como desde su importante faceta de diseñador gráfico e ilustrador.


To Top