martes, 1 diciembre 2020

Gelagri, la sostenibilidad también está en las flores

Producción biológica, proximidad, innovación y aprovechar las oportunidades que ofrece la propia naturaleza contra las plagas. Estas son algunas de las máximas que Gelagri Ibérica aplica en su día a día para producir alimentos amigables con el medio ambiente. El director general de la firma ganadora del Premio Alimenta Navarra en la categoría de Sostenibilidad, José Félix Liberal, recibe con sencillez el galardón, después de veinte años en los que la compañía ha desarrollado una "tercera vía" para el sector. El secreto: la mezcla de "la tecnología más avanzada y las tradiciones más ancestrales".

Irene Guerrero
Pamplona - 17 noviembre, 2020

Gelagri Ibérica empezó a implementar técnicas biológicas en su producción hace veinte años. (Fotos: cedidas)

José Félix Liberal estaba gestionando los efectos que el estado de alarma decretado en Francia iba a tener sobre su empresa cuando, el pasado 17 de octubre, supo que Gelagri Ibérica era la ganadora del Premio Alimenta Navarra 2020 en la categoría de Sostenibilidad. “Te dicen que tu empresa gana un premio en plena crisis, cuando no tienes tiempo ni para recibir una buena noticia”, bromea. En aquel momento, tuvo que “detener las líneas de ‘food service’ y contactar a los supermercados” para salvar las pérdidas del mercado de restauración. Las relaciones cercanas que mantiene la firma con los trabajadores y los proveedores, una de sus máximas en materia de sostenibilidad, facilitó ese trasvase de ventas al que se vio abocado el negocio.

Se puede hacer la agricultura con una gran reducción de fitosanitarios, mediante una mezcla entre la tecnología más avanzada y las técnicas más conservadoras y tradicionales”.

Para Liberal, cultivar la sostenibilidad es “volver a lo sencillo, lo intrínseco a nuestra naturaleza, porque todo ecosistema tiende a la sostenibilidad”. Quizá por eso recibe con gran naturalidad, incluso quitándose importancia, el reconocimiento en unos galardones que otorga NavarraCapital.es, con el patrocinio de Eroski, Bankia, Coca-Cola y la Comunidad de Bardenas Reales, así como con la colaboración del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Tudela (el acto de entrega tendrá lugar el 26 de noviembre en el Teatro Gaztambide de la capital ribera y contará con la intervención del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas).

La compañía, afincada en Milagro y Santaella (Córdoba), empezó hace veinte años a implementar técnicas de producción biológica en sus técnicas de cultivo. Liberal pone el ejemplo de las bandas florales, una vía natural para evitar en gran parte el uso de productos fitosanitarios. Esta permite que la población de insectos sea variada. De esta forma, aquellos que pueden llegar a convertirse en una plaga son comidos por otros que no resultan dañinos para la planta: “Es decir, creas y mantienes un ecosistema en equilibrio”

EL MÉTODO

El director de la empresa, de 58 años, insiste en que este tipo de técnicas ayudan a los agricultores de Gelagri Ibérica a entender cómo pueden cuidar sus cultivos sin recurrir a métodos artificiales: “Aquel borde de la parcela, donde hay hierbas naturales que florecen, está manteniendo una flora necesaria para que su cultivo no tenga incidencia de plagas”. Así, la empresa evita una “agricultura mecanicista”, cuyo razonamiento inmediato hubiera sido “eliminar al insecto”. Y, por consiguiente, se produce una verdura “libre de residuos químicos”, cuya producción “no contribuye a la contaminación del medio ambiente”.

La banda floral es una técnica de producción biológica que permite transmitir a los agricultores una “conciencia sostenible”.

El éxito de Gelagri Ibérica, resalta Liberal, radica en el descubrimiento de esta tercera vía para el sector agroalimentario: “Se puede hacer la agricultura con una disminución fuerte o sin uso de fitosanitarios, mediante una mezcla entre la tecnología más avanzada, que requiere de ingenieros y de conocimientos académicos, y las técnicas más conservadoras y tradicionales como la rotación, las variedades adaptadas…”. En este sentido, las nuevas tecnologías se dirigen a aumentar la eficiencia de esas técnicas tradicionales. Por ejemplo, en vez de pasear por la parcela, el agricultor puede enviar un dron al campo, coger una muestra sobre un pimiento y saber el nivel de azúcar inmediatamente. “Y tenemos todo en Navarra, porque podemos producir el conocimiento, la técnica y la maquinaria autónomamente”, asiente.

Esa proximidad con la tierra se traduce en una estrecha colaboración entre Gelagri Ibérica, sus agricultores, los proveedores y otros agentes del tejido circular de Navarra. La fórmula de Gelagri Ibérica para fomentarla es “una política de largo plazo y un ganar-ganar”: “Por ejemplo, hacemos nuestros análisis en el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) y nuestras investigaciones, con la dos universidades de la región. Es lógico y sencillo recurrir a quienes tenemos alrededor, y llevamos muchos años haciéndolo”, precisa. 

Llega la crisis y el sector agroalimentario va a generar empleo, como lo hizo durante la anterior”.

Además, la empresa se preocupa por asegurar que sus agricultores tengan trabajo para todo el año, y no solo estacional. El resultado es que alrededor de un 95 % de los productores repiten anualmente su relación con la firma. Si tu relación con los trabajadores es muy fluida, ellos vienen a trabajar con seguridad y tienen confianza en la empresa. Así, incluso disminuyen el absentismo y las enfermedades mentales. Cuando tus proveedores son cercanos, la crisis te afecta menos”, explica el directivo. 

FACTURACIÓN Y EXPORTACIÓN

En 2019, Gelagri Ibérica facturó 85 millones de euros, que provenían en gran parte de las ventas a ‘retail’ (50 %), al mercado de restauración (40 %) y a la industria (10 %). Ahora, con el impacto de la crisis sanitaria, las ventas en ‘food service’ han caído en un 50 %. “Por ello, se ha producido un trasvase de estas ventas al gran público, que ahora representa un 70 % de nuestra facturación, algo que facilitó nuestra nueva línea de envasado de productos inaugurada este año en la fábrica de Milagro”, resalta. Pero Liberal no titubea cuando afirma que la estimación de crecimiento para 2020 sigue siendo la misma que antes del impacto del Covid-19, alrededor de un 10 o un 12 %.  “Llega la crisis y nosotros vamos a generar empleo, como lo hicimos durante la anterior”, asegura el director.

Más del 75 % de la producción de Gelagri Ibérica se exporta, principalmente a países europeos como Francia, Alemania, Inglaterra o Italia. Estados Unidos, además, empieza a ser un mercado atractivo para la firma. Por eso, las principales líneas de innovación pasan por crear nuevas recetas de consumo fácil: “A los estadounidenses tienes que darles una bolsa microondable que lleva integrada una salsa. A diferencia del español, que consume platos tradicionales, el norteamericano no solo está abierto a la cocina de importación, sino también a nuevas recetas”. En este sentido, una de sus últimas inversiones realizadas en infraestructura es un horno para asar verduras. 

Una de las últimas inversiones realizadas por la firma en Navarra es un horno para asar verduras. 

Una de las últimas inversiones realizadas por la firma en Navarra es un horno para asar verduras.

Liberal, que también preside la Asociación Española de Verduras Congeladas (ASEVEC), augura que España tomará la delantera a Bélgica en el mercado de exportación de este tipo de productos. “No sé si le queda un año, máximo dos”, comenta entre risas el directivo. Y en este ramo, la producción navarra representa ya la mayor parte de las ventas españolas al extranjero, con un 40 %. La principal razón detrás de este crecimiento es la cultura “a largo plazo” del agricultor navarro, que él conoció por medio de su padre y que se encuentra en la base de todas las actividades de Gelagri Ibérica. “En Navarra tenemos esa pasión por la verdura, que impregna a toda la población y sobre la que hemos construido un sector alimentario puntero a nivel mundial”, afirma rotundo.

Entra aquí para saber más sobre los Premios Alimenta Navarra.


To Top