jueves, 2 febrero 2023

Gemelos digitales para aprender a podar las vides

El grupo de Fruticultura y Viticultura Avanzadas de la UPNA ha comenzado a usar modelos en ordenador que hacen posible simular la toma de decisiones y superar "ciertas dificultades" a las que se ve sometida la docencia en este campo. "La observación y el aprendizaje de la poda solo pueden hacerse en invierno, lo que limita las posibilidades de formación fuera de este periodo. La docencia de la poda es uno de los aspectos más complejos en la formación en agronomía. Y esta tecnología puede suponer un antes y un después", subrayó el responsable del grupo, Gonzaga Santesteban.

Redacción
Pamplona - 8 diciembre, 2022

Gracias a los gemelos digitales, el alumnado puede observar "las distintas situaciones de poda, evalúa cuál sería la mejor opción, etc". (Fotos: cedidas)

El grupo de investigación de Fruticultura y Viticultura Avanzadas de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), adscrito al Instituto IMAB, impartió este miércoles un curso práctico de poda de la vid que incluyó el empleo de gemelos digitales. Se trata de modelos en ordenador que hacen posible simular la toma de decisiones y que permiten superar “ciertas dificultades” a las que está sometida la docencia de la poda de cultivos leñosos como la vid.

“La docencia de la poda es uno de los aspectos más complejos en la formación en agronomía, tanto a nivel universitario como en el caso de los cursos de especialización más o menos avanzados”, explicó el investigador Gonzaga Santesteban, responsable del grupo de investigación de Fruticultura y Viticultura Avanzadas. En concreto, las estructuras que hay que podar, normalmente aquellas denominadas pulgares, “son complejas desde el punto de vista tridimensional y, además, es necesario visualizar bien muchos detalles” como las yemas o el giro que toman los sarmientos.

“Existen muchas dificultades para visualizar estos ejemplares. Por ejemplo, la observación y el aprendizaje de la poda solo pueden hacerse en invierno, lo que limita las posibilidades de formación fuera de este periodo. Además, las condiciones medioambientales pueden no ser las mejores el día del curso: lluvia, falta de luz natural o, incluso siendo todas las circunstancias favorables, resulta complejo enseñar detalles en el campo a un número superior a seis u ocho estudiantes”, indicó el también catedrático del Departamento de Agronomía, Biotecnología y Alimentación de la UPNA.

Gonzaga Santesteban (UPNA): “Podrían desarrollarse simulaciones en 3D, en las que, con unas tijeras conectadas, se imite la poda en sí misma”

En este sentido, la tecnología resuelve las dificultades y añade ciertas ventajas como la oportunidad de realizar una docencia online o semipresencial y o las posibilidades para evaluar el conocimiento adquirido por el alumnado mediante una prueba en el aula.

“Esta tecnología puede suponer un antes y un después en la formación en viticultura. Y, aunque nunca se podrá suplir la experiencia cien por cien real de observar la poda en un viñedo, pueden contribuir, de forma muy notable, a su aprendizaje. La idea del grupo de investigación es generar un número cada vez mayor de casos de poda que permitan tanto explicar situaciones que el podador se encontrará cuando se enfrente a la poda de una cepa, como evaluar los conocimientos adquiridos”, valoró el investigador.

Al mismo tiempo, Santesteban auguró aplicaciones para el futuro de esta tecnología: “Podrían desarrollarse simulaciones en 3D, en las que, con unas tijeras conectadas, se imite la poda en sí misma”.

LA TECNOLOGÍA

Para aprender poda por ordenador con los gemelos digitales, es necesario contar previamente con un escáner 3D, que permite generar imágenes digitales que simulan las situaciones reales. En este caso, de una vid. “Se trata de un sistema que obtiene objetos tridimensionales a partir de fotografías, lo que produce un resultado muy realista que puede visualizarse muy bien en el ordenador”, añade Satesteban. Gracias a los gemelos digitales, el alumnado puede observar “las distintas situaciones de poda, evalúa cuál sería la mejor opción y observa esa estructura podada una vez efectuados los cortes”.

Los gemelos digitales permiten que el alumnado observe en sus ordenadores distintos casos prácticos de poda.

Los gemelos digitales permiten que el alumnado observe en sus ordenadores distintos casos prácticos de poda.

 

El grupo de investigación de Fruticultura y Viticultura Avanzadas realizó las primeras pruebas con esta herramienta dentro del proyecto transfronterizo franco-español financiado por la Unión Europea Vites Qualitas, puesto en marcha en 2020 y cuyo objetivo es aumentar la longevidad y rentabilidad de los viñedos a través del estudio de la poda y de los distintos tipos de injertos de vid europea en la vid americana. Una técnica “empleada desde principios del siglo XIX para combatir la plaga del insecto filoxera”.

A ello se sumó el trabajo de fin de estudios que realizó el investigador Juan Pablo Azpilicueta para concluir el grado en Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural. Este alumno lo defendió el pasado junio tras desarrollar una primera experiencia piloto con los gemelos digitales como herramienta docente. “Llevamos a cabo una validación preliminar con estudiantes del Máster Interuniversitario en Enología Innovadora con un resultado muy satisfactorio”, apuntó Santesteban, que fue el director de dicho trabajo fin de grado.

De esta forma, se celebró un curso práctico de poda de la vid para profesionales, impartido por los investigadores de la UPNA Carlos Miranda, Mónica Galar y Santesteban, así como los ingenieros agrónomos Julián Palacios y Bárbara Sebastián, de la empresa Viticultura Viva. Dicha formación se realizó en colaboración con la Escuela de Innovación del Vino y la Plataforma Tecnológica del Vino. Está previsto que el próximo enero esta formación se repita en Madrid.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario.


To Top