Gobierno y autoescuelas exigen examinadores para Navarra

miércoles, 23 septiembre 2020

Las autoescuelas y el Gobierno de Navarra han coincidido en señalar que el aumento previsto de examinadores para nuestra región es insuficiente.

Tanto el Gobierno de Navarra como las autoescuelas de la Comunidad foral han pedido al Ministerio de Interior que agilice al máximo los trámites necesarios para convocar cuanto antes las plazas de personal examinador de carnés de conducir que corresponden a Navarra, y que, mientras tanto, destine con carácter interino las personas necesarias para solucionar el problema existente. Las autoescuelas alegan que la situación les causa cuantiosas pérdidas y que se han visto obligadas a despedir empleados.

Tras el anuncio de la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, de que va a ser convocada de manera inminente una oferta pública de empleo de 70 plazas de examinadores, de los que 3 serían para la Comunidad Foral, el vicepresidente económico, Manu Ayerdi, y representantes de las autoescuelas han señalado que se trata de una cifra “manifiestamente insuficiente”. El Parlamento Foral, por su parte, ha pedido al Gobierno Central que asigne un mínimo de 8 plazas.

Navarra tiene 3 examinadores, y uno a media jornada. Una cifra muy por debajo de la media nacional. Como ejemplo Jaén y Almería, con una población similar a la nuestra, cuentan con 11 y 14 examinadores. Es la peor ratio del país, con 0,55 por 100.000 habitantes, tres veces inferior a la media estatal que es 1,59. Para alcanzar esa media sería necesario contar con 10 examinadores funcionarios en plantilla.

Los alumnos van a comunidades limítrofes donde hay más examinadores para sacarse el carné sin tener que esperar

Dicha escasez venía provocando importantes retrasos en la realización de los exámenes, situación que se ha visto agravada con la huelga de examinadores para reclamar un aumento de 250 euros del complemento específico en su nómina, que ha durado cinco meses. Según las autoescuelas, entre los meses de junio y noviembre en Navarra se examinaron 3.130 personas menos que en el mismo periodo del año anterior, un dato que revelaron en un comunicado hecho público el pasado 16 de noviembre para exigir soluciones a la Jefatura Provincial de Tráfico y en el que aseguraban que la demora que acumulaban las pruebas era de dos meses y medio.

PÉRDIDAS DE UN MILLÓN DE EUROS

Isabel Foncillas, presidenta de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Navarra (APANA), aseguraba la semana pasada que personas que se matricularon antes de verano para aprender a conducir han ido aplazando el inicio de los cursos porque sabían que no iban a poder realizar los exámenes, “y tenemos atasco de más de medio año“. “Ahora mismo estamos examinando cada mes y medio más o menos, con la huelga llegamos a estar examinando cada tres meses, pero tenemos a muchísimos alumnos en lista de espera para poder examinarse”, añadió Foncillas en declaraciones a Radio Pamplona.

autoescuelas 2

El medio centenar de autoescuelas que tiene Navarra y sus 200 profesores viven momentos muy difíciles, según el responsable de uno de los centros, Sergio Induráin, quien denuncia el perjuicio que les ha supuesto la carencia de examinadores y la huelga, que les ha dejado “con una lista de espera de cientos, igual hasta mil personas, para examinar”, además de “unas pérdidas económicas de alrededor de un millón de euros, por las muchas personas que han aplazado su intención de sacarse el carné de conducir, lo que ha provocado en algunos casos el despido de trabajadores“.

El hecho de que en provincias limítrofes cuenten con ratios superiores está provocando “desplazamientos masivos de alumnos a otras comunidades para sacarse el carné de conducir sin tener que esperar”, denuncia Induráin. Las autoescuelas advierten de que muchos de sus alumnos están perdiendo oportunidades de trabajo por no poder obtener el carné de conducir.

AUTOESCUELAS 1

Una situación que denunciaron el 18 de diciembre en la concentración que los profesionales del sector protagonizaron ante la Delegación del Gobierno de Navarra en la que, además del aumento de examinadores, exigieron a la DGT que aplique el mismo ratio en toda España, al tiempo que le reclamaban que unifique criterios y organización en todas las jefaturas de tráfico y aumente el personal de oficinas. Las autoescuelas navarras también reclamaron entonces que la DGT “vigile y controle” el trabajo de los examinadores porque hay “enormes diferencias” de aprobados en una misma provincia, y que “equipare las exigencias” para los exámenes prácticos del carné de conducir en todas las jefaturas.

INSUFICIENTE AUMENTO DE FUNCIONARIOS

El sector considera que con la asignación de tres examinadores no se soluciona el problema, tal y como sostiene Isabel Foncillas: Las plazas prometidas siguen siendo totalmente insuficientes. Para estar en la media de examinadores que hay en España deberíamos tener 7 más. Estos tres se nos quedan muy cortos, bienvenidos son pero necesitamos el doble. Nos aliviará un poco, reduciremos algo los plazos de examen, pero siguen siendo insuficientes comparados con otras provincias”.

María José Beaumont: “Esta situación genera una limitación de derechos a la ciudadanía y una difícil viabilidad económica a las autoescuelas”

Tras conocerse el anuncio de que Navarra contará con tres nuevos examinadores, el Gobierno reveló el jueves, 18 de enero, que la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, María José Beaumont, había remitido una carta al ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, para pedirle que agilice al máximo los trámites necesarios para convocar cuanto antes las plazas de personal examinador de carnés de conducir que corresponden a Navarra, y, mientras tanto, destine a la Comunidad, con carácter interino, las personas necesarias para solucionar el problema existente.

La consejera Beaumont ponía de manifiesto que, desde hace tiempo, Navarra presenta un déficit de personas examinadoras “considerable” y que, de hecho, tiene uno de los ratios de examinadores más bajos del Estado. “Esta situación está creando graves perjuicios, ya que los exámenes se celebran cada dos meses, generando una limitación de derechos a la ciudadanía y una difícil viabilidad económica a las autoescuelas, dado el descenso de matriculaciones experimentado debido a los retrasos y a la incertidumbre generada entre el alumnado”.

Para acceder a más información sobre Economía en Navarra … LEER AQUÍ. 


To Top