sábado, 28 mayo 2022

Iban Albizu y Jon Martínez, nuevos gestores del hotel rural Torre de Uriz

Este edificio del siglo XIII, declarado Bien de Interés Cultural, fue restaurado por el Gobierno de Navarra y habilitado como alojamiento turístico hace más de diez años. Pero, desde hace dos, permanecía cerrado. Ahora vuelve a la actividad de la mano de sus nuevos gestores, que quieren apostar por el producto de kilómetro cero, local y de temporada en el servicio de restauración.

Redacción
Pamplona - 12 mayo, 2022

El edificio medieval está ubicado a catorce kilómetros de la Colegiata de Roncesvalles. (Fotos: cedidas)

Después de dos años cerrado, el hotel rural Torre de Uriz, ubicado en el valle de Arce, se reabrió este jueves. El acto contó con la presencia del alcalde del municipio, Carlos Oroz; el agente de desarrollo de la asociación Cederna Garalur, Carlos García; la directora del Servicio de Ordenación y Fomento del Turismo y del Comercio, Margari Cueli; y la directora general de Turismo, Comercio y Consumo, Maitena Ezkutari.

Este edificio histórico es propiedad del Gobierno de Navarra, quien llevó a cabo y financió su restauración “hace algo más de una década”, según recordó el Ejecutivo foral en un comunicado. El hotel se ubica en una torre medieval del siglo XIII, declarada Bien de Interés Cultural en 1949, y está situado “a tan solo catorce kilómetros de la Colegiata de Roncesvalles, muy cerca de la selva de Irati y de la EuroVelo-3, en pleno trayecto de la calzada romana del Pirineo y a la entrada del embalse de Nagore“.

El alojamiento navarro ha reabierto sus puertas tras dos años cerrado.

El alojamiento navarro ha reabierto sus puertas tras dos años cerrado.

Para Ezkutari, este hotel rural “viene a llenar un hueco existente” en la localidad y puede convertirse en “un modelo inspirador para el emprendimiento de otros proyectos basados en la integración en el territorio y la calidad del servicio”. Los nuevos gestores del establecimiento, Iban Albizu y Jon Martínez, explicaron en el acto de inauguración su intención de desarrollar un proyecto de “viabilidad, sostenible y con atención personalizada”. Además, hicieron pública su apuesta de primar por el producto de kilómetro cero, local y de temporada en el servicio de restauración del establecimiento.

Todos estos son valores que, a su juicio, se alinean con la filosofía de Reckrea, Asociación de Hoteles Rurales de Navarra, de la cual forman parte. “Hemos pasado de una vida urbana a gestionar un alojamiento en plena naturaleza. Es todo un privilegio y queremos transmitir esto a todos los que nos visitan”, aseguraron. García, por su parte, destacó que esta iniciativa “se suma a otros servicios e infraestructuras turísticas del valle de Arce que están generando oportunidades de vida en la zona”.

Entra aquí para saber más sobre la empresa en Navarra.


To Top