lunes, 22 julio 2019

India estrena escenario tras unas multitudinarias elecciones

La autora repasa las recientes elecciones en India, donde 900 millones de electores han apostado por el modelo nacionalista de Modi, pasando página de la tradición histórica de la familia Ghandi. Experta en el mercado indio, analiza las posibilidades que se abren para la empresa navarra.

Redacción
Pamplona - 17 junio, 2019

NuriaMachicotLas elecciones más caras de la historia de la humanidad, cerca de 7.000 millones de dólares, acaban de celebrarse en India. La democracia más multitudinaria del mundo, compuesta por 1.300 millones de habitantes y 900 millones de votantes, ha elegido a lo largo de 38 días, desde el 11 de abril al 19 de mayo, a su Parlamento entre candidatos procedentes de más de 2.000 partidos políticos, la mayoría de ellos pequeños partidos regionales, junto a dos grandes partidos: Bharatiya Janata Party (BJP) y el Congress Party.

Los indios debían decidir si seguir fieles al modelo nacionalista hindú de Modi del BJP, enfrentado a los 200 millones de musulmanes que viven en el país, o si por el contrario apostar por el cambio y respaldar a Rahul Gandhi del Congress Party, un candidato con una privilegiada educación en el extranjero y heredero de la histórica dinastía Nehru-Gandhi. Las elecciones enfrentaban el modelo económico de Modi, conocido como Gujarat por el nombre del estado donde hace una década desarrolló una exitosa estrategia económica, contra el modelo económico de carácter populista de Gandhi, cuya gran baza programática era el asalto definitivo contra la pobreza. Los electores indios mayoritariamente han decidido otorgar su confianza al líder de masas, Narendra Modi, pasando definitivamente página de su tradición histórica.

‘Make in India’ de Modi ha sido un ambicioso programa económico para atraer inversión extranjera y convertir a India en la fábrica del mundo, desbancando a su eterna rival China.

Estas elecciones indias pasarán a la historia por varios motivos. Principalmente, porque el partido nacionalista hindú BJP del primer ministro Narendra Modi ha conseguido la mayoría absoluta por segunda ocasión consecutiva. Además, porque se ha registrado la participación ciudadana más alta de todas las elecciones generales de India, con más de 600 millones de votantes (más del 67%) y una alta participación de las mujeres, la mayor registrada hasta el momento en unas elecciones indias.

La valoración de estos 5 años de legislatura del primer ministro Modi (2014-2019) que acaba de terminar es muy positiva a nivel económico y está caracterizada por alcanzar el objetivo marcado de registrar un crecimiento económico sostenido del 7%.

Nuria Machicot, junto a una delegación de Empresas Agroalimentarias de Navarra, Gobierno de Navarra, ICEX y CNTA en una feria en Nueva Delhi. (Foto: Víctor Rodrigo)

Las dos medidas estrellas llevadas a cabo han sido la controvertida y problemática desmonetización en la que se retiró de manera repentina los billetes de 500 y 1.000 rupias (7 y 14 € respectivamente) que representaban el 86% del efectivo en circulación, y la acertada implantación del Goods and Services Tax (GST), impuesto indirecto unificado. Ambas medidas han supuesto dos grandes hitos en su mandato.

Este nuevo escenario indio, de gran crecimiento y de cierta inestabilidad, ofrece claras e interesantes oportunidades de negocio a la empresa navarra.

Uno de los grandes esfuerzos del Gobierno de Modi ha sido la implantación del programa ‘Make in India’, un ambicioso programa económico para atraer inversión extranjera y convertir a India en la fábrica del mundo, desbancando a su eterna rival China.

De manera paralela, se ha trabajado intensamente para mejorar el puesto de India en el ranking del Doing Business, informe anual elaborado por el Banco Mundial que evalúa las regulaciones que favorecen o restringen la actividad empresarial en 190 países, y ha pasado del puesto 153 en el año 2016 al puesto 77 en el 2018. Este logro se ha alcanzado gracias a múltiples reformas estructurales para facilitar hacer negocios, mejorar la rapidez de apertura de negocios, agilizar permisos, favorecer la obtención de licencias, simplificar el pago de impuestos, habilitar la tramitación online de registros, apoyar las exportaciones, etc.

Miembros de Nawind (Navarra Wind Supply Association). FOTOGRAFÍAS cedidas por Indversis.

Miembros de Nawind (Navarra Wind Supply Association), el cluster eólico navarro en India.

De manera paralela, se ha trabajado intensamente para mejorar el puesto de India en el ranking del Doing Business, informe anual elaborado por el Banco Mundial que evalúa las regulaciones que favorecen o restringen la actividad empresarial en 190 países, y ha pasado del puesto 153 en el año 2016 al puesto 77 en el 2018. Este logro se ha alcanzado gracias a múltiples reformas estructurales para facilitar hacer negocios, mejorar la rapidez de apertura de negocios, agilizar permisos, favorecer la obtención de licencias, simplificar el pago de impuestos, habilitar la tramitación online de registros, apoyar las exportaciones, etc.

No obstante, todos los grandes mandatos tienen luces y sombras, y el mandato de Modi no ha sido una excepción. Preocupa observar el incremento del desempleo, la pobreza extrema, las eternas divisiones sociales derivadas del sistema de castas y la imparable polución.

Lo más relevante de la situación actual es que el camino emprendido por India durante estos últimos 5 años no tiene retorno, solo tiene una dirección y esa dirección es la de la consolidación del desarrollo económico, la apertura al exterior, la captación de inversión extranjera, los cambios en los hábitos de consumo, el desarrollo de los canales y puntos de venta de los bienes de consumo, la aparición de una boyante clase media y el aumento de la importancia del papel de la mujer en el mercado laboral y en el ámbito social.

Los sectores navarros de procesado de alimentos, alimentación, componentes de automoción, energía eólica, materiales de construcción y decoración tienen oportunidades en India.

Este nuevo escenario indio de gran crecimiento y de cierta inestabilidad ofrece claras e interesantes oportunidades de negocio para la empresa navarra, sobre todo en sectores que han experimentado un gran desarrollo en estos últimos años y que presentan un amplio recorrido en los próximos años como son el sector de procesado de alimentos, alimentación, componentes de automoción, energía eólica, materiales de construcción y decoración. Para ello, será necesario que el desarrollo de dichos sectores en India vaya acompañado por políticas acertadas y que la recién tendencia populista de Modi no desemboque en un proteccionismo y provoque un incremento de barreras arancelarias.

En estos cinco años Navarra ha conquistado un poco de India. Navarra puede presumir de tener un polo industrial ‘navarro’ en el sur de India compuesto de 15 empresas implantadas en un radio de 50 kilómetros y pertenecientes al sector eólico y automoción, y de que el proyecto más ambicioso que se está desarrollando en estos momentos en el sector de congelados indio, con cerca de 70 millones de inversión, es navarro. La nueva etapa de la empresa navarra en India 2019-2024 acaba de empezar. Estoy segura de que seremos testigos de importantes logros y significativos éxitos empresariales.

Nuria Machicot
Partner en Indversis

Para acceder a más opiniones de expertos sobre temas de interés económico y empresarial… LEER AQUÍ.


To Top