lunes, 20 septiembre 2021

Indignación total en los hosteleros, que exigen la dimisión de Chivite

Aunque esperaban retomar la actividad en el interior de bares y restaurantes con al menos un 50 % de aforo, los hosteleros vieron este jueves cómo el Gobierno foral no cedía y fijaba el 30 % como tope para los establecimientos, que además no podrán prestar servicio de barra y tendrán que cerrar a las 22:00. Tras las tensiones de los últimos días, el encuentro mantenido entre ambas partes terminó por incendiar los ánimos de los profesionales: "Los representantes de las asociaciones que estaban allí se han levantado de la mesa y se han ido de la reunión". Horas después de la sesión, estos pidieron las dimisiones de la presidenta navarra y de la consejera Santos Induráin.

Cristina Mogna
Pamplona - 10 diciembre, 2020

Este sábado se celebrará una nueva concentración de la hostelería en el paseo de Sarasate. (Foto: Maite H. Mateo)

Los hosteleros de la Comunidad foral podrán reabrir el interior de sus bares, restaurantes y cafeterías a partir del 17 de diciembre. Pero únicamente al 30 % de aforo y sin servicio de barra. Tras cincuenta días cerrados, varias manifestaciones y fuertes tensiones con el Gobierno foral, que incluso llevaron a los profesionales del sector a anunciar la ruptura de las conversaciones, representantes de las principales asociaciones hosteleras mantuvieron al fin este jueves un encuentro con responsables del Departamento de Salud, donde trascendieron algunos detalles de la inminente desescalada dentro de los establecimientos.

Mª Ángeles Rodríguez (Anapeh): “Me preocupa que el Ejecutivo ordene nuevamente el cierre total de la hostelería después de las fiestas”.

Sin embargo, la reunión de la mesa técnica únicamente sirvió para incrementar la indignación de los profesionales, que podrán tener sus locales abiertos hasta las 22:00 horas (una más de lo que se permitía hasta ahora a las terrazas). Básicamente porque confiaban en poder retomar la actividad al menos al 50 %. La presidenta de la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (Anapeh), María Ángeles Rodríguez, dejó clara su profunda indignación con la medida del Gobierno. “Los representantes que estaban allí se han levantado de la mesa y se han ido de la reunión. No se llegó a ningún acuerdo”, denunció en declaraciones a este medio.

El Gobierno solicitó “un mapeo de la ventilación” en los locales, que “será evaluado y permitirá ir avanzando en la flexibilización de las siguientes fases”.

Asimismo, explicó que durante el encuentro no se plantearon las futuras fases de la desescalada, es decir, que no se dio a conocer cuándo se podrían flexibilizar nuevamente los límites de aforo. Todo ello, sumado al temor a un posible repunte de los casos en Navidad, llevaron a Rodríguez a mostrarse muy pesimista sobre el futuro del sector: “Me preocupa que el Ejecutivo ordene nuevamente el cierre total de la hostelería después de las fiestas”.

El Gobierno de Navarra sí solicitó que los dueños de locales hosteleros elaboren “un mapeo de la ventilación en cada uno de ellos”, al considerar que este aspecto resulta “vital en la prevención de los contagios”.

Dicha información “será posteriormente evaluada y permitirá ir avanzando en la flexibilización en las siguientes fases”. Asimismo, el Ejecutivo indicó que “remitirá a las asociaciones una propuesta escrita con los asuntos técnicos a tratar en las próximas fechas, con el fin de consolidar los pasos dados y avanzar en los siguientes movimientos de cara a final de año”.

Ana Beriáin (AEHN): “Navarra es la región de España con más restricciones en la hostelería”.

A la sesión asistieron dirigentes de la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra (AEHN); la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (Anapeh); la Asociación de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Navarra (Asbana); y la Asociación Casco Antiguo de Pamplona.

Todos ellos convocaron este viernes una rueda de prensa, celebrada en la sede de la Confederación Empresarial Navarra (CEN) y donde mostraron públicamente su indignación. De hecho, la presidenta de AEHN, Ana Beriáin, calificó de “locura inaceptable” la reapertura al 30 % y pidió expresamente las dimisiones de la presidenta navarra, María Chivite, así como de la consejera de Salud, Santos Induráin. Una demanda que contó con el respaldo del resto de colectivos. “Navarra es la región de España con más restricciones en la hostelería”, remarcó. En esta misma línea, Rodríguez solicitó “un cambio de equipo para incorporar profesionales con capacidad de planificación y con capacidad de trabajo conjunto entre diferentes, cosa que con el actual se ha demostrado imposible”.

Carlos Tabar (Asbana): “Posiblemente se necesite el 70 % del personal para abrir con un 30 %. Eso genera pérdidas”.

Carlos Tabar, presidente de Asbana, explicó que en la reunión con Salud tampoco se dieron fechas de cuándo podrán abrir los locales de ocio nocturno: “A las discotecas nos tienen olvidadas”. Además, censuró que tanto este departamento como el de Desarrollo Económico y Empresarial “no se han planteado” lo que significa abrir con el 30 % del aforo.

“Muchos restaurantes y bares requieren de un mínimo de trabajadores. Posiblemente se necesite el 70 % del personal para abrir en esas condiciones. Al momento de hacer números, eso obviamente genera pérdidas”. Aunque el hecho de abrir o no es “una decisión privada”, Beriáin estimó que “muchos establecimientos, al igual que en la anterior desescalada, no podrán dar el paso”.

Carlos Albillo (Casco Antiguo) criticó al Gobierno foral por decir que el sector “ha recibido 65 millones de euros, cuando ahí incluye la cantidad de los ERTE”.

Por otra parte, Carlos Albillo, gerente de la Asociación Casco Antiguo de Pamplona, culpó al Ejecutivo foral de hacer un uso “bastante poco claro” de los datos, “mezclándolos y contradiciéndolos”: “El sector no se merece eso”, resaltó. También calificó de “denunciable” el hecho de que el Gobierno navarro “diga que el sector ha recibido 65 millones de euros, cuando ahí incluye la cantidad de los ERTE, que son un derecho de todos los trabajadores”.

ENFRENTAMIENTO EN EL PLENO

La decisión del Gobierno foral se conoció, precisamente, después de que Chivite y el líder de Navarra Suma, Javier Esparza, se enzarzaran durante el pleno del Parlamento de Navarra. Este último hizo hincapié en que el Gobierno foral “mintió cuando dijo que de esta crisis se saldría sin dejar a nadie atrás” y censuró que, entre junio y noviembre de 2020, “se han perdido 2.815 puestos de trabajo en la hostelería porque el Gobierno no está haciendo bien su trabajo”. La presidenta del Ejecutivo le respondió que, “aunque solo sea por haber salvado una vida, ha merecido la pena cerrar la hostelería, porque ahí están los datos”. Incluso echó en cara a Esparza que “instrumentalice el dolor ajeno”.

Ana Beriáin (AEHN): “Tanto la presidenta como Javier Remírez están dando el mensaje de que el cierre de la hostelería evita muertes. No hay derecho de que hagan esas declaraciones”.

Beriáin, a este respecto, describió las palabras de Chivite como “gravísimas” e indignantes: “Tanto la presidenta como el consejero Javier Remírez están dando el mensaje de que el cierre de la hostelería evita muertes. No hay derecho de que nuestra presidenta haga esas declaraciones. No las podemos tolerar. ¿De quién ha sido la responsabilidad de todos los muertos mientras nuestros locales estuvieron cerrados?”.

Por último, Carlos Fernández Valdivielso, secretario general de la CEN, secundó a la presidenta de AEHN al incidir en que las declaraciones de Chivite habían estado “fuera de lugar”. “Evidentemente, toda disculpa sería bienvenida y aceptada”, puntualizó.

Carlos Fernández Valdivielso (CEN)  incidió en que las declaraciones de Chivite habían estado “fuera de lugar”: “Evidentemente, toda disculpa sería bienvenida y aceptada”.

Paralelamente al debate en torno a la reapertura de los espacios interiores de hostelería, la consejera Induráin anunció que Navarra mantendrá el cierre perimetral durante las Navidades, con dos ventanas temporales en las que estarán autorizados los desplazamientos para rencontrarse con familiares y allegados: entre el 23 y el 26 de diciembre y entre el 30 diciembre y el 2 de enero.

Asimismo, especificó que el toque de queda para Nochebuena y Nochevieja se fijará a las 1:30 horas (quienes deseen entrar o salir de la región deberán contar con una declaración responsable, cuyo modelo aún no se ha cerrado).

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top