jueves, 28 enero 2021

INTIA y Gvtarra impulsan una ‘Tierra de Futuro’

La iniciativa, promovida por la empresa de Villafranca y respaldada por la sociedad pública, pretende impulsar un acuerdo de colaboración en la industria agroalimentaria de la Comunidad foral. El objetivo es generar proyectos centrados en el origen local de las materias primas, la agricultura sostenible y el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales.

Redacción
Pamplona - 16 diciembre, 2020

Los consumidores "demandan cada vez más" los productos locales y respetuosos con el medio ambiente. (Foto: cedida)

Este miércoles se firmó, en la sede de la sociedad pública INTIA, la iniciativa ‘Tierra de Futuro’, un proyecto colectivo para el desarrollo agroindustrial de Navarra. Según la entidad, esta firma constituye “la base de un acuerdo de colaboración” entre agricultores, empresas e instituciones, cuyo objetivo es “promover proyectos que incrementen el valor añadido del sector agroindustrial navarro, desde la producción primaria hasta la comercialización de los productos”. Así, los productos nacidos al amparo de esta iniciativa “deben crear riqueza y contribuir al desarrollo de Navarra”.

Hasta ahora, la iniciativa cuenta con la participación de INTIA, Gvtarra, la Cooperativa Orvalaiz, la Cooperativa Agrícola La Esperanza, la Cooperativa Santiago Apóstol y los agricultores Juan Antonio Orduña y Adrián Zapata.

Además de contar con la presencia de representantes de INTIA, en la firma también participaron Gvtarra -la empresa promotora de la iniciativa- así como la Cooperativa Orvalaiz, la Cooperativa Agrícola La Esperanza (Valtierra), la Cooperativa Santiago Apóstol (Funes) y los agricultores Juan Antonio Orduña y Adrián Zapata. Sin embargo, la sociedad pública apuntó que este acuerdo permanece abierto a nuevos firmantes que representen al sector primario en cultivo, transformación e investigación.

Ignacio Urmeneta, director de la planta de Gvtarra en Villafranca, afirmó durante el encuentro que Navarra “no puede quedarse atrás” y que la agricultura del futuro “tiene que garantizar mayor productividad y rentabilidad con un menor uso de los recursos, especialmente aquellos más escasos como el agua”. Por eso, estimó que “las nuevas tecnologías, la obtención de nuevas variedades y la agricultura de precisión van a ser esenciales para asegurar ahorros significativos en el uso de recursos y para mejorar el impacto medioambiental”. 

Natalia Bellostas, directora gerente de INTIA, indicó a su vez que la crisis del Covid-19 “ha puesto de manifiesto la necesidad de una mayor regionalización de las cadenas de valor agroalimentarias”. Según explicó, los consumidores “demandan cada vez más un producto que sea local y que haya sido producido de manera respetuosa con el medio ambiente”. En este sentido, sostuvo que el proyecto ‘Tierra de Futuro’ “pone de manifiesto el papel diferencial de la industria agroalimentaria con respecto a otros sectores industriales y su necesaria conexión con la base territorial y con los productores”.

Natalia Bellostas: “Este proyecto pone de manifiesto el papel diferencial de la industria agroalimentaria con respecto a otros sectores industriales y su necesaria conexión con la base territorial y con los productores”.

Desde INTIA subrayaron que la iniciativa “nace para poner en valor a las personas, la tierra, los activos y el saber hacer de una zona que, desde hace siglos, produce vegetales de primera calidad”. Además, explicaron que la iniciativa se construyó en torno a tres valores: el origen local de las materias primas, la agricultura sostenible y el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales de Navarra.

Por otro lado, desglosaron las siete líneas de trabajo para sus futuros proyectos: el desarrollo sostenible de cultivos locales de verduras; la mejora varietal de especies locales y de técnicas de cultivo para aumentar la eficacia y el valor añadido durante la transformación, con el objetivo de alcanzar el residuo cero y la disminución de fitosanitarios; el desarrollo del cultivo de legumbres en Navarra y la recuperación de especies autóctonas; la mejora de la productividad y escalabilidad en campo; la valorización de subproductos desde el campo a la industria; la disminución de desperdicios en la distribución a consumidor; así como la implantación de nuevas tecnologías en la cadena de valor, como las unidades móviles de pretratamiento de verduras en cultivo.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top