martes, 19 noviembre 2019

Ioseba Fernández apuesta por la medicina hiperbárica

La rápida recuperación de los deportistas de élite de sus lesiones o después de duras competiciones se debe a la utilización de distintos métodos. Uno de ellos es la medicina hiperbárica. Recién llegado de China, el campeón navarro de patinaje, Ioseba Fernández, visita por primera vez Oxien para beneficiarse de los efectos positivos de la oxigenación hiperbárica.

Redacción
Pamplona - 19 octubre, 2019

Ioseba Fernández, en su primera sesión de cámara hiperbárica, en el Centro Oxien. (Fotos: Ana Osés)

Es el más rápido sobre patines y así lo atestiguan sus cuatro campeonatos mundiales y sus doce europeos. Ioseba Fernández lleva desde que tiene uso de razón con patines y es uno de los mejores deportistas navarros de la historia. Profesional desde 2011, su velocidad le ha hecho perder la cuenta de todas las medallas que se ha colgado.

Su palmarés no es casual. Entrena siempre a fondo y, por ello, está considerado uno de los patinadores más fuertes del mundo. Un entrenamiento intenso que muchas veces se ve marcado por tiempos de recuperación escasos, que le dificultan rendir al máximo. “Hay temporadas en las que los ritmos de entrenamiento y competición son muy elevados y dificultan la recuperación. Después de mucho tiempo oyendo a compañeros hablar sobre los beneficios de la oxigenación hiperbárica, acudí a Oxien”, cuenta Ioseba Fernández.

“La aplicación de la OHB en deportistas ha demostrado ser un tratamiento complementario altamente eficaz para aumentar su rendimiento físico y la pronta recuperación de la fatiga después de esfuerzos elevados”, explica el doctor Diego Aguiar, del Centro Rehabilitador Hiperbárico Oxien, del Grupo Sannas. “Este tratamiento consiste en respirar oxígeno puro a una presión mucho más elevada que la atmosférica, hasta 2,5 ATA, lo que produce una oxigenación de los tejidos. La mayor concentración de oxígeno ayuda a Ioseba a conseguir una recuperación óptima tras largos viajes y a volver pronto a los entrenamientos, evitando molestias musculares que le impidan el adecuado desarrollo del ejercicio”, explica el médico hiperbárico de Oxien.

El Dr. Diego Aguiar, durante el reconocimiento médico a Ioseba Fernández.

Fernández es un deportista que cuida al máximo todo lo que se refiere a su preparación, que lleva siete años consecutivos sin bajarse del pódium mundial. Pero reconoce que en breve cumplirá 30 y su vida en la alta competición puede llegar a su fin: “Estoy en el final de mi carrera deportiva, mi entrenamiento a nivel cualitativo es muy alto y nos quedan pocas cosas por mejorar. Como fuera del entrenamiento me cuido al máximo, creo que la cámara hiperbárica es el tratamiento complementario que necesitaba para lograr mi estado óptimo de forma.

A pesar de que 2019 no ha sido un año fácil para él, tiene “todo lo necesario” para terminar siendo “un gran año”. “Por si fuera poco, los malos resultados siempre han ayudado a que mi rendimiento mejore, porque dedico más tiempo a pensar cómo puedo mejorar una milésima, de ahí que haya apostado por la cámara hiperbárica. Y quizás, en julio, esa milésima valga una medalla dorada”, agrega en relación al Mundial de Patinaje que tendrá lugar en Colombia en 2020.

AUMENTO DEL RENDIMIENTO DEPORTIVO

El futbolista Dani Carvajal consiguió recuperarse de una lesión antes de tiempo gracias a la oxigenación hiperbárica y pudo estar en el Mundial de Rusia. Pero también se utiliza en la recuperación tras los esfuerzos deportivos y para mejorar el rendimiento de forma notoria. El campeón navarro se muestra optimista en su caso: “Creo en la medicina hiperbárica como un complemento más en mi preparación. En varios países en los que he competido es una especialidad médica muy extendida, con resultados probados tanto en el aumento del rendimiento, como en la recuperación de lesiones. Estoy seguro de que merecerá la pena”.

La realidad es que la oxigenación hiperbárica puede ayudar a recuperar más rápidamente después de entrenamientos intensivos, campeonatos y carreras largas, duras o muy extenuantes. Como ocurre con Novak Djokovic, quien la utiliza para recuperarse de sus largos partidos y entrenamientos de alto rendimiento y así poder afrontar otros en tiempo récord. Pero es necesario saber que “siempre debe aplicarse como una terapia complementaria, recuerda el doctor Diego Aguiar, médico hiperbárico de Oxien, centro especializado en esta especialidad médica.

Últimas explicaciones antes de meterse en la cámara hiperbárica.

La cámara hiperbárica “aumenta el aporte de oxígeno al músculo en estado de fatiga o en el momento de la recuperación muscular, estimula la actividad celular y ayuda a disminuir la sensación de cansancio, inciden desde el centro rehabilitador. Los estudios realizados indican que esta oxigenación aumenta la tolerancia al ejercicio (resistencia y potencia), incrementa la energía muscular, aumenta la elasticidad y disminuye los niveles de productos químicos que dan la sensación de agotamiento y disminuyen la capacidad física, como el ácido láctico.

AL ALCANCE DE TODOS

Este tratamiento no solo está dirigido a profesionales, los amateurs que han incorporado a su día a día el ejercicio físico también pueden utilizarlo porque han aumentado con el deporte su calidad de vida. Pero han incrementado también la probabilidad de sufrir lesiones, que afectan a su vida diaria. Ante estas situaciones, una sesión o varias, dependiendo de la necesidad de cada paciente, contribuirán de forma muy positiva a la recuperación.

Eso sí, la prevención a la hora de evitar las lesiones es fundamental. “Siempre hay que realizar buenos ejercicios de calentamiento antes de comenzar y un estiramiento adecuado al finalizar la práctica deportiva”, recomiendan desde Oxien.

El equipo de Oxien siempre está preparado para recibir a sus usuarios. De izq. a dcha., Katy Bailón (camarista), Ioseba Férnadez, el Dr. Diego Aguiar y Dolores López (camarista).

Pero lo mejor es que se trata de una terapia al alcance de todos y que puede beneficiar a cualquier deportista en muchos aspectos: recuperación de lesiones, aumento del rendimiento deportivo o disminución del cansancio tras entrenamientos o competiciones.

En Navarra se cuenta con la primera cámara hiperbárica, avalada por la Sociedad Española de Medicina Hiperbárica, en el centro Oxien del Grupo Sannas. Se trata de la misma cámara hiperbárica que utiliza la Federación Española de Fútbol.

El tratamiento con medicina hiperbárica, recuerdan en Oxien, “debe ser pautado siempre por un médico hiperbárico, un especialista que analizará al paciente y le propondrá un tratamiento interdisciplinar acorde con su situación y sus necesidades”. En el caso de Ioseba Fernández, sus sesiones han sido pautadas para un deportista de alto nivel que quiere un aporte extra en su entrenamiento.


To Top