jueves, 20 junio 2024

“Hay que eliminar a los especuladores de la fotovoltaica”

José Donoso, director general de la Unión Española Fotovoltaica y presidente del Consejo Global Solar, visitó Navarra en el marco del II Pamplona Fórum. NavarraCapital.es conversó con él sobre el futuro de la energía solar, el potencial español en este ámbito y los pasos a dar para hacer realidad la ansiada transición energética.


Pamplona - 6 diciembre, 2019 - 06:00

El director general de la UNEF pide que la transición energética no se use como arma política arrojadiza. (Fotos: Víctor Rodrigo)

Lleva más de treinta años trabajando en el sector de las energías renovables. Según se desprende de sus palabras, el sector fotovoltaico, en el que centra su acción, está viviendo una revolución que va a conllevar “un cambio radical en el desarrollo renovable en España”. También se congratula de que la transición energética haya vuelto a la agenda política y de que, por fin, España cuente con un Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que para 2030 establece como objetivo que el 42 % de la energía sea de origen renovable”. Una meta “coherente con los compromisos de lucha contra la crisis climática”. Y además,  gracias al nuevo Real Decreto-Ley 15/2018, las facilidades a la hora de lanzarse al autoconsumo han aumentado considerablemente.

“La situación de España es privilegiada y contamos con una ventaja competitiva: tenemos sol y tenemos territorio”.

José Donoso es director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), la asociación que agrupa a más del 85 % de las empresas del sector. Y en septiembre de este año, fue nombrado en Estados Unidos presidente del Consejo Global Solar, creado hace cuatro años por las asociaciones solares líderes en el marco de la 21ª Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. La presencia de España en la presidencia del Consejo Global Solar reafirma el protagonismo de la industria fotovoltaica nacional en el mundo, en un momento clave en el que es una aliada fundamental para acometer la transición energética.

Precisamente, este experto en energías renovables, que compagina su actividad profesional con la de profesor en el curso de postgrado en Energía Eólica de la Universidad Politécnica de Madrid y en el Máster de Energías Renovables y Mercado
Energético de la Escuela de Organización Industrial, participó en el II Pamplona Fórum. Un espacio para la reflexión, organizado por NavarraCapital.es y Diario de Navarra y que contó con el patrocinio de Laboral Kutxa.

¿En qué nivel de desarrollo se encuentra actualmente la energía fotovoltaica española?
Muy buena. Y tenemos una posición privilegiada, porque contamos con una ventaja competitiva en esta tecnología que no había pasado nunca en la historia de la electricidad: tenemos sol y tenemos territorio. Los países del norte de Europa no tienen ni sol ni territorio. Otros países mediterráneos, salvo el sur de Portugal, tienen sol, pero no tienen territorio. Y nosotros lo tenemos todo para producir mucha energía eléctrica, a precios baratos y con fotovoltaica.

¿Tenemos la infraestructura necesaria para ello?
Hay base industrial para crecer. Contamos con empresas, entre ellas navarras, que estos últimos años, sin mercado en España y sin ayudas, han sobrevivido muy bien porque son competitivas a nivel internacional. Estas empresas están trabajando desde Australia a Chile, desde Estados Unidos a Reino Unido… Así que tenemos un punto de partida muy bueno, ahora hay que hacer las cosas bien.

Donoso, en el Colegio Oficial de Médicos de Navarra.

Donoso, en el Colegio Oficial de Médicos de Navarra.

¿Y cómo deberían hacerse las cosas bien cuando, teniendo el sol y el terreno a nuestro favor, Alemania produce más energía fotovoltaica que nosotros?
Cierto. Pero estamos donde estamos. Hemos tenido un periodo anterior en el que ha habido una incomprensión por parte de la administración, que ni entendía el mundo de la energía ni vio la oportunidad económica que se presentaba para nuestro país. Pero ahora estamos en otro punto y el Gobierno de España ya apuesta por esta oportunidad. Además, tenemos el Acuerdo de París, por lo que el entorno internacional nos apoya y la Unión Europea lo ve como una palanca de crecimiento económico.

“Es necesario que las tramitaciones de las redes eléctricas y de los proyectos sean razonables en la administración”.

¿Qué pasos le recomendaría dar al Gobierno para hacer las cosas bien en este sentido?
Se acaba de aprobar una importante medida en el Consejo de Ministros y se va a dar estabilidad a la retribución de los proyectos antiguos porque se había roto la seguridad jurídica. Y esto también es bueno para los nuevos inversores, porque se les envía la señal de que España se reincorpora a un escenario de estabilidad regulatoria. Pero necesitamos más pasos: una nueva ley de subastas para dar una señal de precio adecuado, en un escenario competitivo, a las energías renovables -en un sistema de mercado anacrónico y pensado para energías con costes variables, que no tenemos con las renovables-. Luego tenemos las barreras administrativas. Es necesario que las tramitaciones de las redes eléctricas y de los proyectos sean razonables y se cumplan los pasos legales. Para ello, las administraciones tienen que concienciarse y dotarse de los medios adecuados. También tenemos un mercado con muchos autores para que sea auténticamente competitivo. Por eso necesitamos que haya una auténtica competencia entre los actores y sin abusos. Además, hay que eliminar especuladores, para lo que necesitamos una nueva regulación para los puntos de conexión.

Hablemos del autoconsumo…
Es un buen vehículo para que las empresas y los ciudadanos puedan expresar su compromiso con el medio ambiente, ya que la nueva regulación establece un marco de libre mercado competitivo. Esto es gracias a la aprobación de la nueva Directiva de Renovables de 2018, en la que se estableció el derecho al autoconsumo, la limitación a las barreras económicas, la simplificación administrativa y la no posibilidad de impedir el autoconsumo colectivo.

José Donoso

En el II Pamplona Fórum, que reunió a los principales agentes del sector de las renovables.

¿Cómo se elimina el abuso de posición dominante?
No a los interlocutores de nudo, tienen que desaparecer. Y tiene que ser Red Eléctrica, desde un entorno de imparcialidad, la que decida quiénes deben conectarse a un punto y en qué condiciones. También decimos no a las empresas distribuidoras porque son juez y parte. Tiene que ser, de nuevo, Red Eléctrica. Así todo el mundo juega con las mismas reglas y la misma información simétrica, que es la base de un mercado competitivo. No a los especuladores, queremos que se introduzcan unos requisitos intermedios, incluso previos, que nadie pueda solicitar un punto de conexión si no tiene acuerdos con los propietarios de los terrenos, que sea un proyecto serio para que no estés ocupando un punto durante un tiempo y nadie lo pueda usar o que lo único que quieras sea luego venderlo. Eso no genera valor y lo que queremos son empresas que generen valor.

“La energía fotovoltaica va a abaratar el precio de la energía eléctrica”.

¿Qué ventajas competitivas puede aportar la energía fotovoltaica a las empresas navarras?
Una ventaja general es que la energía fotovoltaica va a abaratar el precio de la energía eléctrica, que es la reclamación tradicional de los sectores industriales en España. Y si se hacen las cosas bien y se integra ese precio de manera adecuada en el sistema, las empresas, por primera vez, tendrán energía eléctrica más barata que los países de su entorno, por lo que vamos a tener una industria más competitiva sin necesidad de subvenciones. Pero, además del precio de mercado, esas empresas poseen otras dos opciones: contratar un BPA (contrato bilateral con un promotor), que le asegure estabilidad en ese precio, o el autoconsumo, en el que también se produce una reducción de precios. Y una cosa más, también sirve para demostrar a tus clientes y a la sociedad que estás comprometido con esta crisis climática que estamos viviendo.

Donoso dio una conferencia en el II Pamplona Fórum, dedicado a la transición hacia un nuevo modelo energético.

El también presidente del Consejo Global Solar pide un pacto social para acometer la transición energética.

La transición energética nos involucra a todos…
Las administraciones tienen que mostrar un carácter ejemplificador porque este es un reto de los ciudadanos, las empresas y la administración. No debe ser un pacto de Estado, va mucho más allá de los partidos políticos. Es un pacto social y los políticos no deben utilizarla como arma arrojadiza. Es una realidad que tiene un coste económico importante para la sociedad, pero va a ser una ventaja para ella. Por eso, todos tenemos que remar en esa dirección.

Entra aquí para leer más sobre economía.


To Top