lunes, 21 junio 2021

Knorr-Bremse aumentará su plantilla un 66 % en Pamplona

La empresa, que actualmente cuenta con un total de 213 trabajadores, prevé crear 142 nuevos empleos directos con el objetivo de incrementar la producción de material de fricción para el sector ferroviario. El proyecto de expansión, cifrado en 50 millones de euros, fue declarado como inversión de interés foral el pasado 26 de mayo.

Redacción
Pamplona - 8 junio, 2021

Gustavo González (Knorr-Bremse España), Mikel Irujo (Gobierno de Navarra) y Andreas Weidenschlager (Knorr-Bremse Navarra). (Foto: cedida)

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, visitó este martes la empresa Knorr-Bremse Pamplona, dedicada al desarrollo y la producción de material de fricción para el sector ferroviario. La cita se produjo dos semanas después de que el Gobierno de Navarra declarara como inversión de interés foral el proyecto de futuro promovido por esta compañía, cifrado en 50 millones de euros y destinado a incrementar la capacidad productiva de la planta y a ampliar las instalaciones de la firma, entre otros objetivos. Mediante esta inversión se prevén crear 142 puestos de trabajo directos, aumentando así su plantilla en un 66%, ya que la fábrica cuenta actualmente con un total de 213 empleados.

Durante el encuentro, Irujo destacó el “potencial” de esta firma, además de su “papel motor en la industria navarra en cuestiones decisivas como el crecimiento, la innovación o la internacionalización, ejes del desarrollo empresarial, tal como lo destaca la Estrategia de Especialización Inteligente S3“. En la última década, según subrayó, la empresa “ha conocido un fuerte crecimiento, con previsiones de crecimiento exponencial”.

Mikel Irujo (Gobierno de Navarra): “Estoy convencido de que este proyecto implicará un gran efecto tractor para Navarra”.

Asimismo, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial remarcó que el esfuerzo inversor de la empresa “permite centralizar todo el conocimiento referente a la investigación, desarrollo y fabricación de materiales de fricción para el sector del ferrocarril”. “Estoy convencido de que implicará un gran efecto tractor para Navarra”, remató.

La compañía situada en la capital navarra es una de las tres fábricas que la multinacional alemana Knorr-Bremse tiene para la producción de material de fricción, junto a las ubicadas en Manchester (Reino Unido) y Chicago (Estados Unidos). En concreto, la sede de Pamplona se dedica al desarrollo y producción de guarniciones y zapatas de freno orgánicas, así como al desarrollo y la producción de elementos sinterizados de fricción. Estos productos se aplican en la red ferroviaria de líneas de Renfe, EuskoTren Feve, así como en las líneas de metro de Madrid, Sevilla o Bilbao. Sin embargo, su producción se destina “en su mayoría”  a clientes a nivel mundial.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top