martes, 30 noviembre 2021

La agente 001 de la literatura foral

Goizeder Lamariano ha recorrido todos los entresijos del mundo de las letras. Cuenta con una trayectoria profesional multifacética, en la que ha ejercido como redactora, locutora de radio, crítica literaria y correctora en Madrid y Pamplona. En 2012, publicó su primer libro de ficción, 'Cuentos pacientes'. Ahora, desde el pasado mes de agosto, lidera la primera agencia literaria de Navarra, Marcapáginas, con la que afronta el reto de representar a autores de la región de cara al público español.

Irene Guerrero
Pamplona - 14 noviembre, 2020

Goizeder Lamariano se lanza al mundo de la representación literaria con su agencia, Marcapáginas. (Foto: cedida)

Goizeder Lamariano (Pamplona, 1984) ha recorrido muchos de los entresijos del mundo de las letras. Cuenta con 16 años en una trayectoria profesional multifacética, en la que ejerció como redactora, locutora de radio, crítica literaria y correctora en Madrid y Pamplona. En 2012 publicó su primer libro de ficción, Cuentos pacientes, en el que compaginó su faceta de periodista y escritora. El pasado mes de agosto, tras quedar en paro por la crisis sanitaria, fundó la primera agencia literaria de Navarra, Marcapáginas. Siguiendo la estela de las escritoras navarras que han alcanzado fama ante el público español, la nueva representante literaria afronta el reto de ser la mano derecha de los autores de la región, para llevarlos al escaparate nacional. Una demanda latente en la escena literaria de la Comunidad foral.

¿Esta vocación a las letras le viene de familia?
No, soy la primera con esa vocación. En mi casa se leía mucho, sobre todo mi madre. Yo también, y desde chiquitita empecé a escribir cuentos y redacciones. En seguida tuve claro que iba a estudiar Periodismo. Tomás Yerro, a quien le dieron el Príncipe de Viana en Cultura el año pasado, fue un referente que me confirmó en mi vocación y me animó mucho.

Se dedica a la crítica literaria en su blog, ‘Cuéntate la vida’. ¿Qué está leyendo ahora y cuántos libros llega a consumir cada semana?
Ahora, sobre todo, leo cosas del trabajo. Muchos libros inéditos. Para decir la cantidad de libros que consumo por semana, no voy a contar lo que he leído este año, porque fue muchísimo en el confinamiento. De normal, llegan a mis manos un par de libros a la semana.

¿Qué libros debe degustar cualquier humano antes de morir?
El poder del perro, de Don Winslow; La lengua de los secretos, de Martín Abrísketa; Mejor la ausencia, de Edurne Portela; La Retornada, de Donatella Di Pietrantonio; y Libro de familia, de Galder Reguera.

¿Cómo nace Marcapáginas Agencia Literaria?
Cuando publiqué Cuentos pacientes me hice una idea de todo el proceso que hay detrás de la publicación de un libro: la corrección del manuscrito una y mil veces, el contacto con las editoriales, la promoción una vez publicado… Esto desgasta. Y al final, los escritores necesitan tiempo y energía para escribir. Sorprende mucho lo que cambia una obra desde que el escritor pone un punto y final hasta que llega a las manos de los lectores.

“Me han contactado 36 escritores interesados en los distintos servicios que ofrece la agencia. Aunque la mayoría son de Navarra, también hay de Cantabria, País Vasco, Aragón o Cataluña”.  

Me quedé en ERTE, y después en paro, durante los primeros meses de la crisis sanitaria. Así que me dediqué en verano a pensar qué iba a hacer con mi vida a partir de ese punto de inflexión. Decidí que quería retomar el trabajo de correctora, al que me he dedicado esporádicamente desde 2011 y, sobre todo, en Madrid. Tenía en mente facilitar la conciliación entre mi trabajo y mi familia. 

Acto seguido, creé unos perfiles en redes sociales y una pequeña página web para ofertar mis servicios de correctora. El 23 de agosto recibí la llamada de Fátima Frutos, presidenta de la Asociación Navarra de Escritoras y Escritores, quien me comentó la demanda que había en Navarra de una agencia de representación literaria. En la comunidad no hay prácticamente ninguna, porque están muy focalizadas en Madrid y Barcelona. Ella me animó a asumir el reto. Le di un par de vueltas, y me lancé a la piscina. Ahora, Marcapáginas está conformada por mí y una compañera que se ocupa del departamento audiovisual.

¿Cuál ha sido la acogida por parte de la escena literaria navarra?
A partir de la fundación de la agencia, nos ha contactado muchísima gente. Sigo con los siete con los que empecé desde finales de agosto. Desde entonces, me han llamado otros 36 escritores interesados en los distintos servicios que ofrece la agencia. Aunque la mayoría son de Navarra, también existen algunos de Cantabria, País Vasco, Aragón o Cataluña. Me encuentro ahora eligiendo qué autores representar.

“Uno de los retos es romper las barreras regionales para que los escritores navarros salgan a relucir en el escaparate nacional”. 

¿Cuáles son los retos de la representación literaria?
Lo principal es que haya confianza mutua entre el autor y el agente. Además, los escritores navarros tienen mucha más calidad de la que se llega a visibilizar. Les falta un empujón. Gente como Estela Chocarro, como Tadea Lizarbe, Susana Rodríguez Lezaun o Maribel Medina suman más reconocimiento a nivel nacional. No es casualidad que sean todas mujeres. Ahora nos toca romper las barreras regionales para que salgan a relucir en el escaparate español. 

¿Qué obstáculos y oportunidades se ha encontrado tras el impacto del Covid-19?
La única parte de mi trabajo que el Covid-19 me impide hacer es organizar presentaciones de libros presenciales. Todo lo demás lo hago desde casa. No estoy encontrando ningún obstáculo. Al contrario, los escritores que me están contactando ahora me comentan que los manuscritos que envían los desarrollaron durante el confinamiento. El estar más tiempo en casa deja más espacio para leer, para escribir. Yo misma leí, desconecté y gesté este proyecto.

A pesar de ser una región pequeña, Navarra es la tercera comunidad que más lee a nivel nacional. Los escritores con los que he hablado podían acceder a las editoriales navarras, que hay muchas y buenas, pero no podían dar el salto fuera de Navarra. Se ponían en contacto, o bien con editoriales que les exigían representación antes de empezar a editar sus manuscritos, o bien con agencias que estaban copadas y no podían atenderles. Me comentaban que se sentían olvidados y abandonados. Cuando me enteré que la demanda existía, no me imaginaba hasta qué punto hacía falta. En estos dos meses y medio estoy sorprendida, y casi abrumada con la cantidad de encargos que estamos recibiendo. Y también por el agradecimiento del sector, que me dicen que lo estaban esperando desde hace tiempo.

¿Quiénes han sido sus principales apoyos?
Además de la propia Fátima Frutos y toda la junta directiva de la Asociación, el primer autor que me mostró su apoyo y me dijo, casi a ciegas, que quería que le representase fue Miguel Izu. A partir de ahí vinieron Xabier Irujo, Arantzazu Ametzaga, Yolanda Almeida, Sandra Iraizoz y Iosu Lázcoz, mis siete primeros clientes.

“En 2021, Miguel Izu publicará una novela histórica ambientada en el norte de Navarra en 1856, y una novela negra sobre los Sanfermines; y Xabier Irujo, una novela ambientada en la Guerra Civil”.

Tengo una trayectoria que me ha permitido montar esta agencia con toda la ilusión del mundo, con toda la motivación, pero al mismo tiempo con humildad y ganas de aprender, de dejarme enseñar y acompañar. Se lo he dicho a mis autores desde la primera reunión que tuve con ellos: no tengo mucha experiencia en el mundo de la representación, pero quiero que todos vayamos de la mano, creciendo y avanzando. 

¿Alguna primicia a otro plazo de los escritores de Marcapáginas?
Si todo va bien, los autores que estoy representando seguramente publicarán cinco libros en 2021. El trabajo está muy avanzado, por lo que nos hemos marcado ese objetivo. Una de las obras que ya hemos anunciado al público es la que Ametzaga, quien va a publicar una novela sobre el viaje del barco Alsina y el Quanza. El año que viene se cumple el 80º aniversario de la aventura que llevó a exiliados republicanos vascos a Sudamérica. 

Además, Izu publicará próximamente una novela histórica ambientada en el norte de Navarra en 1856, y una novela negra que se desarrolla en la actualidad durante los Sanfermines. Por último, Irujo está trabajando en una novela histórica ambientada en la Guerra Civil.

 


To Top