jueves, 7 julio 2022

La avenida de Aróstegui tendrá 17 bloques de viviendas y dos torres de 15 plantas

Los consejeros José María Aierdi y Bernardo Ciriza dieron a conocer este martes el proceso de participación ciudadana de la modificación del PSIS de Echavacoiz, durante una reunión mantenida por el Consorcio Alta Velocidad-Comarca de Pamplona. Así mismo, desglosaron los principales cambios que experimentarán este barrio pamplonés y la zona de la actual estación de tren, situada en San Jorge.

Redacción
Pamplona - 24 mayo, 2022

El Ejecutivo foral prevé tener las conclusiones del proceso participativo este verano. (Foto: cedida)

La avenida de Aróstegui de Pamplona se transformará en una gran vía residencial, con diecisiete bloques y dos edificios de quince alturas en sus extremos. Así lo anunciaron este martes el consejero de Cohesión Territorial y presidente del Consorcio Alta Velocidad-Comarca de Pamplona, Bernardo Ciriza, y el vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi, tras una reunión mantenida por el Consorcio. Ambos comparecieron en rueda de prensa junto al director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, y el coordinador del PSIS de Echavacoiz, Juan López. Los representantes del Gobierno de Navarra dieron a conocer el proceso de participación ciudadana de la modificación del Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) del barrio Echavacoiz.

El Ejecutivo foral propone cuatro alternativas para llevar a cabo la nueva ordenación en el área de Echavacoiz, así como en la zona de la actual estación del tren en San Jorge. El Gobierno navarro considera que esta actuación es “viable económicamente”, dado que el valor del suelo urbanizado es muy superior a los costes de urbanización.

Así mismo, los representantes del Ejecutivo foral explicaron que, según un informe reciente, la posible afección de la mercantil Huntsman al entorno “se ha reducido considerablemente, afectando apenas a la ordenación propuesta”. Por tanto, la presencia de esta planta química en el lugar durante algún tiempo “no condiciona” el desarrollo urbanístico.

EL NUEVO ECHAVACOIZ

La zona de Echavacoiz se apoyará sobre dos ejes viarios principales: la avenida de Aróstegui y el eje perpendicular que parte de Barañáin y acaba en el nudo sur con la A-15. Se proyecta la eliminación o paliación del tráfico en el vial que discurre al sur del Grupo Urdánoz. Esta zona dispondrá de 10.402 viviendas, de las cuales 5.961 serían protegidas y 4.441 libres. Se reservan 613.000 metros cuadrados para zonas verdes. A este respecto, el Ejecutivo foral plantea que en la ladera que separa Echavacoiz de Barañáin no haya ninguna edificación y, por el contrario, se habilite un parque público. Asimismo, la superficie de suelo destinada a espacios dotacionales y de servicios alcanzaría los 182.000 metros cuadrados.

La avenida de Aróstegui, de 63 metros de anchura, se configurará como una vía urbana de fuerte componente residencial (1.600 viviendas). La altura proyectada es de diez pisos y ático. Dispondrá de dos edificios singulares de quince alturas en sus extremos. Así mismo, se plantearán carriles bici en ambos márgenes y la segregación del carril bus a lo largo de la avenida.

En cuanto al resto de calles, el Gobierno navarro prevé configurarlas como manzanas de siete alturas y ático. Asimismo, propone la formalización de otros edificios singulares en la cabeza del conjunto situado junto a Barañáin, en la glorieta situada junto al Grupo Urdánoz, y en la nueva plaza principal, en forma de cuatro torres entre las que discurre el Camino de Santiago.

Unas 115 viviendas en Echavacoiz están situadas sobre espacios que “van a estar destinados a viales públicos, por lo que no es posible mantenerlas en la nueva ordenación propuesta”.

En esta zona, se propone la creación de dos plazas y de un tercer lugar de encuentro situado frente a la nueva estación. La plaza principal del barrio se ubica al sur de la actuación y abierta al paisaje. Cerca del Grupo Urdánoz y del conjunto dotacional existente, se proyecta una segunda plaza. El tercer espacio de estancia se halla frente a la estación, al amparo del edificio singular que marca la entrada en la avenida urbana más importante.

Los edificios existentes en el ámbito del PSIS en esta zona “van a tener que declararse fuera de ordenación”. En cuanto a los edificios que contienen actividades económicas, “ni su forma ni su uso guardan concordancia con el carácter de los nuevos barrios”.

Eso sí, los planes contemplan mantener las viviendas existentes, un total de 39, pertenecientes a cinco portales de los números 1 al 5 de la calle Echavacoiz. Se integrarían en una manzana que se completa con un nuevo edificio de cinco plantas de altura, es decir, de idéntica altura a la de cuatro de los portales consolidados.

Por el contrario, otras 115 viviendas “están situadas sobre espacios que necesariamente van a estar destinados a viales públicos y, por consiguiente, desde un punto de vista técnico no es posible mantenerlas en la nueva ordenación propuesta”. Algunas de ellas, según el Gobierno foral, se encuentran “en estado ruinoso y deshabitadas”. También se propone la descatalogación de algunos edificios industriales, los cuales en el PSIS se destinan para equipamientos y, en el caso del silo, a viviendas.

CAMBIOS EN SAN JORGE

En cuanto a la zona de la actual estación del tren de San Jorge, se proyecta la “mejora de la conectividad visual, peatonal y ciclable” entre San Jorge y Buztintxuri. Se plantea como eje principal en la nueva configuración un espacio lineal de 30 metros de anchura como corredor peatonal y ciclista que, en un futuro podría albergar otros medios de comunicación o, incluso, un vial de coexistencia. Además, transversalmente al eje principal, se definen otros tramos viarios y peatonales.

Esta zona dispondrá de 1.330 viviendas, de las cuales 762 serían protegidas y 568 serían libres. Se plantean edificios de viviendas de entre cuatro y siete alturas (más ático), sin renunciar a que se pueda contemplar un edificio singular en torno a la avenida de Gipuzkoa. Se proyectan dos nuevas plazas en esta zona. Por último, se reservan 83.000 metros cuadrados para zonas verdes y otros 31.000 metros cuadrados para espacios dotacionales y de servicios.

PARTICIPACIÓN CIUDADANA

El próximo 25 de mayo, el Ejecutivo foral dará a conocer el plan a los técnicos y letrados interesados de sus departamentos y de los ayuntamientos que forman parte del Consorcio. Así mismo, el 27 de este mes se hará público el plan de participación en la página web del Gobierno de Navarra. El plazo para presentar sugerencias por escrito se extenderá del 30 de mayo al 24 de junio.

Al mismo tiempo, el 3 de junio se organizará una sesión explicativa para la ciudadanía. La semana del 6 al 10 de junio se programarán varias sesiones de trabajo individualizadas con los diversos agentes interesados en el PSIS. La semana del 13 al 17 de junio se organizarán sesiones de trabajo individualizadas con técnicos y letrados interesados de los departamentos del Gobierno de Navarra y de los ayuntamientos que forman parte del consorcio. Posteriormente, se elaborarían las conclusiones del proceso participativo, de las que se podría disponer a lo largo de este verano.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top