domingo, 24 octubre 2021

La construcción del Canal de Navarra en Lerín costará 9 millones

La presidenta María Chivite visitó este miércoles las obras de esta infraestructura a su paso por el término municipal de Lerín, que terminarán en otoño de 2022 y suponen la construcción de diez kilómetros de tubería de acero soterrada, de entre 1,7 metros y 1,4 metros de diámetro.

Redacción
Pamplona - 13 octubre, 2021

Puig (INTIA), Chivite, Ciriza, y López (Obras Públicas e Infraestructuras). (Foto: cedida)

Las obras de construcción del Canal de Navarra, a su paso por Lerín, estarán finalizadas en otoño de 2022, según informó el Ejecutivo foral a través de un comunicado. La presidenta de Navarra, María Chivite, y el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, visitaron este miércoles los trabajos de construcción de esta infraestructura, que permitirá “transportar agua de calidad” desde el embalse de Itoiz hasta varias localidades de Tierra Estella.

Chivite remarcó la importancia que la reactivación de las obras tiene para esta zona, por ser “una infraestructura estratégica que, además de suponer un blindaje a la agricultura ante el cambio climático, impulsa la igualdad de oportunidades para el mundo rural y permite avanzar hacia un mayor equilibrio territorial”.

En la visita participaron, además, el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López; el subdirector de INTIA y responsable del área de regadíos, Joaquin Puig; y el responsable de la empresa concesionaria Aguas de Navarra, Francisco Iribarren.

DIEZ KILÓMETROS

Las obras del Canal de Navarra a su paso por el término municipal de Lerín consisten en la construcción de diez kilómetros de tubería de acero soterrada, de entre 1,7 metros y 1,4 metros de diámetro. Esta fase constructiva tendrá dos hitos “de especial dificultad”: el cruce del río Ega y el cruce con la carretera NA-122. Y su presupuesto asciende a 9 millones, según confirmaron fuentes del Ejecutivo foral.

Las obras que se están desarrollando en Lerín se extenderán posteriormente a Sesma, Cárcar, Lodosa, Andosilla, San Adrián y Azagra.

Tras realizar las labores topográficas, los trabajos se centrarán ahora en la excavación de las zanjas en las que posteriormente se alojará la tubería de transporte. Además, se construirán las dos obras de toma con las que extraer y regular el agua del ramal, que darán servicio de agua a futuras instalaciones de riego de una zona de Sesma y, a futuro, a dos zonas de Lerín. El plazo de ejecución previsto para estos trabajos es de diecisiete meses. Las obras que se están desarrollando en Lerín se extenderán posteriormente a los términos municipales de Sesma, Cárcar, Lodosa, Andosilla, San Adrián y Azagra, hasta alcanzar los 26,2 kilómetros de longitud que tendrá el Canal de Navarra en Tierra Estella.

El denominado ramal del Ega, junto con el recientemente finalizado ramal del Arga, componen la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra. En este caso, se conoce como ramal del Ega porque discurre de manera paralela a este río, alimentando diferentes sectores de riego situados en varias localidades de la zona.

La construcción del Canal en Tierra Estella “permitirá abastecer de agua de calidad” de Itoiz a 5.428 hectáreas de regadío, pertenecientes a unos 1.300 agricultores. Además de garantizar el suministro en épocas de estiaje, posibilitará incrementar la variedad de cultivos a implantar, pudiéndose llegar hasta los 54 tipos de cultivos diferentes. Por otra parte, los regadíos de Andosilla, San Adrián y Azagra, “que hasta ahora solo tenían concesión de agua en invierno, pasarán a disponer de ella todo el año”. Esto permitirá el riego de la viña en verano, “época crítica” para este cultivo, lo que posibilitará a su vez la “mejora de la calidad” de las producciones de esta zona.

Entra aquí para leer más sobre economía en Navarra. 


To Top