viernes, 20 julio 2018

La construcción navarra mira al futuro con optimismo

Según el informe del ITeC para Euroconstruct, el sector crecerá un 3,5% anual hasta 2020 aunque agentes representativos en Navarra advierten del problema de escasez de obra cualificada que podría generar ese escenario en nuestro territorio.

Cristina Catalán
Pamplona - 28 febrero, 2018

Viviendas en construcción en Soto de Lezkairu

Viviendas en construcción en Soto de Lezkairu

Según el último informe del ITeC (Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña) para Euroconstruct, la media de crecimiento del sector prevista en España para 2018-2020 es del 3,5%.

Dicho análisis señala que la producción del sector europeo en 2017 ha crecido un 3,5%, un resultado excepcional que se ha producido gracias a una economía más robusta de lo previsto y que ha contribuido a mejorar los ingresos familiares, los resultados empresariales y las finanzas públicas. Este entorno favorable, amplificado por el factor crédito, ha hecho aflorar más demanda de construcción, tanto por la parte privada, como por la parte pública.

La previsión contempla el desenlace más lógico: menores crecimientos en 2018 (2,6%) y 2019 (2,1%).

La previsión contempla el desenlace más lógico: menores crecimientos en 2018 (2,6%) y 2019 (2,1%). La mayoría de países coinciden en que atravesamos una ventana de oportunidad que tiene posibilidades de durar algo más, pero en el momento que las condiciones dejen de ser óptimas, la construcción se replegará ordenadamente hacia posiciones de poco riesgo. La primera proyección para 2020 anticipa cómo la iniciativa pública podría compensar algo el enfriamiento de la promoción privada, con lo que se evitaría el retroceso de la producción (1,1%).

Vivienda en construcción

OPTIMISMO PESE A CATALUÑA

Los autores del estudio explican, asimismo, que la confección de la nueva previsión ha coincidido en el tiempo con el apogeo del conflicto con Cataluña, una situación insólita para la cual no hay puntos de referencia que permitan anticipar cuáles serán las consecuencias sobre la economía y la construcción.

Tal vez sea posible encontrar afinidades con los casos del Brexit y de la elección de Trump, en donde los mercados vivieron unos primeros momentos de desconcierto, tras los cuales han acabado asimilando la nueva coyuntura de una manera no traumática. “Siendo optimistas, en España podría repetirse una secuencia parecida de sobre-reacción, ajuste y eventual vuelta a la calma”, añaden.

EQUILIBRIO EN EDIFICACIÓN RESIDENCIAL

El documento señala, también, que la edificación residencialha encontrado de nuevo un cierto equilibrio. Pese a todo, el crecimiento continuará, aunque cada vez con tasas más moderadas (del 14% del 2017 se tenderá al 5% en 2020)Las perspectivas de la edificación no residencial son más cuestionables según este estudio. Su proceso de recuperación tras la crisis se ha iniciado más tarde y con menos intensidad que en el caso de la vivienda.

Para 2018 se espera que predomine una actitud de “esperar y ver” que limitaría el crecimiento al 2,5% . La ingeniería civil por su parte, atraviesa unos momentos de mínimo volumen de obra promovida a escala estatal, la cual sigue estando muy condicionada por los objetivos de déficit. La tabla de salvación del mercado está siendo la obra local que ya empieza a ejecutarse como anticipo de las elecciones municipales del 2019.

PERSPECTIVA EN NAVARRA

NavarraCapital.es ha querido conocer cuál es la perspectiva de la construcción en nuestra región basándose en las conclusiones aportadas por este informe y para ello, hemos consultado con diferentes agentes de dicho sector.

Iñaki Ecay: “El sector tiene que proteger su crecimiento revalorizando la actividad y protegiendo sus márgenes operativos”

Fran e Iñaki Ecay, en las oficinas de la empresa.Iñaki Ecay, director gerente de Ecay Construcciones ha explicado que basándose en sus datos, “tenemos más demanda de ofertas que indica un movimiento positivo. Este movimiento lo centramos, en nuestro caso, en la demanda privada, ya que la demanda pública sigue muy restringida y con bases de adjudicación fijadas exclusivamente en el precio”. Ecay cree evidente este crecimiento “pero partimos de una situación muy negativa de los últimos años”. Entiende que habrá que estar muy atentos al modo en que se gestione ese crecimiento ya que las bases y estructuras del sector han sido muy dañadas en la crisis y la desaparición de gran parte del tejido profesional de la construcción obliga a repensar las fórmulas de crecimiento del propio sector.

“El sector tiene que proteger ese crecimiento revalorizando la actividad y protegiendo sus márgenes operativos que cada compañía tendremos que valorar y trasladar al mercado, que por desgracia sigue en una dinámica de precios muy ajustados. En nuestro caso, el crecimiento está siendo sostenido y ordenado desde 2015 dentro de un plan estratégico que se está cumpliendo y que ya auguraba un crecimiento del sector para nosotros basado en pasar a ser una empresa con alto componente técnico, tecnológico y con diversificación geográfica de nuestras ventas”.

Inigo Eugui Por su parte, Iñigo Eugui, director general de Erro y Eugui Construcciones explica que “si bien es cierto que se está produciendo un crecimiento en el mercado residencial, no se produce un mismo comportamiento en todas las comunidades. Navarra va por detrás de las principales comunidades autónomas, y también en cuanto a la inversión industrial en esta área. En definitiva, a nivel nacional es clara la recuperación. A nivel regional todavía no ha llegado esa bonanza”.

Iñigo Eugui: “A nivel regional todavía no ha llegado esa bonanza”.

ESCASEZ DE MANO DE OBRA CUALIFICADA

Michel Elizalde, Consejero Delegado de ACR Grupo confirma que es indudable que el sector de la construcción está viviendo un momento alcista.. “Nos parece realista que pueda tener un crecimiento conjunto del 3,5%, siempre teniendo en cuenta que en función de cada mercado nuestra actividad es muy heterogénea”.

Michel Elizalde, ACR Grupo Según Elizalde, si nos fijamos en el sector residencial, vemos cómo en el año 2017 se ha registrado un crecimiento del 14%, “lo que es una muy buena noticia, pero también está generando ciertas tensiones en la actividad de construcción. Desde ACR Grupo hemos realizado recientemente un estudio que arroja unos datos de incremento de los costes directos de construcción residencial – aquellos que representan el 85% del total de una obra – del 12,1% en el último año y del 17,5% si nos vamos a un período de 24 meses”.

Estos datos, según ACR, se unen a la falta de una estructura de producción necesaria para una actividad que ha crecido por encima de las dos cifras y en la que la escasez de mano de obra cualificada y de una industria auxiliar potente “está ya generando problemas para el cumplimiento de los plazos o de los precios pactados con los clientes. Por lo tanto, observamos estas cifras con una actitud positiva pero también con la necesaria cautela”.

Michel Elizalde: “La escasez de mano de obra cualificada y de una industria auxiliar potente está ya generando problemas para el cumplimiento de plazos”

Desde la perspectiva que tiene la Fundación Laboral de la Construcción de Navarra del sector, señalan que en 2017 no han percibido datos objetivos que puedan asegurar un crecimiento anual del 3.5% hasta el año 2020. “Nuestro principal indicador, las cuotas que aportan las empresas cada año, ha estado por debajo de la previsión inicial y también un 7% por debajo de las aportaciones de 2016. Esto significa que el número de empresas y trabajadores del sector en Navarra ha seguido descendiendo durante 2017”, aclara Emilio Lezana Pérez, Gerente de la FLC Navarra. No obstante, señala, en el último tercio del año se ha notado un leve repunte en la demanda de los servicios de la FLC, especialmente en los que se refieren a la formación en Prevención de Riesgos Laborales a la que obliga el Convenio General del Sector de la Construcción.

Emilio Lezana y Juan Las Navas

Para la Fundación, 2018 ha comenzado como finalizó 2017. Esto para ellos supone una buena señal, ya que parece que las empresas del sector se están preparando para un nuevo ciclo de crecimiento. “Pero no me atrevo a decir que se pueda considerar realmente una tendencia. Puede tratarse de algo puntual, más aún si se tiene en cuenta que el sector opera en un contexto que no le apoya desde el comienzo de la crisis. Y tampoco tiene por qué afectar de igual manera a todos los subsectores. Seguramente habrá una clara diferenciación entre la evolución de la empresas promotoras/constructoras y las de obra civil”, añade Lezana quien adelanta que 2018 puede ser el año en el que se aclare si ese crecimiento del 3.5% anual puede ser una realidad. “Si la economía sigue creciendo, la nueva industria de la construcción crecerá, pero posiblemente con un decalaje mínimo de un año respecto al resto de sectores, como suele ser lo habitual”.

Precisamente, la Fundación Laboral de la Construcción presentó recientemente un estudio realizado por CIES (leer artículo aquí), en el que se señalaba que la previsión de demanda de vivienda en Navarra para los próximos cuatro años asciende a 17.200 e indicaba que se buscan sobre todo viviendas en propiedad, y de ellas la mitad serían nuevas.

Emilio Lezana: “Si el crecimiento previsto es real, podemos tener un problema importante de carencia de mano de obra cualificada”. 

Por último, Lezana destaca “lo que vienen advirtiendo ya voces autorizadas del sector a nivel nacional: si el crecimiento previsto es real, en poco tiempo podemos tener un problema importante de carencia de mano de obra cualificada conforme a los nuevos retos, incentivados muchos de ellos por la propia sociedad. En el caso de Navarra, casi todos los trabajadores cualificados que se quedaron en el desempleo durante la crisis ya no están en nuestro sector, por lo que difícilmente podremos contar con ellos. Además, estamos hablando de una nueva industria, con sus retos y paradigmas. Así que, si queremos que haya mano de obra capacitada para esta situación, a corto plazo la cualificación avanzada y orientada de los trabajadores en activo adquiere especial relevancia como fórmula más eficaz para adquirir las nuevas competencias y habilidades (BIM, estándares de construcción, digitalización, trabajo colaborativo, rentabilidad, etc.”.

Juan Las Navas: “Los indicadores sectoriales parecen recuperar la senda positiva e invitan a un cierto optimismo, aunque creo que tenemos que ser muy cautelosos”.

Por último, Juan Las Navas presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Navarra (ACP) considera que las conclusiones de este estudio elaborado para Euroconstruct,  “tiene una visión muy optimista del futuro del sector a corto plazo, a nivel nacional. Es verdad que las cifras estatales parecen ir mejorando, aunque de manera muy dispar según se trate de capitales como Madrid, Barcelona y la zona de costa o de otras capitales de provincia. En el caso de Navarra, los indicadores sectoriales parecen recuperar la senda positiva y nos invitan a un cierto optimismo, aunque creo que tenemos que ser muy cautelosos todavía.  Al tratarse de una actividad muy cíclica, el sector residencial se va a beneficiar de la mejora de la economía general y esperamos vaya recuperando cierta normalidad”.

Para acceder a más información del sector de la Construcción en Navarra … LEER AQUÍ. 


To Top