lunes, 8 marzo 2021

“La desaparición del San Antonio fue durísima, aún no me he levantado”

El nombre de ‘Zupo’ Equísoain siempre estará ligado al San Antonio, con el que alcanzó los mayores éxitos imaginables y al que recuerda con nostalgia. Ahora, el ‘Zupo’ menos mediático busca lograr la permanencia con el Club Balonmano Nava en la Liga Sacyr Asobal. Un equipo de un municipio segoviano con apenas 3.000 habitantes. En este CapitalTest, el entrenador navarro vaticina un negro futuro al balonmano español si las restricciones de la pandemia continúan mermando los ingresos de taquilla y da la clave para gestionar un vestuario: tensar y soltar.

Iñaki Ciordia
Pamplona - 15 febrero, 2021

'Zupo' Equísoain aún recuerda con nostalgia su época en el San Antonio. (Foto: Daniel Pérez)

Francisco Javier ‘Zupo’ Equísoain tocó el cielo con el legendario y desaparecido San Antonio. Conquistó una Champions League, dos Recopas de Europa y dos Campeonatos de Liga Asobal a principios de este siglo. Después, tuvo que buscarse la vida fuera de nuestra tierra y lo hizo dirigiendo al Club Balonmano Benidorm, BM Ciudad Encantada de Cuenca, Sporting de Portugal o a las selecciones de Italia, Catar o Emiratos Árabes.

El pasado mes de diciembre, cogió las riendas del Viveros Herol BM Nava, club al que trata de sacar de la zona baja de la Liga Sacyr Asobal. Un buen momento para hacer balance de la actualidad y de su trayectoria en este CapitalTest.

1. ¿Qué es lo que más le sedujo del proyecto del Balonmano Nava?
Terminé mi contrato como seleccionador de Emiratos Árabes y me llegaron ofertas de Italia y Rumanía, pero no me motivaron. Al final salió la de La Nava, que estaba en una situación crítica. Me lo pensé, vi que quedaba toda una segunda vuelta por delante y dije ‘me tiro al ruedo’. La acogida ha sido muy buena por parte del club, jugadores y la gente del pueblo.

2. ¿Qué dijo a los jugadores al entrar en el vestuario?
Que les tenía un gran respeto y que pensaba que podíamos sacar esto adelante.

3. Ponga nota a lo que lleva de temporada como entrenador
Le pongo un 6.

“Llegaron los títulos y siendo campeón, ya sabes, tienes muchos amigos. Pero, en la derrota, los amigos desaparecen. Eso es lo que ocurrió con el San Antonio”.

4. ¿Cómo calificaría la situación actual del Helvetia Anaitasuna?
Buenísima. Ha hecho una primera vuelta de muchos quilates y ojalá haga una segunda vuelta igual.

5. ¿Qué envidia del ‘Anaita’?
Que es un equipo ya con solera y pedigrí. También que la estructura que tienen es fantástica.

6. ¿Qué ha cambiado del ‘Zupo’ actual al que tocó la gloria con el Portland San Antonio?
(Risas) Obviamente, que tengo más experiencia, más años y más respeto por parte de todo el mundo.

7. ¿Entendió el final de aquella etapa?
Me pilló en Catar y para mí fue muy duro. Yo nací en San Antonio, me formé en la escuela de balonmano de Maristas… La desaparición del club fue un golpe durísimo, del que aún no me he levantado.

8. ¿Podía asumir San Antonio las fichas de aquellas estrellas mundiales que llegaron a Pamplona?
Las podía asumir con el patrocino de Portland y todos los patrocinadores que había detrás. Hay que recordar que el San Antonio, que coincidió con un Osasuna que estaba en Segunda, era un referente social. Luego llegaron los títulos y siendo campeón, ya sabes, tienes muchos amigos. Pero, en la derrota, los amigos desaparecen. Eso es lo que ocurrió.

“Me llamó la atención Richardson, que era el icono publicitario del club. Todo el mundo quería hacerse fotos con él. Menos regalar los calzoncillos, le he visto darlo todo”.

9. ¿Qué jugador de todos los que entrenó le sorprendió más gratamente?
Cuando tienes un elenco de grandes jugadores, lo más importantes es la gestión del vestuario. Yo eso lo hacía muy bien. Tenía vestuarios ‘bambis’, gente que había ganado la Liga, campeones del Mundo y de Olimpiadas, pero que eran fáciles de dirigir… Tal vez me llamó la atención Richardson, que era el icono publicitario del club. Todo el mundo quería hacerse fotos con él. Menos regalar los calzoncillos, le he visto darlo todo. Fui con Fermín Tajadura a ficharle a París, entramos en la sede de Adidas y las figuras corporativas eran Zidane y Richardson. Con eso te lo digo todo.

10. ¿Cuál es su secreto para seguir entrenando al máximo nivel?
Empecé muy joven y ya llevo más de treinta años sin parar en esta profesión. Sobre todo, reciclarte, estar en contacto con la gente y no dormirte en los laureles. Sigo siendo humilde, a pesar de haber tocado el cielo. Fíjate, en la pandemia no hacía nada y me fui a entrenar a las chicas al Baztan. Fui a una reunión a Elizondo y les vi tan ilusionadas con la idea de que fuese allá… Y yo, que nunca había entrenado a mujeres, me lancé de cabeza. Estuve un mes con ellas hasta que me llamaron de aquí.

11. ¿Ha ganado mucho dinero como entrenador de balonmano?
Buah, no te creas. Esto no es el fútbol. Que la gente no se equivoque. Cuando coges un estatus, económicamente estás bien. Pero, en esta crisis, uno de los deportes que peor lo está pasando es el balonmano español.

12. ¿Cómo llevó la espera hasta que le llamaron para este nuevo proyecto deportivo?
Por un lado bien porque llevaba cuatro o cinco años sin estar con la familia. Eso me permitió volver a mi casa de Pamplona, que era casi la casa de vacaciones en los últimos años. Por otro lado, sí me imaginaba que en febrero se podían mover los banquillos. Lo que pasa es que me salió el trabajo antes, en diciembre. No suelo llevar bien el tiempo de espera.

“Esto no es el fútbol. Que la gente no se equivoque. Cuando coges un estatus, económicamente estás bien. Pero, en esta crisis, uno de los deportes que peor lo está pasando es el balonmano español”.

13. ¿Qué es lo que más ha valorado de las ofertas deportivas que le han llegado de fuera de España?
Lo primero, el proyecto deportivo. Qué club o qué federación es, quién está detrás, qué me ofrecen, el ‘staff’ técnico con el que cuentas, los jugadores y también el tema económico. Ahora, por ejemplo, el Balonmano Nava es un club muy serio, que lo mantiene el presidente de Viveros Herol, que es quien pone el dinero. Este equipo no depende de las subvenciones, depende del presidente. Estamos hablando de un pueblo de 3.000 habitantes y, sin él, mantenerlo en Liga Asobal sería inviable e imposible. Este hombre, Julián Mateo, es el que más factura en la provincia de Segovia solo vendiendo plantas de fresa, que luego también exporta a muchos países de Europa.

14. ¿Cómo cree que afectará esta crisis económica al balonmano?
Los países del Este son los que menos se están viendo afectados. Apenas se está notando en Hungría. Alemania y Francia han bajado a nivel económico, pero el estatus lo mantienen. Asia es otro mundo y allí los países poderosos no se ven muy mermados.

15. Llegó a comentar, antes de aterrizar en el Balonmano Nava, que la Liga Sacyr Asobal bajaría su nivel al aumentar el número de equipos (ha pasado de 16 a 18). ¿Lo sigue pensando?
Sí, lo sigo pensando. Ha habido una decadencia en las últimas temporadas porque los clubes, a nivel presupuestario, se han ajustado. Como no hay esponsorizaciones por el tema de la pandemia, se ha bajado el nivel. Como no dejen entrar la gente a los pabellones, esto va a ser una debacle.

“Muchos no daban un duro por España en el Mundial, y la selección demostró que tiene caché y experiencia”.

16. ¿Ha sentido que en algún vestuario le “han hecho la cama”?
No, nunca.

17. En el vestuario, ¿látigo o diálogo?
No, tensar y soltar. Y muy importante, la gestión del vestuario. Cuando tienes a una persona a tu cargo, ¿qué es mejor?, ¿hablar o enfadarla con el látigo? El que está haciendo los tornillos dice: “Este encargado que me está tocando las p… y me está amargando, pues en vez de hacer 500 tornillos, voy hacer 400”. Si te llevas bien con el tío y dialogas, te hará los 500. Luego están los jetas de siempre, pero en líneas generales consigues más cosas yendo de cara y siendo legal.

18. ¿Dónde se siente más cómodo?, ¿club o selección?
A mí me gusta más el día a día porque la selección son habas contadas. Igual cada dos meses te reúnes una semana… Pero el club es estar en la salsa.

19. ¿Qué es lo que más le gustó de los ‘Hispanos’ en el pasado Mundial?
Me gustó todo menos el partido que perdieron y les impidió llegar a la final. Fueron de menos a más. Muchos no daban un duro por España, y la selección demostró que tiene caché y experiencia.

20. ¿Se ve dirigiendo a la selección española?
Ese el sueño de todos los entrenadores y no comprendería que un entrenador no tenga esa ambición. Pero creo que la selección española está muy bien entrenada por Jordi Ribera. Eso sí, siempre es bueno tener esa motivación.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top