miércoles, 26 junio 2019

Ayerdi, en su comparecencia ante la prensa.

Ayerdi, en su comparecencia ante la prensa.

El Instituto de Estadística de Navarra (Nastat) presenta sus datos de la Contabilidad Trimestral de Navarra en los que refleja, para el cuarto trimestre de 2018, un crecimiento tendencial del Producto Interior Bruto (PIB) foral del 3,0%, respecto al mismo trimestre del año anterior, tres décima menos que el periodo anterior.

El vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, ha presentado esta mañana los datos concluyendo que, al ser solo una décima por debajo de las previsiones actualizadas tras el verano y siete décimas más que la registrada en el conjunto del Estado, Navarra ofrece el quinto año consecutivo de “avance significativo”.

El cuarto trimestre de 2018 se cerró con un crecimiento del 0,4%, dos décimas menos que en el trimestre precedente, confirmando una moderación de la expansión de la economía foral, que ya se anticipaba, en consonancia con el entorno estatal e internacional. La variación intertrimestral en España es del 0,7%, según la estimación avance del Instituto Nacional de Estadística, una décima más que el trimestre anterior.

CRECIMIENTO ANUAL

En perspectiva interanual, último trimestre de 2018 en relación con último trimestre de 2017, la economía navarra creció el 3%, lo que supone una suavización respecto a los trimestres anteriores que registraron avances del 3,3%; 3,4% y 3,3% en el primer, segundo y tercer trimestre, respectivamente.

En el conjunto del año, el PIB de Navarra registra un crecimiento del 3,2%, la misma tasa que la alcanzada en 2017. En este mismo periodo de tiempo la economía española sitúa su tasa de variación en el 2,5%, según la estimación del Instituto Nacional de Estadística, cinco décimas menos que la tasa estimada en 2017.

pib-2018-navarra

La señal más clara de esta relajación la está ofreciendo el empleo, que ha ido moderando su velocidad de avance, registrando pese a todo un 2,9% más de afiliaciones en el último trimestre, y algunos indicadores puntuales de industria y consumo, como la producción y la matriculación de turismos. Por el contrario, otros están compensando la actividad, como la evolución del comercio exterior, el índice de comercio al por menor o la cifra de negocios de los servicios.

Se atenúa, por tanto, el ritmo de avance de la economía Navarra, debido al menor dinamismo estimado en la actividad industrial y en las ramas de servicios, compensado en parte por el buen comportamiento de las ramas constructoras. Por la vía de la demanda, la demanda externa modera ligeramente su aportación al crecimiento agregado.

PREVISIÓN CAUTELOSA

En enero el Fondo Monetario Internacional, así como otras instituciones, han manifestado que perciben un debilitamiento de la economía mundial y coinciden en señalar a las restricciones al comercio y al brexit como las principales causas. Debido  a ello, el vicepresidente Ayerdi ha mostrado su “prudencia” a la hora calibrar las perspectivas para 2019 y mantiene el escenario base de un crecimiento del 2,7% para este año, a la espera de ver cómo van materializándose o no los riesgos en la economía global y su traslado a nuestra región.

El vicepresidente Ayerdi, ha explicado que las cifras de Navarra “exhiben en su conjunto una robustez y resistencia importantes y, con los datos actuales, creemos que nuestra previsión para 2019 se puede mantener”. La previsión del Ejecutivo está en línea con la que se baraja para Navarra por otras instituciones como Funcas (2,8%) BBVA (2,7%) o Laboral Kutxa (2,6%).

Para acceder a más información sobre el PIB… LEER AQUÍ. 


To Top