martes, 30 noviembre 2021

La fortuna de ser un motxilero

La edición española de la revista Forbes ha incluido a Motxila 21 en una lista que no está encabezada por las riquezas materiales más cotizadas, sino por aquellas que se esfuerzan para crear un mundo mejor. Nacida en el seno de la Asociación Síndrome de Down Navarra, esta banda contó desde sus comienzos con el apoyo de referentes del rock de la Comunidad foral, como El Drogas y Kutxi Romero. Ahora, tras más de quince años demostrando que la inclusión sin paternalismos es posible, los 24 integrantes de esta agrupación se preparan para lanzar su próximo disco en marzo.

Cristina Mogna
Pamplona - 23 enero, 2021

Entrada patrocinada por BMW LURAUTO

El grupo de rock navarro Motxila 21 nació en el seno de la Asociación Síndrome de Down Navarra. (Foto: cedida)

“El dinero no da la felicidad, pero produce una sensación tan parecida que solo un especialista podría notar la diferencia”. Dicen algunos vecinos de Internet -no demasiado fiables, eso sí- que la elocuente frase salió de la boca de Woody Allen. La premisa, en todo caso, resulta bastante verosímil. Pero no hace falta ser un genio para darse cuenta de que, aunque sin dinero no existe felicidad, esta no se construye únicamente a base de billetes.

Así lo entendieron desde la edición española de la revista Forbes. Por primera vez en su historia, la publicación especializada en negocios y finanzas presenta una fortuna que no está compuesta por las carteras más codiciadas entre el resto de los mortales, sino por las acciones que nos devuelven la fe en la humanidad. Dentro de ese ranking, elaborado junto a la plataforma social Pienso, luego Actúo de Yoigo, el grupo de rock navarro Motxila 21 ocupa el vigésimo tercer lugar.

No es esta, como podrá imaginar el lector, una agrupación al uso. Integrada por Ainhoa, Iñaki, Ramón, Igor, Ibai, Aitor, Carlos, Itziar, Mikel, Borja, Diego, Gonzalo, Lorea, Leyre, Aintzane, y otros nueve voluntarios, Motxila 21 vino a poner de manifiesto que quienes cuentan con una copia extra del cromosoma 21 también tienen ganas de cantar, gritar, bailar y de pasarlo bien sin tener que soportar actitudes paternalistas. Hasta ahora, después de un centenar de conciertos, han conseguido su cometido. En 2013 viajaron a Londres para ofrecer seis conciertos junto a la banda The Autistix. Toda esa experiencia desembocaría tres años más tarde en Motxila 21 Live! Zuzenean! En vivo!, un documental dirigido por Iñaki Alforja que se erigió como ganador en el Festival Internacional de Cine sobre Discapacidad de Collado Villalva (Madrid).

En 2017, la banda participó junto a Osasuna Genuine en la elaboración de Osasuna somos todos – Denok gara Osasuna, un himno para fomentar la inclusión dentro del club deportivo. El grupo se embarcó, además, en su segunda gira musical en el extranjero y aterrizó en Italia, con una primera parada en el XXIX Festival A Tutta Birra de San Quirico di Sorano. El destino más especial de 2018, en cambio, no fue otro que la capital navarra. Tras una votación popular en el Ayuntamiento de Pamplona, la banda de rock resultó elegida para lanzar el Chupinazo. Hicieron los honores dos de sus integrantes, Leire Zabalza e Ibai Ganuza. En diciembre presentaron Ama Lurra, un tema compuesto por Xabier Zabala. La canción vino acompañada de un videoclip espectacular realizado por Iñaki Alforja y posproducido por Natxo Leuza, con ilustraciones de Gorka Argandoña e imágenes 360º de Txema Ortiz.

Para conocer los orígenes de esta iniciativa -que nació en el seno de la Asociación Síndrome de Down de Navarra– es preciso remontarse a 2005. Fue hace 16 años cuando Ainhoa Lizarraga y Mari Jose Leoz, hermana y madre de Aintzane Lizarraga y Borja Ortiz, respectivamente; pensaron que la clave para fomentar destrezas musicales entre jóvenes con esta alteración cromosómica era la diversión. Lo hicieron con el apoyo de Mikel ‘Barullas’ Barrenetxea, exguitarrista de Tijuana in Blue y uno de los principales artífices de la banda; Enrique Villareal, ‘El Drogas’; y Kutxi Romero, vocalista y compositor de Marea.

Pero Motxila 21 no sería lo que es sin el apoyo de otras caras que, aunque menos conocidas, no dejan de ser indispensables. Una de ellas es la de Andoni Zilbeti. De la mano de su voz y de una guitarra acústica, comenzó a ensayar con el resto de integrantes del grupo en lo que, según suponía, sería una “colaboración puntual”. Se convirtió, sin embargo, en una oportunidad para desechar todas las ideas preconcebidas que tenía acerca del Síndrome de Down. “Al principio me daba un poco de respeto, porque no sabía cómo actuar con estos chicos. Era algo completamente desconocido, pero ellos fueron los que me allanaron el camino a la hora de forjar vínculos y amistades. Para eso tienen una facilidad extrema: te hacen sentir a gusto desde el minuto uno”, confiesa.

Tras más de una década compartiendo escenario con su pareja, Ainhoa Lizarraga, y su cuñada, Aintzane; Zilbeti lleva en su motxila miles de experiencias. Se aferra, sin embargo, a la sencilla tarea de dirigirse al bar El Papis para ensayar junto al resto de sus compañeros: “Eso es lo que realmente me hace sentir bien. Es un subidón enorme, sales de la rutina, te empapas de un montón de anécdotas curiosas y te contagias de un buen rollo impresionante”. Debido a la situación generada por la pandemia de Covid-19, los ensayos y demás actividades en las que participaba Motxila 21. La actividad, sin embargo, no ha parado por completo. Durante el confinamiento, la agrupación elaboró un vídeo casero en el que cantaba uno de sus temas más célebres: Somos la banda Motxila 21. Ahora, además, sus miembros se preparan para el lanzamiento de su nuevo álbum, también titulado Ama Lurra. El nuevo disco saldrá a la luz en una fecha muy especial: el 21 de marzo, Día Mundial del Síndrome de Down.

Noticia patrocinada por BMW LURAUTO

BMW LURAUTO

To Top