lunes, 6 diciembre 2021

La hoja de ruta de la desescalada navarra tras el estado de alarma

El Ejecutivo foral levantará el cierre perimetral desde el domingo y mantendrá el toque de queda. Eso sí, necesitará la autorización del TSJN para esta última medida. Además, se permitirán las reuniones de seis personas de dos unidades convivenciales en domicilios, mientras que las terrazas podrán abrir hasta las 22:00 (una hora más). No obstante, los interiores de bares y restaurantes seguirán cerrados al menos hasta el 14 de mayo, fecha en la que comenzaría su reapertura progresiva en cuatro etapas. La entrada en vigor de estas dependerá de la evolución de la pandemia, de la implementación de ciertas medidas relacionadas con la calidad del aire y de la firma de una declaración responsable.

Redacción
Pamplona - 5 mayo, 2021

Una de las reuniones mantenidas en los últimos meses entre los hosteleros y el Gobierno foral. (Foto: archivo)

El Gobierno de Navarra aprobó este miércoles su alternativa al estado de alarma que, seis meses después, decaerá este domingo 9 de mayo. A partir de entonces, la Comunidad foral levantará el cierre perimetral, como ya se anunció también en La Rioja y Aragón, aunque mantendrá el toque de queda entre las 23:00 y las 6:00 horas. Eso sí, para esta última medida será necesaria la autorización del Tribunal Superior de Justicia de Navarra. 

La nueva orden foral se publicará el domingo en el Boletín Oficial de Navarra, día en que entrará en vigor hasta el jueves 20 de mayo, incluido. Así lo precisaron el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, y la consejera de Salud, Santos Induráin, en el transcurso de una rueda de prensa tras la sesión de gobierno de este miércoles.

Además, el Ejecutivo autonómico permitirá la apertura de las terrazas hasta las diez de la noche, una hora más, aunque el interior de bares, cafeterías y restaurantes seguirá cerrado por el momento, al menos hasta el día 14 de este mes.

Por otra parte, el Gobierno foral permitirá desde el domingo las reuniones de seis personas procedentes de un máximo de dos unidades convivenciales (excepto convivientes). De esta forma, el ámbito privado se abre a la interacción de dos unidades convivenciales.

Navarra registró 108 nuevos contagios este martes, frente a los 122 del lunes.

En las últimas veinticuatro horas, Navarra registró un total de 108 nuevos contagios, frente a los 122 del pasado lunes. Según datos de cierre de este martes, la incidencia acumulada a catorce días ronda los 306 casos por cada 100.000 habitantes, con una tasa de positividad del 5,4 % en la última semana y 180 personas hospitalizadas (31 de ellas en la UCI). Hasta ahora se han inyectado 267.159 dosis de vacunas en la Comunidad foral, de forma que 82.109 personas -el 15 % del total de la población vacunable- tienen la pauta completa. Por otra parte, al 33,4 % de los mayores de 16 años (población vacunable) ha recibido al menos una dosis, desglosó el Ejecutivo en un comunicado.

LAS CUATRO FASES DE LA HOSTELERÍA

Ya por la tarde, el Gobierno navarro presentó un calendario provisional para la reapertura progresiva de los interiores de bares y restaurantes a los representantes de todas las asociaciones sectoriales, cuya aplicación final estará no obstante condicionada a la propia evolución de la pandemia, a la aplicación de una serie de medidas relacionadas con la calidad del aire (purificadores y medidores de CO2) y a la correspondiente firma de una declaración responsable a este respecto.

Entre el 14 y el 20 de mayo, los locales podrían reabrir sus interiores hasta las 17:00, solo para desayunos y comidas y con un 50 % de aforo.

Fue el propio Remírez quien dio a conocer los detalles de dicha desescalada, cuya idea inicial es que los interiores retomen la actividad a partir del 14 de mayo hasta las 17:00, únicamente para desayunos y comidas y con un aforo del 50 %.

La segunda etapa, según explicaron desde varias asociaciones, tendría lugar entre el 20 y el 27 de mayo. Si los datos de contagios acompañan, se autorizarían las cenas en interiores entre las 19:00 y las 22:00, igualmente con un 50 % de aforo.

La tercera se daría del 28 de mayo al 10 de junio. En esta ocasión, se podría servir cualquier consumición, no exclusivamente comidas, pero también hasta las 22:00 y con la mitad de aforo. Y, finalmente, del 11 al 24 de junio estaría permitida la actividad hasta las 00:00 (al 50 % en interiores y al 100 % en terrazas).

En este sentido, el caso de las comuniones también se abordó. Según los colectivos del sector, estos eventos tendrían la misma consideración que el resto de comidas y cenas, siempre y cuando se respeten las restricciones vigentes para los establecimientos en materia de horarios, número de comensales por mesa, distancias entre estas, aforos, etc. De ser así, podrían celebrarse.

RECOMENDACIÓN DE SUSPENDER LAS FIESTAS

Así mismo, el Ejecutivo foral “mantiene abierto un proceso de diálogo” con la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC) para tratar de suscribir un protocolo consensuado en torno a las fiestas populares durante el próximo verano. Aunque la recomendación de las autoridades regionales, según explicaron en otro encuentro mantenido durante la tarde de este miércoles, es clara: suspender todas las fiestas, sin excepciones, igual que ha sucedido con los Sanfermines.

Por otro lado, el Gobierno de Navarra, “previa consulta” con los ayuntamientos de Arbizu, LodosaVillafranca y Cadreita, levantará este viernes el cierre perimetral decretado en las cuatro localidades para “contener” la expansión del Covid-19. En el caso de los primeros tres municipios, las medidas excepcionales entraron en vigor el 15 de abril. En Cadreita se hizo lo propio una semana antes, el 9 de abril.

El Ejecutivo foral también recomienda suspender todas las fiestas populares, sin excepciones, igual que ha sucedido con los Sanfermines.

En Lodosa (4.800 habitantes), la incidencia acumulada a catorce días pasó de los 2.046 casos por 100.000 habitantes en la fecha del cierre perimetral a los 394 casos actuales.

Asimismo, la incidencia a siete días se redujo de 1.178 casos por 100.000 habitantes a 103. En Villafranca (2.900 habitantes), la incidencia a catorce días pasó de 1.017 casos por 100.000 habitantes a 667, mientras que a siete días la cifra se rebajó de 1.070 casos a 140.

En el caso de Cadreita (2.000 habitantes), la incidencia acumulada a catorce días se redujo “notablemente”, descendiendo de los 2.129 casos registrados en la fecha del cierre perimetral a los 407 actuales. A siete días, la cifra pasó de 1.936 casos a cero. En el municipio de Arbizu (1.000 habitantes), la incidencia a catorce días descendió de 3.621 casos por 100.000 habitantes a 543. A siete días, la localidad se sitúa actualmente en los 362 casos, frente a los 1.515 que presentaba en el momento en que entraron en vigor las medidas.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.


To Top