miércoles, 25 noviembre 2020

“La I+D no servirá de gran cosa si no se venden coches”

Las empresas navarras de la automoción consideran positivo el plan diseñado por el Gobierno de España con el fin de reactivar el sector, en especial las ayudas para la compra de todo tipo de vehículos. Pero piden al Gobierno de Navarra que las complemente, como ya hizo este lunes el clúster ACAN.

Redacción
Pamplona - 16 junio, 2020

Los agentes del sector demandan que el Gobierno foral complemente las ayudas nacionales. (Foto: cedida)

El Gobierno central pone a disposición de los particulares, desde este mismo mes, 350 millones de euros en subvenciones para la compra de vehículos. Una medida de choque para activar un mercado cuyas ventas se han reducido a niveles mínimos por la crisis del coronavirus y que forma parte de un plan a tres años, que contempla una inversión de 3.750 millones para promover la reforma estructural de la industria automovilística española, orientándola a la producción de vehículos eléctricos. También incluye partidas para impulsar la I+D y formar a personal de la industria para dar el paso hacia la nueva movilidad.

Las patronales Anfac, Faconauto Sernauto, que han participado en la elaboración del plan junto a los sindicatos UGT y CCOO, han aplaudido las medidas previstas, que finalmente recogen la reivindicación más insistente del sector: que además de las ayudas para la adquisición de coches eléctricos se apoyase también la compra de los equipados con motores de combustión. De los 350 millones, 100 son para una nueva edición del programa de impulso a la movilidad eléctrica y sostenible (Plan Moves), que fomenta el acceso a los vehículos eléctricos y de energías alternativas. Los 250 millones restantes serán para subvencionar la adquisición de coches, camiones y autobuses con propulsores alimentados con gasolina y gasóleo.

Miguel Ayerra: “Son unas ayudas muy necesarias porque el mercado estaba muy parado”.

“Son unas ayudas muy necesarias porque el mercado estaba muy parado”, señala Miguel Ayerra, gerente del concesionario de Seat Iruña Motor, quien destaca especialmente las subvenciones para la adquisición de vehículos: “El anuncio es totalmente positivo en todos sus aspectos, el fomento de la I+D y de la formación, el plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción… Pero para que todo eso funcione, es necesario que se reactive el mercado. Desgraciadamente la I+D no servirá de gran cosa si no se venden los coches. Nos guste o no el mercado es el que manda”.

¿VEHÍCULOS SEMINUEVOS?

Los 250 millones previstos para sustituir los vehículos más antiguos por modelos con combustiones menos contaminantes fija un límite superior de precio para los turismos de 35.000 euros, que llega a 45.000 si se trata de personas con movilidad reducida o vehículos con etiqueta ‘cero’. También pone como condición que el vehículo que aporte el comprador sea destinado al desguace si tiene más de diez años. Ayerra resalta que no solo los eléctricos vayan a tener ayudas e, incluso, sugiere que las ayudas se apliquen también a los vehículos seminuevos “para que la gente deje de usar coches viejos, contaminantes, y pueda sustituirlos por otros de uno o dos años de antigüedad, que tienen unas emisiones que no llegan ni a la mitad de los que tienen ocho años”.

Patxi Ceberio: “Es un dinero que va a revertir por encima de la inversión prevista en el plan”.

Además, tras recordar que el País Vasco ya cuenta con su propio programa de ayudas, reclama al Gobierno de Navarra que complemente las puestas en marcha por el Consejo de Ministros. Una medida que considera necesaria, teniendo en cuenta el peso que el sector automovilístico posee en la economía de la Comunidad foral, y que ya reivindicaron recientemente ACAN-Asociación Clúster de Automoción de Navarra y los fabricantes, talleres y concesionarios, en un reportaje publicado por NavarraCapital.es.

También valora como positivo el plan Patxi Ceberio, gerente de Frenos Iruña, quien como representante de la industria auxiliar del motor parte de la base de que la automoción es un sector clave de la economía navarra y española: “Está bien ayudarles, porque además es un dinero que va a revertir por encima de la inversión prevista en el plan”. Añade que al ser las fábricas españolas plantas de producción y no matrices y teniendo en cuenta que Francia o Alemania ya cuentan con sus propios planes de estímulo, “resulta muy conveniente meterles una inyección para prevenir posibles tentaciones de desplazarlas a otros países si comparativamente ven que se les está ayudando menos aquí”.

En VW Navarra señalan que el plan es positivo, pero no tiene una incidencia en la planta “más allá de que si se compran más coches, más tendremos que producir”.

Ceberio cree, por otra parte, que se trata de iniciativas “que mueven mucho el consumo, de manera que gente que no tenía previsto comprar un coche igual ahora lo cambia”. Desde el punto de vista de la descarbonización y tratándose Frenos Iruña de una empresa “que va hacia el coche eléctrico, supongo que de una u otra forma algo nos beneficiará”, señala. Por un lado, “la parte de recambios que tenemos puede sufrir un pequeño impacto negativo porque, si vas hacia coches nuevos, menos flota vieja habrá. Pero, en resumen, “prácticamente todo pinta bien en teoría”. Ceberio considera, asimismo, que sería conveniente que el Gobierno de Navarra complementase de algún modo la propuesta.

Fuentes de Volkswagen Navarra señalan, además, que “todo lo que sea apoyo al sector resulta positivo”, aunque el plan aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez no tiene una incidencia directa en la planta de Landaben “más allá de que si se compran más coches, más tendremos que producir”. Sí valoran positivamente otras de las medidas que contempla, como las partidas destinadas a la formación continua de las plantillas y a la formación profesional.

OTRAS MEDIDAS

En su plan, el Gobierno central fija como objetivo que, en 2030, las fábricas españolas produzcan cada año entre 700.000 y 800.000 vehículos electrificados (propulsados totalmente por baterías o híbridos), lo que supondría una cuota de mercado europeo del 12 %. Otro punto clave es impulsar la renovación del parque público de vehículos, con ayudas por un valor de 300 millones de euros, y permitir a los ayuntamientos y entes locales que puedan utilizar parte de su remanente para adquirir vehículos ecológicos.

A medio y largo plazo, contempla 415 millones para impulsar la I+D en el sector español y 2.690 millones para acompañar inversiones en la cadena de valor, además de otros 95 millones para formar a personal de la industria y dar el paso hacia la nueva movilidad.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top