martes, 17 septiembre 2019

La industria del toro sigue siendo rentable

El Hotel El Toro celebra su tradicional Mesa Taurina de San Fermín, en la que ha congregado a expertos que aportan cifras económicas y de afluencia que apagan las voces críticas y demuestran la buena salud de la que goza la tauromaquia.

Yosune Villanueva
Pamplona - 4 julio, 2019

TERTULIA-TAURINA-HOTEL-EL-TORO

Sentados de izq. a dch.: Miguel Reta (ganadero), José María Marco (Meca), Sara Martínez (El Toro), Benjamín Recarte (Peñas). Fila de arriba, de izq. a dch: Yosune Villanueva (NavarraCapital.es), José María Sevilla (Club Taurino), Gorka Azpilicueta (fotógrafo), José María Hidalgo (médico), Fran Expósito (novillero) y Javier Marín (torero). (Fotos: Víctor Rodrigo)

En torno a la suculenta mesa de uno de los restaurantes del Hotel El Toro, no en vano el menú está diseñado por el dos veces Estrella Michelín David Yárnoz, se dieron cita voces expertas y profesionales del mundo del toro y de San Fermín: El torero Javier Marín, que este año debuta en la Feria del Toro de Pamplona; José María Marco, presidente de la Comisión Taurina de la Meca; Fran Expósito, novillero; Miguel Reta, propietario de la ganadería de reses bravas Reta de Casta Navarra y pastor del encierro; Ángel María Hidalgo, traumatólogo especialista en cirugía taurina y coordinador de la enfermería de la Monumental de Pamplona; Gorka Azpilicueta, veterano corredor de los encierros que lleva más de 15 años fotografiando toros de lidia en el campo con once premios a sus espaldas; José María Sevilla, vicepresidente del Club Taurino; Benjamín Recarte, aficionado a las corridas de toros, además de presidente de la Federación de Peñas de Osasuna. Con ellos, se sentó a la mesa Sara Martínez, directora del hotel.

Muchas familias viven gracias a las 64 explotaciones ganaderas navarras.

El mundo del toro sigue gozando de buena salud, a pesar de las voces críticas que quieren contar lo contrario. Y vive especialmente bien en Navarra, donde hay 64 explotaciones ganaderas con más de 15.000 ejemplares, por lo que viven muchas familias del mundo del toro gracias a los más de 1.200 festejos taurinos populares y de lidia ordinaria a lo largo del año”, por lo que el impacto económico es muy fuerte si nos atenemos a estos datos que aportó Reta.

A estos, hay que sumar la abultada cifra de la Monumental de Pamplona, que llena durante 10 días (del 5 al 14 de julio), con casi 20.000 espectadores diarios: “Y estas cifras nos ayudan a mantener un centro social como es la residencia de mayores Casa de la Misericordia”, recordó Marco, de la Meca, quien además señaló que “en Pamplona es donde más y mejor cobran los toreros”, puesto que el dinero lo reciben sin demora y pocas plazas superan las abultadas cifras que se llevan los toreros aquí.

tertulia-taurina2019-hoteleltoro-7

Así pues, Pamplona es una ciudad aficionada al toro, “aunque se echa de menos que estos aficionados se trasladen a espectáculos más pequeños de los pueblos para promocionarlos y darles valor”, subrayó el novillero Expósito.

EL MUNDO DEL TORO, TIENE PRESENTE Y FUTURO EN PAMPLONA

Una parte de la sociedad quiere vender el final del mundo del toro, pero la realidad económica y de sentimiento es otra, de hecho, hubo unanimidad entre los asistentes al asegurar que el mundo del toro va a seguir, a pesar de los movimientos más que sociales, políticos, contrarios a las corridas de toros”. Con argumentos como que “sería un grave error eliminarlos” o “la singularidad de la fiesta de San Fermín viene por los toros, sin ellos, sería una fiesta más y muy desconocida”.

En algo en lo que también coincidieron los expertos es que el mundo del toro se ha utilizado como arma política arrojadiza y ahí ha estado el mayor problema para los asistentes “por un puñado de votos, hay quien dice lo que no siente”, porque revelaron: Hay socios de las peñas y forofos de las corridas de todos los colores políticos, aunque algunos tienen que callar esta realidad ante los medios”.

“Siempre ha habido antitaurinos, el problema es cuando eso se mezcla con la política y, por arañar votos, los partidos se posicionan en contra de esta fiesta”.

Con respecto a la posibilidad de encierros sin corridas, algo que algunos defienden, de nuevo, unanimidad con distintos argumentos: “¿Qué ganadero va a traer seis toros solo para que corran? ¿Qué hacemos luego con ellos? ¿Ponemos siempre los mismos toros?”. “Pamplona es la cátedra de los festejos populares de España y, quien viene aquí, viene a correr los mejores toros de las mejores ganaderías, porque está la feria del toro”.

Quedó claro entre los comensales que el arraigo popular que tienen los toros en Pamplona, con todo lo que implica la plaza y con 10 llenos seguidos, demuestra que “hay interés y un gran tirón popular del encierro”. Además, aseguraron que “si no hubiese corrida, ningún Torre Estrella, Cebada Gago, Escolar, Miura… iba a traer toros para que alguien corriese por las calles de Pamplona”. Y “nadie iba a pagar ese dinero. Vienen porque estos señores aflojan la cartera y muy bien”, aseguraron señalando al presidente de la Meca.

LA MONUMENTAL DE PAMPLONA: SOCIAL Y ECONÓMICAMENTE RESPONSABLE

Como iniciábamos este artículo, volvemos a las cifras económicas. Cuando se preguntó a los asistentes sobre la rentabilidad del mundo del toro, aún con sus matices debido a la profesión de cada uno, estuvieron de acuerdo en que sigue siendo un negocio rentable que necesita unión entre aficionados y profesionales para hacer frente a las críticas, más políticas que sociales, en torno al mundo del toro.

Para el vicepresidente del Club Taurino “está claro que el toro sigue siendo rentable, porque siguen celebrándose corridas en pueblos en los que incluso acude poca gente” Y recordó que “Pamplona es de las dos o tres plazas que se llenan en España”.

“Pamplona es la primera (a veces la segunda) plaza que mejor paga a los torero”.

El responsable de la enfermería de la plaza de toros explicó que, como asalariado en esos días “no nos sale rentable económicamente el atender la enfermería de la plaza, pero la atiendes por afición, por cariño a Pamplona, porque nos gusta y es una forma más de participar de la fiesta”.

Para el ganadero que vive precisamente del toro, “por supuesto que es rentable el mundo del toro. La Feria de San Fermín está en los niveles más altos del mundo taurino en cuanto a prestaciones económicas para el ganadero y es una meta a alcanzar por parte de muchos de nosotros”. También recordó que “el objetivo último es mantener la residencia de la Misericordia, así que en Pamplona fallamos por no vender lo suficiente esa labor social que se realiza en la Misericordia”.

“Los beneficios de los abonos, van destinados a un fin social: la Casa de la Misericordia, que atiende a 550 mayores”.

Para el corredor del encierro y experto fotógrafo, que además conoce muchas ganaderías, reconoció que “el mundo del toro es muy amplio y puede haber un capricho por parte de una persona que, lo mismo que se compra un Porche, se monta una ganadería. Pero, en general, es rentable”. Y dentro de ese ámbito del toro amplio, “en lo que yo participo del encierro, es rentable a nivel emocional y la ganancia llega a nivel de sentimientos. Así que cada uno valora si le compensa o no. A nivel fotográfico es exclusivamente una afición, pero para mí, conocer ganaderías, animales que van a venir a nuestra ciudad o a las grandes plazas, es muy rentable”.

tertulia-taurina2019-hoteleltoro-50

Algunos de los asistentes, en el exterior del hotel, junto al monumento al encierro.

El novillero mostró otra cara de este mundo del toro. A él le quedan 7 novilladas para llegar a las 25 que le permitirían tomar la alternativa, algo que está siendo realmente difícil ya que al reducirse el número de espectáculos no puede torear: “En mi caso, me da pena que se estén dejando de hacer novilladas en los pueblos. Se están pasando a festejos menores, festejos populares con vaquillas, por lo que es muy difícil hacer las 25 novilladas que necesitamos para tomar la alternativa y todo, por la mala publicidad que se está haciendo”.

“Los aficionados de Pamplona deberían acostumbrarse a acudir a los festejos taurinos de los pueblos”.

Para Benjamín Recarte, como aficionado que en 24 años no ha faltado ni una tarde a los toros de San Fermín, “en este mundo hay dos intereses: el de mantener la rentabilidad del sector (ganaderías y todo lo que mueve) y esos números ellos los conocerán mejor, pero si sigue vivo, es porque tiene que ser rentable; pero hay otro aspecto que se beneficia de esa existencia y es el mundo de la hostelería, el turismo y todo lo que mueve la fiesta San Fermín, unos beneficios a terceros que no habría si no existiera San Fermín.

A esta altura de la conversación, se puso sobre la mesa el tema de las subvenciones, ya que, curiosamente, con todo lo que mueve económicamente, la fiesta del toro no está subvencionada “y se entendería que se le ayudara, por todo lo que genera a su alrededor”, aseguró Recarte. A lo que el director de la Comisión Taurina de la Meca apuntilló: “La única subvención del Estado son 10.000 euros para la estatua de premio que se da a la tauromaquia”. Por su parte, también dejó claro que en Pamplona, sigue siendo rentable la feria del toro. Los tiempos cambian y las economías también, pero las corridas son esenciales para la subsistencia de la Casa de la Misericordia, 550 personas que viven en la casa. Así que, para nosotros, es absolutamente rentable”.

Es un mundo que vive sin subvenciones, a pesar de toda la riqueza que genera a su alrededor.

Finalmente, el torero navarro, Javier Marín, que el próximo 13 de julio debutará con toros de La Palmosilla, a los que ya ha visitado y no les tiene miedo sino muchas ganas, aseguró que Pamplona es una plaza rentable como torero. Pero más allá de eso, a la pregunta de si el mundo del toro es rentable, te diré que depende de la realidad de cada localidad en la que se celebra. Por ejemplo en Madrid, en la feria de San Isidro hay 35-36 corridas de toros seguidas, con una media de 17.000 personas, lo que demuestra que el mundo del toro tiene salud. También depende del trabajo que realice el empresario por mantener la plaza y, en este sentido, Pamplona es un claro ejemplo de ello. La Casa de la Misericordia, algo estará haciendo bien para que haya un porcentaje de abonados tan alto y sea un éxito año tras año la feria”.

Para acceder a más noticias relacionadas con El Toro… LEER AQUÍ.


To Top