sábado, 28 enero 2023

La karateca Paula Alcalde introduce la psicología deportiva en el centro Albea

Con solo seis años, Paula Alcalde participó en su primer campeonato de España. Así inició una brillante carrera, en la que comprendió la importancia de la psicología dentro del deporte. "Va pasando el tiempo y cada vez es más complicado gestionar la parte mental. Yo tuve que hacerlo por mi cuenta", explica a Capital Sport. Aquella experiencia la empujó a formarse en la materia para ayudar a otros deportistas.

Iratxe Zubieta
Pamplona - 9 enero, 2023

Alcalde atesora dos campeonatos de España, tres subcampeonatos y otros tantos bronces. (Fotos: cedidas)

Paula Alcalde mostró grandes aptitudes como karateca desde niña. Con tan solo seis años participó en su primer campeonato de España y, poco a poco, se fue haciendo un nombre dentro de la disciplina. Su trayectoria comenzó a forjarse en Pamplona, ciudad en la que nació, pero su gran evolución deportiva le llevó a entrenar en Bilbao. En la capital vizcaína fue donde se dio cuenta de que podía aspirar a grandes metas: “Si quieres despuntar en algún deporte, debes buscar recursos fuera. Yo decidí hacerlo allí”, explica a Capital Sport.

En su palmarés figuran dos campeonatos de España, tres subcampeonatos, otros tantos bronces, una representación europea (2015) y una clasificación entre las veinte mejores karatekas del mundo en una Serie A celebrada en Austria.

“Al federarme en otra comunidad, no conseguí que alguien quisiera entrenarme en Navarra. Así que mi padre, que es médico, hizo la labor de preparador. Los dos éramos autodidactas”.

Fue su época más brillante. Entonces, Alcalde entrenaba dos veces por semana en Bilbao, mientras que el resto de los días realizaba el trabajo programado por sus preparadores en Pamplona. Estas sesiones las dirigía su padre, quien se formó en la disciplina para acompañarla.

“Mi padre vio desde pequeña que podía conseguir grandes logros y me ayudó a mejorar. Por un tema de competencias, al federarme en otra comunidad no conseguí que alguien quisiera entrenarme en Navarra. Así que mi padre, que es médico, hizo la labor de preparador. Los dos éramos autodidactas y aprendíamos sobre la marcha”, evoca.

Mientras cursaba Pedagogía y Educación Primaria en la Universidad de Navarra, Alcalde siguió ligada a la máxima competición. Durante aquella etapa, empezó a tomar conciencia de que, además del desgaste físico de la elite, existe un componente psicológico que debe cuidarse. “Van pasando los años y cada vez es más complicado gestionar la parte mental. Yo tuve que hacerlo por mi cuenta”, argumenta la deportista.

A partir de entonces, la karateca empezó a interesarse por esa materia. Aunque su padre le dio importantes consejos, a veces notó la ausencia de un segundo profesional que le ayudase a nivel psicológico en los momentos más complicados. Eso le motivó a ampliar su formación y hacer un máster en Psicología del Deporte: “Me encanta dar clases, pero sentí que quería explotar esa faceta de ayudar a otros deportistas en ese ámbito”.

A pesar de haber entrenado con los mejores karatecas nacionales, como los medallistas olímpicos Sandra Sánchez y Damián Quintero, decidió dejar la competición. “Al principio, los obstáculos eran oportunidades de mejora y luego comenzaron a pesar. Creo que era una deportista que sufría burnout y ahora me he dado cuenta”, subraya.

LA VIDA TRAS LA RETIRADA

Retirarse de la alta competición fue un momento complicado. Para ella, siempre había sido su forma de vida. “Te creas una burbuja en la que todo el mundo te conoce como competidora. Te vuelves muy dependiente del deporte, y la sensación de dejarlo es como si te quitasen un brazo. Pero yo quería investigar otros caminos”.

"La sensación de dejarlo es como si te quitasen un brazo. Pero yo quería investigar otros caminos", apunta la karateca.

“La sensación de dejarlo es como si te quitasen un brazo. Pero yo quería investigar otros caminos”, apunta la karateca.

Precisamente, hace pocas semanas emprendió un nuevo proyecto de la mano del Centro de Psicología Clínica Albea. En concreto, ha integrado la psicología deportiva en este gabinete navarro formado únicamente por mujeres. “Han confiado en mí para llevar a cabo esta parte y fomentar la salud mental de los deportistas navarros. Para ellas es algo totalmente nuevo y, de algún modo he revolucionado un poco su sistema. La psicología del deporte es muy directa, muy de campo, y ellas al final trabajan dentro del despacho porque es psicología clínica. Creo que puedo dar frescura”.

“La psicología del deporte es muy directa, muy de campo (…) Al ver que tú también has competido, los deportistas empatizan mucho”

Cuando habla de su nueva labor, transmite la misma ilusión y pasión con la que se refiere al kárate. En este momento está organizando diferentes iniciativas para dar a conocer la importancia de su trabajo: “Estamos organizando charlas y eventos para deportistas. El objetivo es ayudarles a que consigan una fuerte autoestima dentro del deporte. Que vean que no solo son deportistas, que también son personas”.

En este sentido, acompaña a karatekas y competidores de otras disciplinas. “Además de tener estudios, el hecho de haber vivido el deporte brinda herramientas importantes. Por suerte, mi experiencia me ha dado mucho autoconocimiento, y creo que lo que a mí me ha funcionado puede funcionar a otras personas. Al ver que tú también has competido, los deportistas empatizan mucho”, sentencia.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top