domingo, 21 abril 2019

La nueva ley de Registro de Jornada, tan difícil como necesaria

Aedipe Navarra, junto a Grupo Lexa y la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra, han realizado un análisis jurídico del problema de esta normativa y han analizado las mejores formas de hacerle frente desde la gestión de RRHH.

Teresa Antón
Pamplona - 8 abril, 2019

De izda. a dcha.: Javier Morrás, profesor de la Unav, y Joaquín Castiella, del Grupo Lexa.

De izda. a dcha.: Javier Morrás, profesor de la Unav, y Joaquín Castiella, del Grupo Lexa.

El Grupo Lexa y la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas (Aedipe) en Navarra han celebrado un Desayuno de Trabajo en la Universidad de Navarra (Unav) en relación a la nueva normativa sobre el registro de jornada que tendrá vigor a partir del 12 de mayo.

Javier Morrás, experto en Relaciones Laborales y Negociación Colectiva, y Joaquín Castiella,Socio Director del Grupo Lexa y profesor asociado de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social en la Universidad de Navarra, han sido los ponentes de ‘El registro de jornada desde el punto de vistas de RRHH’Partiendo de un análisis y encuadre jurídico del problema implantado por el reciente RDL 8/2019, han analizado la forma de acometer el impacto que el mismo tiene en la gestión de los recursos humanos de la empresa. 

REGISTRO DE JORNADA

El Gobierno Estatal aprobó el pasado mes de marzo una ley contra la precariedad laboral en la que se incluye el registro horario de la jornada laboral. Desde Aedipe y el Grupo Lexa han querido explicar la mejor forma de aplicarla preparando a las empresas para dicha obligación con diferentes medidas.

Para llevar a cabo el registro de inicio y salida es necesario iniciar una negociación, bien sea a través de un convenio colectivo, acuerdo de empresa, o una simple negociación previa a la decisión que tome la empresa sobre cómo llevar a cabo la organización y documentación del registro. Joaquín Castiella ha destacado la importancia de valorar por qué tipo de sistema de registro optamos (autoregistro, fichaje, manual, etc).

Además, según Joaquín Castiella, antes de proceder al registro, debemos valorar en nuestra empresa en qué situación se encuentra en relación a la jornada de trabajo. En concreto, aconsejó tratar estos cuatro puntos importantes a tener en cuenta: el tiempo del bocadillo, que “la ley permite que sea no retribuido”; valorar en cada empresa donde se inicia la jornada, “cuando se llegue al puesto de trabajo”; la posibilidad de que existan pactos globales de salario o de mayor dedicación; y la distribución regular de la jornada.

Asistentes al Desayuno en la Universidad de Navarra.

Asistentes al Desayuno en la Universidad de Navarra.

Javier Morrás piensa que las empresas deben ser conscientes de que el cambio llega el 12 de mayo, y que requiere de un cambio cultural que no tiene otra vía que el ajuste de las jornadas al registro de las horas legales. También hace hincapié en que el cambio cultural que supone se ha vivido en países del entorno (como Francia) y que ahora toca España. Se trata además, de una adecuación a la normativa europea, con lo que el cambio es total a partir de 12 de mayo.

El experto de Recursos Humanos cree que es importante atender a los pequeños detalles ya que “el día que ocurra un accidente en nuestra empresa (que ojalá no se dé) la Inspección debe conocernos por ser una empresa seria, con lo que merece la pena invertir tiempo ahora”. A la hora de aplicar un tipo de registro a aconsejado: en fábricas, el sistema clásico de fichaje o mejorado con uno biométrico; en oficinas entornos digitales o de movilidad, aplicaciones telemáticas, sistemas biométricos y ordenador propio; y en micropymes, hojas de firmas mediante Excel o Word. Morrás entiende que “no es fácil” adecuarse a la nueva normativa, pero reitera la importancia de ello.

Para acceder a más información sobre economía… LEER AQUÍ. 


To Top