domingo, 16 junio 2019

La nueva regulación europea sobre energías renovables exigirá inversiones en el sector energético

Enercluster ha realizado un estudio sobre la incidencia en Navarra de la normativa, que exige en 2030 el 32% de la energía provenga de fuentes renovables

Redacción
Pamplona - 15 abril, 2019

De izquierda a derecha, Cecilia Wolluschek, directora de Proyectos Enercluster, el delegado del Gobierno en Bruselas, Mikel Irujo; la directora general de Medio Ambiente, Eva García Balaguer y el gerente de Enercluster, Manuel Rodríguez.

De izquierda a derecha, Cecilia Wolluschek, directora de Proyectos Enercluster, el delegado del Gobierno en Bruselas, Mikel Irujo; la directora general de Medio Ambiente, Eva García Balaguer y el gerente de Enercluster, Manuel Rodríguez.

Un estudio, realizado por el Cluster Eólico de Navarra (Enercluster) por encargo de la delegación de Navarra en Bruselas, analiza la incidencia en Navarra de la nueva regulación europea de las energías renovables que exige que en 2030 el 32% de la energía provenga de fuentes renovables, lo que exigirá realizar inversiones en el sector. El estudio fue presentado en la última sesión de los Viernes de Desarrollo Económico, en la que se ha debatido sobre los compromisos exigidos por el cambio climático.

Con el objetivo de dar cumplimiento a los acuerdos sobre Cambio Climático adoptados durante la Cumbre de Paris en 2015, la UE está actualizando su marco de política energética de una manera que facilitará la transición hacia la energía limpia y la adaptará a dichos acuerdos. El nuevo marco de políticas brinda seguridad regulatoria, en particular a través de la introducción de los primeros planes nacionales de energía y clima, y ​​alienta la realización de inversiones esenciales en este importante sector.

En lo que respecta a energías renovables, el nuevo marco regulatorio adoptado el pasado mes de diciembre por el Parlamento Europeo, incluye unos objetivos vinculantes de la UE para 2030. Por un lado, la energía renovable debe representar al menos un 32% para dicho año, y un objetivo de eficiencia energética de al menos el 32,5%, con una posible revisión al alza en 2023.

Cuando estas políticas se implementen en su totalidad, darán lugar a reducciones de emisiones de CO2 en toda la Unión Europea: alrededor del 45% para 2030 en relación con 1990 (en comparación con el objetivo existente de una reducción del 40%). Esto permitirá a Europa mantener su papel de liderazgo en la lucha contra el cambio climático, en la transición de energía limpia y en el cumplimiento de los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.

ACELERAR LA INVERSIÓN

El nuevo marco persigue crear un entorno propicio para acelerar la inversión pública y privada en innovación y modernización en todos los sectores clave. Además del mencionado compromiso del 32%, el nuevo marco mejora el diseño y estabilidad de los esquemas de soporte para renovables, racionaliza y reduce los procedimientos administrativos, establece un marco regulatorio más claro y estable sobre autoconsumo, aumenta el nivel de ambición para los sectores de transporte y calefacción / refrigeración y mejora la sostenibilidad del uso de la bioenergía.

Todo ello ha sido recogido en el estudio realizado por la directora de proyectos del Cluster Eólico de Navarra (Enercluster), Cecilia Wolluschek, por encargo de la Delegación del Gobierno de Navarra en Bruselas.

En la jornada también intervino la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García Balaguer, quien situó la Hoja de Ruta de Cambio Climático de Navarra en el contexto de las políticas de la Unión Europea. A su vez, el delegado del Gobierno de Navarra en Bruselas, Mikel Irujo Amezaga, realizó una exposición sobre los ‘foros permanentes de encuentro’ y del ‘clean energy package’. Finalmente, Cecilia Wolluschek expuso el informe que será divulgado para público conocimiento.

Para saber más sobre las energías renovables.., LEER AQUÍ


To Top