lunes, 23 julio 2018

La primera piedra de un “cambio de paradigma”

La presidenta Uxue Barkos ha colocado la primera piedra del proyecto Navarra Social Housing, una iniciativa con fondos europeos para construir 542 viviendas protegidas en régimen de alquiler

Belén Armendáriz
Mutilva - 13 marzo, 2018

De I a D: José Mª Aierdi, de Nasuvinsa; vicepresidente Laparra; Presidenta Barkos; Lucas González, de la Comisión Europea; Manuel Romero, alcalde Aranguren; Iñigo Eugui, de Erro y Eugui.

De I a D: José Mª Aierdi, de Nasuvinsa; vicepresidente Laparra; Presidenta Barkos; Lucas González, de la Comisión Europea; Manuel Romero, alcalde Aranguren; Iñigo Eugui, de Erro y Eugui.

La avenida Lezkairu, en Mutilva, ha sido el escenario en el que se ha presentado oficialmente el proyecto Navarra Social Housing, un plan impulsado por el Gobierno de Navarra y Nasuvinsa con financiación europea para levantar, de aquí a 2021, un total de 542 viviendas protegidas, todas destinadas a alquiler.

Entre los números 12 y 14 de dicha vía, Erro y Eugui construirá 42 VPOs en los dos primeros bloques de mucho más que vendrán a continuación en distintas ubicaciones por toda la geografía navarra. Lo hará con un coste de 4,1 millones y en 20 meses, siguiendo escrupulosamente las características de la técnica constructiva passivhaus, de alta eficiencia energética.

El proyecto Navarra Social Housing cuenta con un presupuesto total de 80 millones de euros. De ellos, 40 han sido aportados por el Banco Europeo de Inversiones, a través del plan europeo de inversiones conocido como plan Juncker. El portavoz de la Comisión Europea en España, Lucas González Ojeda, no quiso faltar a la inauguración de las obras. “Este proyecto es muy buen ejemplo de lo que queremos conseguir con estas iniciativas”, ha explicado.

Estamos justo en el momento de salida de la crisis y es muy importante que Europa contribuya con su granito de arena para invertir y, sobre todo, que esa inversión genere empleo, y no en cualquier proyecto sino en proyectos que creemos interesantes desde el punto de vista de la integración social, la proyección del medio ambiente, la innovación, la digitalización, y la salud pública”, ha añadido.

El proyecto Navarra Social Housing prevé 542 viviendas protegidas destinadas a alquiler.

A su juicio, la iniciativa de alquiler social en construcciones eficientes cumple con los valores que defiende la UE, como la lucha contra el cambio climático, la integración social, la innovación y la eficiencia energética, tal y como ha argumentado ante la treintena de personas que ha participado en la colocación de la primera piedra.

UN PLAN “AUDAZ”

Para la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, que ha acudido a la cita junto al vicepresidente Miguel Laparra, Navarra Social Housing es un proyecto “realmente audaz”, “por su compromiso social y por convertirse en palanca de cambio”. De hecho, Barkos ha insistido en que la iniciativa supone “la primera piedra de todo un cambio de paradigma en la política de vivienda”, porque modifica la forma de construir, más eficiente, y también su destino, dejando de lado la compra para centrarse en el alquiler social. Las 542 viviendas proyectadas en localidades como Mutilva, Ardoi (Zizur), Sarriguren, Erripagaina, Pamplona, Tudela, Estella y Bera suponen, ha incidido, “una oferta sin precedentes en Navarra”. “Es la punta de lanza de una nueva filosofía en política de vivienda”, ha confesado.

Socialhousingpta

El proyecto, dada su envergadura, se desarrollará en tres fases. La primera, estará concluida para el verano de 2019 y supondrá levantar 185 viviendas. La segunda, que tendrá como horizonte 2021, acogerá 283 viviendas. Y las últimas 56 se realizarán en una tercera fase, aún sin plazos establecidos. Eso sí, todas ellas, se construirán en base a los principios de consumo energético casi nulo, uno de los motivos, además del destino a alquiler social, por los que ha obtenido financiación europea.

De hecho, éste es el primer proyecto que se acoge al denominado plan Juncker en Navarra. Si bien, Lucas González Ojeda recalca que este plan no es la única vía de financiación europea y que Navarra se ha beneficiado también de otros instrumentos de financiación e inversión, como el instrumento pyme.

El plan Juncker ha financiado cerca de 70 proyectos en España con 5.600 millones de euros.

En cualquier caso, lo cierto es que el plan Juncker es una de las herramientas más fructíferas de los últimos años. Tanto es así que se ha ampliado recientemente hasta finales de 2020 (iba a concluir este 2018) con el objetivo de lograr movilizar una inversión total de 500.000 millones de euros, de los que la UE aportaría unos 100.000 millones. “Hasta la fecha, se han aportado aproximadamente 5.600 millones de euros en España. Estamos hablando de en torno a 70 operaciones, que prevemos que desbloqueen en torno a los 40.000-50.000 millones de inversión total”, explica González Ojeda. “Es una cifra relevante. Supone que España ha recibido como el 10% del montante total, porque en Europa hablamos de unas 700 operaciones, de una inversión directa de 51.000 millones y de una inversión global de desbloqueo de unos 250.000 millones”.

En la colocación de la primera piedra del Navarra Social Housing también ha participado Manuel Romero, alcalde del Valle de Aranguren, al que pertenece Mutilva, quien ha puesto de manifiesto la apuesta de este municipio en materia de vivienda protegida. “El proyecto Entremutilvas, que surgió en 2003, ha supuesto la construcción de 1.700 viviendas, de las que el 50% son protegidas. Aun cuando la ley no nos obligaba a ello, decidimos que la mitad de las nuevas construcciones tuvieran esta consideración. Y más tarde, en Mugartea, entre Mendillorri y Mutilva Alta, subimos el porcentaje al 70%. Y he de decir que ni la calidad de Mutilva, ni la de sus entornos verdes ni sus construcciones ha disminuido porque hayamos hecho un 70% de VPO”, ha reivindicado.

Para acceder a más información vinculada a alquiler social en Navarra … LEER AQUÍ. 


To Top