miércoles, 1 febrero 2023

La revolución de la fruta

Un nacimiento en tiempos convulsos y llenos de incertidumbre, pero con dos firmes propósitos: "transformar la forma de consumir fruta y verdura en Navarra, y convertir las oficinas en entornos saludables y motivadores". Frutup!, 'startup' nacida en plena crisis del Covid-19, ha conseguido repartir más de 2.000 kg. de piezas sanas y sabrosas estos meses de pandemia. Todo un Glovo 'healthy' que dedica el 100 % de su tiempo a colaborar en programas de bienestar y salud.

Alberto Guzmán
6 junio, 2020

Donación de FrutUp a la UCI del Complejo Hospitalario de Navarra al comienzo de la pandemia. (Foto: cedida)

¡Es cierto! Todas las crisis tienen un doble punto de vista. A veces, incluso, hasta saludable. Y en el caso que les vamos a narrar a continuación se encontró una gran oportunidad gracias a los nuevos hábitos de consumo que ha traído consigo el estado de alarma y su confinamiento.

Un grupo de empresarios navarros, procedentes de los sectores tecnológico, ingeniería y digital, liderados por Iñigo Fernández, decidieron ayudar en la transformación del consumo de fruta y verdura local. Este es el germen de la startup navarra FrutUp! “Nuestra intención con este proyecto es revolucionar la forma de consumir fruta y verdura en Navarra, acercando las fruterías y productores a particulares y empresas a través de la plataforma web www.frutup.es, donde ofrecemos cestas de fruta predefinidas”, destaca Fernández.

Con un inicio en una situación convulsa y llena de incertidumbre, la joven compañía ha conseguido repartir más de 2.000 kg de fruta y verdura, ayudando a las familias navarras con su compra semanal y evitando que los productores y comerciantes frenaran completamente su actividad. Además, durante la cuarentena, la firma ha cerrado acuerdos con grandes empresas como Das-Nano, IED Electronics, iAR o Tetrace, que han decidido enviar una cesta a todos sus trabajadores como muestra de apoyo y agradecimiento por su trabajo.

Donación a la Policia Foral en mayo.

Donación a la Policia Foral en mayo.

Cristina Navarlaz, socia de FrutUp!, sujetando una cesta con fruta y verdura.

Actualmente, la startup sigue repartiendo a domicilio, pero desde hace una semana también ha empezado a dar servicio a empresas que ahora están restableciendo su actividad. “Nuestro objetivo es convertir las oficinas en entornos de trabajo saludables y motivadores. La fruta en la oficina es uno de los beneficios sociales más asequibles y fáciles de implantar”, afirma Iñigo. “Ahora estamos dedicando el 100% de nuestro tiempo a colaborar en programas de bienestar y salud en el trabajo, convirtiéndonos en el primer servicio en Pamplona de cestas de fruta para la oficina, una idea muy innovadora aquí, pero con años de recorrido en ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao”, añade.

Semanalmente, la startup se encarga de reponer las cestas con la mejor fruta de temporada. Dichas cestas se suelen colocar a disposición de los empleados en zonas de descanso, comedor, salas de reuniones, etc… Reforzando al mismo tiempo la imagen de la compañía con sus clientes.

Además de las cestas, las empresas también pueden contratar el reparto semanal de zumos ecológicos o fruta cortada. “Nuestra intención es ir aumentando la oferta en los próximos meses con servicios como desayunos y catering saludables”, concluye Iñigo.

La fruta es uno de esos alimentos con propiedades curativas que pueden ayudarnos tanto en la fase preventiva como en la de tratamiento de ciertas dolencias.

La fruta es uno de esos alimentos con propiedades curativas que pueden ayudarnos tanto en la fase preventiva como en la de tratamiento de ciertas dolencias.


To Top