martes, 28 mayo 2024

La transformación de la empresa familiar, un imperativo para un futuro sostenible

La autora defiende que las empresas familiares tienen la oportunidad de convertirse en agentes de cambio, impulsando un modelo económico más justo, próspero y sostenible para las generaciones presentes y futuras. Para apoyar su tesis, ofrece una serie de claves y acciones que pueden favorecer dicha transformación.


Pamplona - 24 abril, 2024 - 14:35

Sonia Moneo.

Sonia Moneo.

Las empresas familiares, pilares de la economía, se enfrentan a un desafío impostergable: la metamorfosis hacia un modelo más sostenible y humano. La mera rentabilidad ya no es suficiente. La sociedad demanda un compromiso con el entorno y las nuevas generaciones lideran un cambio de paradigma donde la «responsabilidad» social y ambiental es tan relevante como los resultados financieros.

En este contexto, las empresas familiares, por su dinamismo y capacidad de adaptación, tienen un rol fundamental que desempeñar. Estas empresas piensan a largo plazo y están orientadas al cumplimiento de su propósito. La cultura es clave y el compromiso y la sensación de pertenencia, capitales. El legado es importante, mucho más que la gestión del corto plazo.

Todo eso reduce la incertidumbre y facilita la toma de decisiones por su agilidad y capacidad de adaptación. Más allá de la rentabilidad, un compromiso integral. Para ello, nuestra apuesta por la sostenibilidad se materializa en distintas áreas:

  1. Liderazgo responsable: Asumir la sostenibilidad como un valor fundamental de la empresa, integrándola en la estrategia y cultura empresarial.
  2. Compromiso con el entorno: Reducir la huella ambiental a través de acciones como la medición y minimización de la huella de carbono, la gestión responsable de residuos y la implementación de prácticas de ecodiseño.
  3. Gestión ética y transparente: Fomentar una cultura de buen gobierno, con prácticas justas y transparentes en la gestión empresarial y en las relaciones con proveedores, clientes y empleados.
  4. Impacto social positivo: Contribuir al desarrollo de la comunidad a través de acciones como la creación de empleo, el apoyo a entidades sociales y la colaboración con iniciativas locales.
  5. Economía circular: Integrar los principios de la economía circular en los procesos productivos, dando prioridad al uso eficiente de recursos, la reducción de residuos y la reutilización de materiales.

Las empresas familiares, por su carácter emprendedor y su visión a largo plazo, están especialmente bien posicionadas para liderar la transformación hacia un futuro más sostenible. Y hay elementos que nos diferencian claramente:

  1. Visión a largo plazo: Las empresas familiares suelen tener una visión a largo plazo, lo que les permite tomar decisiones sostenibles con mayor facilidad, ya que no están presionadas por resultados trimestrales o por la satisfacción inmediata de los inversores.
  2. Compromiso emocional: Los propietarios de empresas familiares suelen estar más comprometidos emocionalmente con su negocio y con la comunidad en la que operan, lo que les motiva a adoptar prácticas sostenibles que beneficien a ambas partes.
  3. Agilidad y flexibilidad: Las empresas familiares suelen ser más ágiles y flexibles que las grandes empresas, lo que les permite adaptarse más rápidamente a los cambios del entorno y adoptar nuevas tecnologías y prácticas sostenibles.
  4. Cultura empresarial: Las empresas familiares suelen tener una cultura empresarial más familiar y orientada a las personas, lo que facilita la implementación de prácticas sostenibles que involucran a todos los empleados.
  5. Gobierno corporativo: Las empresas familiares suelen tener un gobierno corporativo más simple y transparente que las grandes compañías, lo que facilita la toma de decisiones sostenibles y la rendición de cuentas a las partes interesadas.

Para nosotros, la clave del éxito reside en:

  1. Un compromiso genuino con la sostenibilidad: integrarla en el “ADN” de la empresa y convertirla en un motor de innovación y crecimiento.
  2. La colaboración: unir fuerzas con otras empresas, entidades sociales y administraciones públicas para crear un ecosistema sostenible. En Navarra, asociaciones como Adefan promueven el desarrollo de la empresa familiar demostrando que el asociacionismo aporta valor y fuerza a las empresas familiares.
  3. La comunicación: transmitir de forma transparente y efectiva el compromiso con la sostenibilidad a clientes, empleados y stakeholders.

Las empresas familiares tienen la oportunidad de convertirse en agentes de cambio, impulsando un modelo económico más justo, próspero y sostenible para las generaciones presentes y futuras. El camino hacia la sostenibilidad no está exento de desafíos, pero también presenta grandes oportunidades para aquellas empresas que estén dispuestas a transformarse.

Juntos podemos construir un futuro mejor.

 

Sonia Moneo

Junta de EnREDaRSE / Dtora. financiera, RRHH y responsable de Estrategia Empresarial y Planificación Productiva en Prodein


To Top