lunes, 20 enero 2020

La vuelta al mundo en Nochevieja

Leer el futuro en la palma de la mano, ir al cementerio a media noche, comer lentejas, dejar un huevo debajo de la cama o decorar un barco en lugar de un árbol son algunas de las tradiciones que el ser humano sigue para culminar el año y dar paso a uno nuevo, lleno de sorpresas y sueños que cumplir.

Irene Iriarte
Pamplona - 14 diciembre, 2019

El primer lugar donde se celebran las campanadas es Kiritabi, en Australia.

La Nochevieja es una de las noches más esperadas del año, perfecta para olvidarse de los problemas y esperar el nuevo año llenos de ilusiones y objetivos que cumplir. Una oportunidad para dar un giro a la vida, para iniciar hábitos más saludables, para brillar en el trabajo o para cambiar de pareja. El 31 de diciembre es la fecha del calendario en la que todo el mundo quiere disfrutar con familiares y amigos de una velada especial. Aunque también es una oportunidad perfecta para viajar y celebrar abandonando las tradiciones propias y adaptarse a las del país que visitemos.

Empecemos por lo primero y más obvio: el Año Nuevo no llega al mismo tiempo en todo el planeta. Cada país lo celebra en un horario diferente dependiendo de la ubicación geográfica respecto al meridiano 180. La primera en celebrar las campanadas es la región de Kiribati, al noreste de Australia, y la última son las islas Howland y Baker, en Estados Unidos. No lo dudes, si quieres celebrar una Nochevieja de escándalo, haz las maletas y súmate a una de las siguientes tradiciones curiosas que te contamos a continuación.

Fuegos artificiales en la bahía de Sidney.

Fuegos artificiales en la bahía de Sidney.

EL ORDEN DE LOS HUSOS HORARIOS

Siguiendo el orden de los husos horarios, empezaremos por uno de los países más grandes del Pacífico: Australia. Las celebraciones se llevan a cabo al aire libre, dado que en esas fechas están en pleno verano. Una de las principales actividades que se llevan a cabo y una de la más mediáticas es la espectacular exhibición de fuegos artificiales que tiene lugar en la bahía de Sidney a medianoche.

A casi 7.000 kilómetros, escuchar las campanadas en Japón significa purificar el alma. La tradición japonesa se llama ‘joya no kane’, donde todos los templos budistas tocan 108 campanadas en representación de los 108 pecados que se pueden cometer. En Filipinas, la cosa va de vestimentas originales. Durante la velada hay que llevar puesta una prenda con lunares, da igual el color o el tamaño. El único elemento indispensable es que haya topos y al menos un bolsillo con algunas monedas en el interior. Cuando dan las doce, los habitantes del país agitan el bolsillo en señal de prosperidad y grandes cantidades de dinero para el nuevo año.

Ponemos rumbo a Europa y llegamos a Alemania y Austria, donde comparten una costumbre muy curiosa: leer el futuro en las palmas de las manos. Pero no solo eso, la noche de fin de año dejan caer plomo fundido en un vaso de agua y la forma que aparece sirve para interpretar lo que deparará el futuro.

En occidente la costumbre es hacer volar un globo de papel de seda.

En algunos países asiáticos, la costumbre es hacer volar un globo de papel de seda.

¿Y sabéis donde comen lentejas al son de las campanadas en vez de uvas? ¡En Italia! Comerse un buen plato de lentejas es síntoma de de riqueza y prosperidad. Por otro lado, los griegos decoran un barco en lugar de un árbol. Para ellos, el día 31 de diciembre llega el Agioss Vassilis, el Papá Noel griego. Y además de regalos, trae la torta de San Basilio o Vassilopita, que esconde una moneda dentro, como nuestra sorpresa del roscón de Reyes. Quien la encuentra tendrá suerte a montones.

En Reino Unido, cuando dan las doce de la noche, la costumbre es abrir la puerta de casa y pedirle a un hombre, preferiblemente alto, joven y guapo, que entre en el hogar con carbón, sal y pan. Según ellos, hacer este ritual significa tener un año lleno de sorpresas y éxitos. Eso sí, el chico elegido no puede ser ni rubio ni pelirrojo.

Cambiando de huso horario, nos desplazamos hasta Perú, donde existe la costumbre de dejar un huevo debajo de la cama. Pasada la noche, hay que observar la forma que deja la yema al romperse para ver los presagios para los próximos años. Seguimos en América Latina con la ‘vuelta a la manzana’ de Colombia. Es una costumbre que no pasa desapercibida entre las personas que celebran la Nochevieja en este país. Se trata de hacer la maleta el último día del año y salir con ella a dar una vuelta a la redonda como señal de buenos viajes para los próximos doce meses.

Llevar lencería roja es símbolo de buena suerte.

Llevar lencería roja es símbolo de buena suerte.

En Chile, la tradición es de lo más escalofriante. A las once, las familias acuden al cementerio para recibir el nuevo año con los difuntos. Para ponerle más emoción, la fiesta se celebra con velas y música clásica. En el lado opuesto, nos encontramos a los estadounidenses, quienes tienen una costumbre muy amorosa para Nochevieja: besarse durante el primer minuto del año nuevo para asegurarse de que no les faltará el amor. Sin duda, una costumbre que deberían adoptar todos los países.

Ahora que conocemos las tradiciones más curiosas del mundo, podemos terminar de preparar la maleta y eligir el sitio donde pasar una Nochevieja cuanto menos especial. Una noche amorosa, escalofriante o rara, ¡tú decides!

La tradición en Estados Unidos es besarse durante el primer minuto del nuevo año.

¿Qué país eliges para pasar la Nochevieja este año?


To Top