jueves, 23 mayo 2024

Laboral Kutxa detecta «señales de agotamiento» en el ciclo económico

No obstante, la entidad financiera ha revisado al alza sus previsiones anuales de crecimiento para las economías navarra y española. En el caso de la primera, vaticina una subida del PIB de tres décimas frente a su pronóstico de principios de año (del 1,2 al 1,5 %) y, para la segunda, de un 1,2 % (del 0,8 al 2 %).


Pamplona - 29 junio, 2023 - 13:57

Urgoiti y Madariaga presentaron este jueves las previsiones de 2023 para las economías navarra y española. (Foto: cedida)

La economía navarra crecerá este 2023 un 1,5 %, mientras que la española llegará al 2 %. «Estas cifras suponen una revisión al alza significativa (de tres décimas y de 1,2 puntos respectivamente) con respecto a las que ofrecimos a principios del año», aseguró este jueves Ibon Urgoiti, director del Área de Desarrollo de Negocio en Laboral Kutxa. Entonces, dichas previsiones fueron del 1,2 % para la Comunidad foral y del 0,8 % para el resto del Estado.

Los nuevos pronósticos expresados por Urgoiti se produjeron en la presentación el informe ‘Economía Navarra 2022‘, elaborado por la citada entidad financiera. Sin embargo, esos mismos números pueden verse alterados por un entorno actual donde, según constató, «la incertidumbre es muy elevada y está sujeta a una alta variabilidad».

Ibon Urgoiti: «En el entorno actual, la incertidumbre es muy elevada y esta sujeta a una alta variabilidad».

A todo lo anterior hay que añadir, además, las «señales de agotamiento del ciclo económico» detectadas por Joseba Madariaga, director de Estudios de Laboral Kutxa. Una de ellas tiene que ver con la dualidad en la que se mueve el actual escenario macro de la Eurozona. Por un lado, está un sector industrial “debilitado”, con un índice manufacturero en plena zona de contracción de 43,6 puntos, frente a los servicios, que con 52,4 puntos se encuentra en proceso de expansión y crecimiento. Para el director de Estudios de Laboral Kutxa, esa divergencia «favorece» por el momento a economías «con mayor exposición al sector servicios como la española».

UNA «TEMIDA» ESPIRAL

Sin embargo, ese escenario propicio puede verse especialmente amenazado por una evolución de precios que mantiene su tónica ascendente. «Por ejemplo, la estimación para 2023 pasa del 4,6 % al 5,1 % y las correcciones al alza también se producen para 2024 y 2025», adelantó Madariaga. En ese sentido, añadió que «la inflación subyacente está demostrando ser muy persistente«. Por tanto, «es razonable pensar que las subidas previstas de los tipos de interés se dejen notar sobre la demanda agregada de la economía y el PIB a partir del tercer trimestre”. 

Joseba Madariaga: «No podemos dar por concluida la lucha por la inflación ni descartar movimientos adicionales para frenar la subida de precios».

En realidad, ya ha empezado a afectar a algunos vectores como, por ejemplo, los préstamos a las familias y las empresas, que «están desacelerando a registros del 2,5 % y del 4,6 % respectivamente desde el mes de abril». «No podemos dar por concluida la lucha por la inflación. Y, al margen de las previsibles subidas de tipos apuntadas, no podemos descartar movimientos adicionales en el futuro según su evolución», concluyó.

A este respecto, Madariaga alertó de que, «con un sector servicios fuerte y una tasa de paro del 6,5 %, el mínimo de la serie histórica, las posibilidades de que se produzcan crecimientos de los salarios incompatibles con la tasa de inflación deseada por el Banco Central Europeo (BCE) son elevadas». Y ese fenómeno «induciría a incrementos de los precios, que nos podrían llevar a una temida espiral salarios-precios«.

EL AÑO 2022

Antes de todos estos análisis, los responsables de Laboral Kutxa dieron cuenta de los datos macroeconómicos de las economías navarra y española en 2022. Así, en el último ejercicio se produjo un incremento del PIB en la Comunidad foral del 4,3 %, frente al 5,5 % registrado en el resto del país. Del mismo modo, se produjo una subida del empleo del 2,9 % en la región, en contraposición al 3,1 % a nivel nacional. La tasa de paro se situó en Navarra en el 9,6 % tras caer un punto, mientras que en España se quedó en el 12,9 %, lo que representa una rebaja de un 1,9 %.

Desde la perspectiva de la oferta, destaca que todos los sectores, salvo el primario, marcaron registros de crecimiento positivos en el conjunto del Estado. Finalmente, la Comunidad foral incrementó sus precios en un 6,4 %, frente al 5,7 % nacional. Se trata, en todo caso, de una media que recoge la evolución de una ratio que inició el año en torno al 6 %, luego se disparó hasta el 11 % para terminar el curso en una tasa interanual del 5,5 %.


To Top