miércoles, 26 enero 2022

Las cestas navideñas se refinan

Aunque son un detalle muy tradicional, su contenido y 'packaging' evolucionan año tras año. En la actualidad, las empresas están apostando por incluir menos cantidad de productos, pero de mayor calidad, y por la personalización para quienes padecen intolerancias y alergias. También cobra protagonismo la presentación en baúles, cajas artesanales, bandejas y otros materiales que pueden servir como elemento decorativo.

Cristina Catalán
Pamplona - 23 diciembre, 2019

En Confituras Goya miman la presentación de sus cestas navideñas. (Fotos: Víctor Rodrigo y Ana Osés)

Veganas, de frutas, sin alcohol, sin gluten, healthies, para diabéticos, aptas para intolerancias alimentarias, bajas en azúcar o grasa, personalizadas, temáticas como las de vino o de chocolate… Las cestas de Navidad están muy presentes en las empresas estos días. Y aunque las más vendidas continúan contando con los productos tradicionales, los gustos poco a poco van cambiando. De modo que la típica botella de cava, la paleta de jamón, las peladillas, las frutas escarchadas o el melocotón en almíbar están dejando paso a nuevos productos, especialmente a los gourmet.

Como comentan desde Eroski, las compañías se adaptan a diferentes necesidades y gustos, a aquellas personas que sufren alguna intolerancia o alergia alimentaria, a las que abogan por hábitos de vida saludables o proceden de diferentes culturas como la musulmana, con sus productos halal: “Los cambios en las cestas están más enfocados a su composición, que va adaptándose a los gustos e intereses de la sociedad”.

Eroski está apostando por las cestas con productos de su marca 'gourmet'.

Eroski está apostando por las cestas con productos de Seleqtia, su marca ‘gourmet’.

“Quizás, cuanto mayor es la empresa se busca mayor cantidad de producto, en lugar de elegir esa calidad que no tiene por qué resultar un mayor desembolso”, agrega Rafa Velázquez, de Confituras Goya. Pero lo que está claro es que las cestas, corrobora Vera Redín, del hipermercado E.Leclerc, continúan siendo el “principal obsequio con el que las empresas agradecen su labor a trabajadores, colaboradores o clientes”.  

PRODUCTO GOURMET LOCAL

La mayoría de las empresas se va decantando más por “marcas reconocidas”, apostilla Redín. En el caso de su hipermercado, apuestan por las alianzas locales. De hecho, desde hace años ofrecen lotes y cestas, elaborados con productos 100 % de la zona. “Según las diferentes necesidades de los clientes, se preparan sin alcohol o sin cárnicos, por ejemplo”.

Verónica Redín, de hipermercado E.Leclerc.

Verónica Redín, de hipermercado E.Leclerc.

Los productos de alta gama también son muy importantes para Eroski: “La tendencia actual son cestas con menos productos, pero de mayor calidad. En nuestro caso, son muy demandados los de SeleQtia, nuestra propia marca ‘gourmet’. Disponemos de un amplio surtido de más de 170 alimentos de alta gama, que engloban Denominaciones de Origen (DO) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP). Su calidad está testada por el Basque Culinary Center.

Itziar Inza, de Reyno Gourmet, confirma que las cestas “baratas” están desapareciendo. Y por el contrario, se mantienen los productos regionales como el espárrago de Navarra, el pimiento del piquillo o el pacharán local, “amparado” por la Indicación Geográfica. “Estos productos muy de aquí son una buena apuesta”, indica Inza.

Incluso con el objetivo de agradar a empleados y clientes, algunas compañías se salen de las fórmulas más habituales e introducen detalles inesperados. “A nosotros, en alguna ocasión nos han pedido poner lotería en los lotes”, subrayan en Eroski.

“Este año, por ejemplo, incorporamos a demanda una felicitación navideña personalizada, numerada y única. Todas son diferentes y están editadas, de forma que llaman la atención. Y a nuestras bandejas de dulces añadimos otros productos como vinos, conservas o embutidos”, especifica Velázquez.

LA IMPORTANCIA DEL PACKAGING

Los lazos, una de las señas distintivas de las bandejas de Goya.

Los lazos, señal distintiva de las bandejas de Goya.

Por otra parte, una buena presentación también es esencial. De modo que el packaging va cobrando más importancia en los diseños. A la clásica cesta le han salido nuevos competidores, que permiten además su uso posterior una vez consumidos los productos, constituyéndose como un regalo especial más: baúles de madera artesanales, cofres, cajas de cristal o con papel pintado, estuches y cubos metálicos, maceteros o jardineras vintage, cestas de ganchillo… 

En este sentido, está de moda que sean reutilizables y reciclables. Estamos terminando existencias para ir a materiales reciclables o mucho más respetuosos con el medio ambiente”, aclara Inza. “Nosotros tenemos más de cien modelos diferentes, que podemos adaptar a las expectativas de los clientes. Y sí, también se pueden reutilizar esos recipientes y nos lo suelen recordar al regresar año tras año. Todos con su lazo navideño y una terminación impecable, muy apreciada”, explica Velázquez.

Las cestas digitales o las tarjetas regalo son otra novedosa opción, que está ganando adeptos. “Es cierto que hay empresas donde prefieren entregar una tarjeta para realizar compras en nuestro hipermercado, pero la mayoría sigue prefiriendo la tradicional cesta o lote”, recalca Redín

En Eroski utilizan más de 170 tipos de productos para sus cestas.

En Eroski utilizan más de 170 tipos de productos para sus cestas.

Incluso hay quienes se decantan por obsequiar geles, jabones ecológicos, cremas de manos, perfumes o algún otro artículo como bolígrafos o llaveros. Las alternativas se multiplican. La mayoría de los lotes solicitados se componen de productos gastronómicos. Pero también disponemos de cestas de cosméticos y productos naturales de nuestra marca Belle en la sección de droguería, que van ganando demanda por parte del consumidor”, resaltan desde Eroski. Eso sí, algunos productos como las peladillas navideñas” van desapareciendo de las cestas.

DESCENSO CON LA CRISIS

Aunque la crisis de 2008 también afectó al mercado de las cestas navideñas, con el tiempo ha vuelto a crecer. “Entonces se notó un ligero descenso, pero la venta de este tipo de productos ha aumentado en los últimos años. El valor medio de las mismas es algo inferior, pero se compran más unidades”, revela Redín“En este momento, el número de encargos ronda unos 25.250 lotes, aunque aún queda algo de recorrido hasta que nos sumerjamos de lleno en la Navidad”, rematan desde Eroski.

Entra aquí para saber más sobre el sector de la agroalimentación en Navarra. 


To Top