jueves, 4 marzo 2021

Las empresas de inserción laboral retornan el doble de lo que reciben

Esta es una de las conclusiones que arroja el 'Estudio de evaluación de impacto social de la labor de las empresas de inserción sociolaboral de Navarra'. Un proyecto impulsado por la Asociación de Empresas de Inserción de Navarra, en colaboración con la UPNA, y financiado por Derechos Sociales. En 2020, el SNE-NL destinó 2,59 millones a subvencionar los salarios de personas desempleadas y del personal técnico contratados en las trece EIS de la Comunidad foral. El estudio cifra en unos 4 millones el ahorro de gasto público.

Redacción
Pamplona - 21 enero, 2021

Francisco López Arceiz, Luis Campos, Miriam Martón, Eduardo Sanz y Xabier Berrade. (Foto: cedida)

Por cada euro invertido en las empresas navarras de inserción (EIS), se obtiene un retorno social de 1,8 euros. Al respecto, la sociedad navarra se beneficia de los ahorros obtenidos por las Administraciones Públicas como consecuencia del empleo y formación que proporcionan estos agentes. En concreto, se cifra en unos 4 millones de euros el ahorro en gasto público derivado de la reducción de los programas de renta garantizada y formación.

Así consta en el ‘Estudio de evaluación de impacto social de la labor de las empresas de inserción sociolaboral de Navarra’, un análisis de la “huella social” realizado a través de la metodología SROI (retorno social de las inversiones, por sus siglas en inglés) de evaluación del impacto social. El trabajo fue impulsado por la Asociación de Empresas de Inserción de Navarra (EINA), en colaboración con la Universidad Pública de Navarra (UPNA), y financiado por el Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra.

Miriam Martón (SNE-NL): “En este 2020, las EIS mantuvieron el empleo sin prácticamente recurrir a los ERTE, respondiendo a la confianza que deposita en ellas el sistema de empleo”.

La presentación del estudio tuvo lugar este jueves y contó con la participación del director general del Observatorio de la Realidad Social, de Planificación y de Evaluación de las Políticas Sociales, Luis Campos; Miriam Martón, directora gerente del Servicio Navarro de Empleo–Nafar Lansare (SNE-NL); y Eduardo Sanz, presidente de EINA.

Martón destacó el rol del SNE-NL como el “principal agente público que sostiene este recurso esencial” para la inserción sociolaboral de personas que viven “situaciones complicadas”. Y aplaudió el trabajo de la institución para “lograr una atención integral y sostenida”. En concreto, el SNE-NL subvenciona el salario de personas desempleadas contratadas y del personal técnico.

La directora gerente del SNE-NL elogió asimismo el trabajo de las EIS en el contexto de la crisis sanitaria: “Son un recurso fiable, cuyo valor supera el resultado del SROI calculado con datos de 2019. En este año tan duro, habéis mantenido el empleo sin prácticamente recurrir a los ERTE, soportando el coste de la pandemia. Eso demuestra el fuerte compromiso con las personas y la sociedad navarra como representantes que sois de la Economía Social, y responde también a la confianza que deposita en las EIS el sistema de empleo”.

AYUDAS A LAS EMPRESAS DE INSERCIÓN LABORAL

En 2020, el SNE-NL destinó un 18 % más de recursos para subvencionar el salario de las personas en riesgo de exclusión y del personal técnico que facilita su incorporación sociolaboral. Es decir, pasó de invertir 2,19 millones de euros en 2019 a 2,59 millones el año pasado. El presupuesto para 2021 es de 3,12 millones, frente a los 2,4 millones de 2018. “Hemos incrementado los recursos porque queremos que este recurso especializado crezca y atienda a más personas, ya que es capaz de realizar intervenciones de inserción más complejas, continuadas y personalizadas con grupos de población desempleada”, explicó Martón.

El SNE-NL prevé invertir 3,12 millones para subvencionar el salario de las personas desempleadas contratadas y del personal técnico de las EIS.

Además, Derechos Sociales está creando las condiciones para ampliar el número de las trece EIS que operan actualmente en la Comunidad foral. El número de personas en procesos de inserción ha pasado de 240 a 280, y el personal técnico, de 21 a 30.

Finalmente, el SNE-NL “impulsa” la sostenibilidad y crecimiento de estas EIS a través del apoyo a las inversiones que “mejoren su posición competitiva y favorezcan la creación de empleo”. Este año, dentro del plan de choque del Ejecutivo foral para paliar los efectos del Covid-19, reforzó el presupuesto de 75.000 euros y elevó la subvención en otros 125.000 euros. Para 2021, el SNE-NL contempla 3 millones de euros para financiar salarios y 125.000 para inversiones.

Entra aquí para saber más sobre la empresa en Navarra.


To Top