lunes, 26 octubre 2020

Las medidas de conciliación reclamadas por Navarra Suma y EH Bildu

Ambas formaciones sacan adelante una resolución parlamentaria, en la que se insta al Ejecutivo navarro a llevar a cabo al menos cuatro acciones en un máximo de dos meses: un plan urgente "para la implementación de medidas de flexibilidad en las empresas"; fórmulas de financiación destinadas a entidades locales y sociales para la implantación de programas comunitarios, de educación no formal y actividades de ocio; la convocatoria urgente de una mesa de trabajo con agentes políticos, sociales y ciudadanos; y ayudas económicas para el cuidado de menores de 12 años, personas mayores y/o en situación de dependencia o con discapacidad.

Redacción
Pamplona - 17 septiembre, 2020

La resolución contó con los votos favorables de Navarra Suma y EH Bildu. (Foto: cedida)

Gracias a los votos favorables de Navarra Suma y EH Bildu, el pleno del Parlamento foral aprobó este jueves una resolución, en la que se insta al Gobierno foral a elaborar y poner en marcha, en el plazo máximo de dos meses, “un paquete de medidas para asegurar la conciliación de la vida laboral y familiar mientras dure la pandemia del Covid-19“. I-E se abstuvo, mientras que el PSNGeroa Bai y Podemos Ahal-Dugu se posicionaron en contra.

La formación abertzale presentó la iniciativa, a la que Navarra Suma incorporó una enmienda de adición. De esta forma, dentro de dicho paquete de medidas deberán recogerse “al menos” las siguientes. Por un lado, deberá elaborarse y acordarse con los agentes socioeconómicos un plan urgente “para la implementación de medidas de flexibilidad en las empresas, para que los padres y madres puedan compatibilizar el trabajo y los cuidados en este periodo de crisis sanitaria”. Este epígrafe en concreto, al igual que el siguiente, salió adelante por unanimidad.

I-E se abstuvo, mientras que el PSN, Geroa Bai y Podemos Ahal-Dugu se posicionaron en contra.

Además, se exhortó al Ejecutivo foral a articular fórmulas de financiación destinadas a entidades locales y sociales para la implantación de programas comunitarios, de educación no formal y oferta de actividades de ocio que, “cumpliendo las medidas de seguridad sanitaria, tengan como objetivo facilitar la conciliación familiar durante el curso escolar”.

Del mismo modo, se compelió al Gobierno de Navarra a crear una “mesa urgente” con participación del INAI, representación política, sindical y del movimiento feminista, así como de asociaciones de mujeres, de los distintos tipos de familias, apymas, redes de cuidados de servicios de atención preventiva y colegios profesionales. El objetivo es identificar y abordar “los problemas específicos de conciliación que se vayan generando durante la pandemia” (este punto, al igual que el próximo, prosperó con el respaldo de Navarra Suma y EH Bildu, mientras que el resto de partidos votó en contra).

Asimismo, se conminó al Ejecutivo Foral a crear un programa de ayuda económica para el cuidado de menores de 12 años, personas mayores y/o en situación de dependencia o con discapacidad, que incluya excedencias y reducciones de jornada en función de la renta, “siempre que se acredite la imposibilidad de acogerse a otra medida de conciliación”. El Gobierno de Navarra “regulará los requisitos, tramos de renta, cuantía y el procedimiento para la realización y resolución de las solicitudes”.

LOS MOTIVOS DE LA RESOLUCIÓN

En la exposición de motivos, la resolución impulsada por EH Bildu hacía hincapié en la necesidad de adoptar medidas específicas que, de conformidad con la Ley Foral 17/2019, de Igualdad entre Mujeres y Hombres, contribuyan a la “corresponsabilidad social del trabajo reproductivo y faciliten la conciliación de la vida personal, familiar y laboral”, ahora mismo “seriamente afectada por la nueva organización de los cuidados que emana de las medidas preventivas asociadas a la crisis sanitaria del Covid-19”.

Ante el actual escenario, insistía en la importancia de responder a las “muchas incertidumbres y falta de estabilidad” que, producto de la pandemia, se ciernen sobre las familias, ofreciendo nuevas herramientas para hacer efectiva la atención a menores y dependientes, a los que la “falta de oferta extraescolar y la nueva disposición en los espacios comunes” está perjudicando de manera especial.


To Top