lunes, 29 noviembre 2021

Las obras del Canal de Navarra en Tierra Estella empezarán en junio

El nuevo ramal del Ega estará operativo en diecisiete meses y permitirá abastecer de agua de calidad de Itoiz a 5.428 hectáreas de regadío, pertenecientes a más de 1.300 agricultores. Los trabajos se iniciarán en los municipios de Lerín y Cárcar y, posteriormente, continuarán en Sesma, Lodosa, Andosilla, San Adrián y Azagra. "Estamos ante un nuevo hito en una infraestructura estratégica para el futuro de la Comunidad foral", subrayó Chivite.

Jesús Jiménez
Pamplona - 19 mayo, 2021

Obras del Canal de Navarra, a su paso por la localidad de Peralta. (Foto: cedida)

Las obras del Canal de Navarra a su paso por Tierra Estella se reactivarán el próximo mes de junio. Así lo anunció este miércoles la presidenta de Navarra, María Chivite, para quien este desarrollo es “un nuevo hito en una infraestructura estratégica para el futuro de la Comunidad foral”. Chivite estuvo acompañada por el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el subdirector de INTIA, responsable del Área de Regadíos, Joaquín Puig.

Los trabajos en el denominado ramal del Ega, perteneciente a la ampliación de la 1ª fase de la zona regable del Canal de Navarra, se iniciarán en los municipios de Lerín y Cárcar y, posteriormente, continuarán en Sesma, Lodosa, Andosilla, San Adrián y Azagra. Esta nueva infraestructura estará operativa en diecisiete meses y permitirá abastecer de agua de calidad de Itoiz a 5.428 hectáreas de regadío, pertenecientes a más de 1.300 agricultores. 

La puesta en servicio del ramal posibilitará implantar hasta 54 tipos de cultivos diferentes.

El nuevo servicio permitirá, además, “garantizar el suministro en épocas de estiaje”. Y, posibilitará implantar hasta 54 tipos de cultivos diferentes.

Adicionalmente, los regadíos de Andosilla, San Adrián y Azagra, que “hasta ahora solo tenían concesión de agua en invierno, pasarán a disponer de ella durante todo el año”. Esto permitirá el riego de la viña en verano, época crítica para este cultivo, lo que “mejorará la calidad de las producciones en esta zona”.

En su intervención, Chivite recordó que la reactivación de las obras, tanto en el ramal del Arga como en el Ega, “se sumará el proyecto de la segunda fase, con dos tuberías construidas simultáneamente que permitirán llevar agua de calidad a la Ribera, garantizando las necesidades para consumo humano, de riego e industrial”. En los últimos meses, el Gobierno de Navarra ha realizado diferentes trámites administrativos, entre ellos la actualización de los proyectos en los sectores 2 y 4 (Lerín y Cárcar), por importe de 200.000 euros.

LAS OBRAS EN EL RAMAL DEL EGA

La ampliación de la primera fase de la zona regable del Canal de Navarra consta de diecinueve sectores con una superficie prevista de 15.275 hectáreas, de las cuales “solamente se encuentran ejecutadas y en explotación 6.367 hectáreas” hasta la fecha. Dada su dimensión, constan de sendos ramales de transporte que transcurren paralelos a los ríos que dan nombre, ramal del Arga y ramal del Ega, y de los cuales se alimentan diferentes subsectores de riego.

Las obras se iniciarán en Lerín (sector Ega 2), con la construcción de los diez kilómetros de tubería en esta zona. Asimismo, se construirán dos obras de toma que darán servicio de agua a una zona de Sesma y, “a futuro”, a dos zonas de Lerín. Se prevé que los trabajos en este sector se prolonguen durante diecisiete meses.

De manera simultánea, darán comienzo los trabajos en Cárcar (sector Ega 4) con la construcción de una tubería principal de casi seis kilómetros. Se construirá una obra de toma que dará servicio de agua a la zona de la villa. Asimismo, se construirán catorce kilómetros de la red de riego a presión, 22,6 kilómetros de caminos y seis kilómetros de colectores. Esta actuación tendrá también un plazo de ejecución previsto de otros diecisiete meses.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.

 


To Top